QUE HACER 2 DÍAS EN ÁMSTERDAM: ITINERARIO PERFECTO

Ámsterdam es una de las ciudades europeas con más personalidad. Lo notas desde el primer momento en que la pisas. Sus bicis, sus casitas, sus tiendas, sus museos… Si tienes pensado visitar la capital de los Países Bajos, sigue leyendo: este es nuestro itinerario de 2 días en Ámsterdam, para sacarle el máximo provecho.

Si quieres más información de Ámsterdam, visita nuestra GUÍA DE UN VIAJE A ÁMSTERDAM

– DÍA 1 –


La primera impresión: free tour!

Una buena manera para romper el hielo con la ciudad es unirte a uno de los muchos free walking tours que hay (ojo, son gratis pero siempre está bien dejar una propina). De mano de un guía podrás conocer lugares emblemáticos de Amsterdam, como la Plaza Dam (donde además se encuentran la iglesia Nieuwe Kerk, el Palacio Real y el Monumento Nacional), el controvertido barrio rojo (aunque el mejor momento para visitarlo es por la noche), la Casa Museo de Anna Frank y al mismo tiempo que te vuelves loco con tu cámara de fotos, podrás empaparte de la historia y curiosidades de la ciudad…

Si no dominas el inglés no te preocupes: hay varias opciones en castellano. Suelen durar unas 2.5h.

Ámsterdam para foodies, o como engordar unos kilillos

Tras esta primera cita con Ámsterdam nos apostamos a que te entrará mucha hambre, en ese caso nada mejor que llevarte a la boca alguna de las especialidades de la ciudad, como el Broodje haring (un bocadillo de arenque crudo con pepinillo y cebollas), sabe mejor de lo que parece y es una opción low cost (se puede encontrar a partir de 3€). Otro de los street food más típicos de la ciudad son las patatas fritas ¡y qué ricas están! Te aconsejamos las de la tienda «Frietsteeg» (Heisteeg 3).

Una parada fundamental para cualquier amante de la comida local tiene que ser en alguna de las muchas queserías de la ciudad. Una opción interesante es  «De Kaaskamer van Ámsterdam», donde podrás probar quesos típicos como Gouda o Edam y alguno más curioso y peculiar como el de trufas o con hierbas aromáticas. Más info.

Dos de nuestro platos holandeses favoritos son las bitterballen, unas croquetas redondas deliciosas que se suelen servir con salsa de mostaza en la mayoría de los Brown cafés de Ámsterdam (otra experiencia foodie muy recomendable!), y la erwtensoep, la sopa de guisantes, que rica está!

Uy casi se nos olvida un consejo fundamental… si los mercados son tu hábitat natural y disfrutas en ellos más que un niño en una tienda de juguetes, apunta este nombre: «Albert Cuyp Market«, el mercado al aire libre más grande de Europa, que se encuentra en el animado barrio Pijp. Más info sobre puestos y horarios.

Alimentar el cuerpo y la mente

Para la mente no hay nada mejor que los museos y créenos, en Ámsterdam no faltan! El único problema es que el tiempo a disposición no es mucho, así que deberemos elegir cual visitar. ¿Nuestro consejo? No te pierdas por nada del mundo el Museo de Van Gogh, uno de los más bonitos que visitamos nunca y que reúne bajo el mismo techo obras como “Los Girasoles”, “Los comedores de patatas” o “El Sembrador”. Una auténtica pasada.

Otros museos muy recomendable son el Rijksmuseum, donde podrás dar un salto al pasado holandés y disfrutar de obras maestras como “La Ronda de noche” de Rembrandt o “La lechera” de Johannes Vermeer, entre otras. El Stedelijk Museum de arte contemporaneo. O el NEMO, el museo de ciencia, perfecto si estás de viaje con los peques de la casa.

¿Plan para la noche?

En este punto ya deberíamos estar de acuerdo en que Ámsterdam no es solo coffee shops, pero habrá que visitar por lo menos uno, ¿no? Hay mil y una listas con los mejores coffee shops de Ámsterdam, nosotros tenemos claro nuestro favorito: el Bulldog The First (hay 5 en la ciudad, este está en Oudezijds Voorburgwal, 90). Fue uno de los primeros en abrir sus puertas (1974) y tiene mucha personalidad.

