EL BLOG

Mochileando por el Mundo empezó como cualquier otro blog de viajes, con la idea de contar nuestras aventurillas en nuestros viajes para tener a la familia y amigos tranquilos. En julio de 2011 comenzamos el proyecto y, quién lo diría, todavía aguanta como un campeón!

El motivo fundamental de crear el blog fue la vagancia… así, tal cual: en vez de escribir diferentes e-mails a nuestros seres queridos preferimos ir actualizando nuestro estado en el blog, contando por donde estábamos, que lugares habíamos visitado, que nos habían robado o a quien habíamos conocido. Pero también pensando en el futuro, para tener un recuerdo por siempre de nuestro viaje por Asia. Ains ¡pobres inocentes! No sabíamos tooodo el currazo que lleva un blog!

A nuestra vuelta seguimos escribiendo sobre otros viajes que ya habíamos realizado, sobre nuestra vida en Barcelona, sobre otras experiencias, recetas, desventuras, pequeños relatos, idas de cabeza… todo esto mientras ahorrábamos para volver a la ruta 🙂

En 2014 empezamos a oír términos como «monetizar» o «patrocinadores»… ¿en serio se pueden tener ingresos con el blog? Pues parecía que de alguna forma se podía rascar algo para pagar parte de nuestros viajes, así que empezamos a explorar esta opción. Y si, era cierto, a día de hoy tenemos la suerte de haber transformado nuestra pasión para los viajes en un verdadero trabajo, eso si, «suerte» con matices, eh, que esto nos llevó muchos años de teclear sin parar  (y nosotros encantados!),

*sonido de violín mixto a canto de pajaros* Actualmente «Mochileando por el mundo» es uno de los blogs de viajes más leídos y hasta ganamos un premio como mejor blog profesional *sonido de aplausos, en gran parte proveniente de las manos de nuestras madres*

Ir arriba