¿No sabes lo que es un coffee shop? Muy sencillo, aunque nada común. Son cafeterías donde, junto a un café, un batido, un refresco o una bebida energética, puedes comprar y fumar hachís o marihuana. Ojo: solo es legal hacerlo dentro de estos bares!

En los coffee shops no venden alcohol, pero que no cunda el pánico, puedes ir a uno de los muchos cafés marrones de la ciudad, las típicas tabernas holandesas que toman ese nombre por el color de su madera. Aunque si hay un sitio que vuelve locos a los amantes de la cerveza (Heineken Experience aparte) es la Browerij’t IJ, donde se pueden probar cervezas artesanales en un verdadero molino holandés. Más info.

– DÍA 2 –


Si eres más bien urbanita y te has quedado con ganas de conocer más en detalle Ámsterdam te proponemos estos tres planes:

1- Recorrer Joordan, el barrio bohemio de la ciudad, con sus canales, sus tiendas y su ambiente encantador y sorprendente (no te olvides de subir a un crucero por los canales de Ámsterdam, desde el agua la ciudad se contempla desde otro punto de vista). También te aconsejamos perderte por el barrio judío, uno de los más interesantes de Ámsterdam, donde podrás conocer algo más de la historia pasada en el Museo Histórico Judío o en la Sinagoga Portuguesa.

2- Pasar la resaca en algún parque, como el Vondelpark, el pulmón verde de la ciudad, o el Rembrandtpark y el más pequeño Sarphatipark. Todos cerca del centro.

3- Visitar algún que otro mercadillo, como el Waterlooplein, el más grande de la ciudad donde encontrar chollos de ropa, discos, artesanía y viejos libros. Otro mercado imperdible es el Bloemenmarkt, el mercado de las flores (imprescindible hacerte con unos bulbos de tulipanes para plantar en tu jardín, o balcón).

Un plan alternativo, para los más inquietos, es hacer una excursión a algún pueblo de los alrededores de Ámsterdam. ¿Nuestros consejos? Elegir entre estas dos excursiones:

  • Zaanse Schans, una zona llena de molinos que parece sacada de un libro de cuentos del siglo pasado.
  • Volendam, uno de los pueblos más bonitos de Holanda, famoso por su puerto pesquero, sus casas de colores y sus estrechas callejuelas.

Y si son las dos en una única excursión… mejor!

Y un último consejo: vuelve… Ámsterdam es una ciudad genial que merece ser descubierta (y disfrutada) una y otra vez.

* Photocredit: Shutterstock

¿Donde alojarse en Ámsterdam?

Nosotros nos quedamos en The Albus Hotel. Es un coqueto hotel en el mismísimo centro de Ámsterdam, con decoración de diseño y habitaciones super completas y cómodas. Eso si, es un caprichito que cuesta un dinero, pero muy bien gastado!

→ Aquí tienes más info sobre el The Albus Hotel

Además tiene un restaurante de autor, con un menú degustación impresionante. Cenamos aquí nuestra última noche y fue el broche perfecto a nuestro viaje a Ámsterdam. Se llama Senses Restaurant.

Nuestras recomendaciones

Vuelos baratos a Ámsterdam: http://bit.ly/2Nz1RJg

Alojamiento barato en Ámsterdam: https://booki.ng/2Nz21jQ

Alójate con Airbnb y consigue 25€ de descuentohttps://www.mochileandoporelmundo.com/ir/airbnb

Actividades en español en Ámsterdam: http://bit.ly/2LGNBh5

Alquila un coche con los mejores descuentos: http://bit.ly/2xGxOrc

Seguro de Viaje IATI con un 5% de descuentohttp://bit.ly/29OSvKt

Artículos sobre Ámsterdam

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellenando este formulario nos estás proporcionando datos de carácter personal que serán tratados de forma segura, cumpliendo con el RGPD (Reglamento General de Protección de Datos). La legitimación se realiza a través de tu consentimiento explícito, marcando la pestaña de aceptación. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realices en este blog. Los datos estarán ubicados en los servidores de Webempresa, el proveedor de hosting de Mochileando por el Mundo (política de privacidad de Webempresa). Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y eliminación definitiva de los datos. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra política de privacidad.

Ir arriba