LAS MEJORES 20 COSAS QUE VER Y HACER EN MARRUECOS

cosas que ver y hacer en marruecos

¿Estás planificando un viaje por Marruecos y no sabes por dónde empezar? En este post te vamos a contar cuales son, para nosotros, las mejores 20 cosas que ver y hacer en Marruecos.

Marruecos es uno de los destinos más exóticos e interesantes del planeta, y los europeos disfrutamos de la gran suerte de tenerlo a un pasito de casa! Nosotros estuvimos unos cuantos años planificando una rutita por allí, pero no fue hasta 2019 cuando por fin lo visitamos ¡Gran error! No nos preguntes porqué, no tenemos justificación, y más cuando ese país ofrece todo lo que nos gusta: rica gastronomía, vida callejera, palacios que parecen salir de un cuento de Las mil y unas noches, paisajes alucinantes y la cálida hospitalidad musulmana. ¿Listo para saber los lugares imprescindibles que visitar en Marruecos? Aquí van!

1. Tanto para un viaje de varias semanas como para una escapada de un par de días, Marrakech es un imprescindible de Marruecos. Piérdete por el caos de su medina, únete a un tour gratuito, regatea en sus zocos, y termina subido a una azotea, disfrutando de un de los mejores atardeceres de tu vida con una té a menta en la mano. Aquí te contamos todo lo que ver y hacer en Marrakech.

2. Acércate a Ait Ben Haddou, el ksar más famoso, fotografiado y bonito de todo el país. Allí se rodaron taquillazos de la talla de Gladiator o Juego de Tronos (¡aupa esa Cersei!). Y no nos extraña, caminando por el interior de sus murallas, entre sus callejuelas de adobe y piedra, es como catapultarse a un tiempo y un lugar completamente extraños. En este post te damos unos consejos para visitar Ait Ben Haddou.

3. Pasar al menos una noche en el desierto del Sahara es una de las grandes experiencias que todos deberíamos vivir al menos una vez en la vida. Cuando el sol se pone tras las dunas, y las estrellas comienzan a multiplicarse sobre tu cabeza, te sentirás minúsculo y afortunado. Y es que el desierto tiene el poder de hechizar hasta al tipo más duro. En Marruecos además tendrás la opción de dormir en un campamento en las dunas del Sahara en varios puntos: los más famosos son el desierto de Erg Chebbi (en Merzouga), y el desierto de Erg Chigaga (en Zagora). Se pueden visitar por libre (contratando la noche en el campamento allí), pero también hay excursiones desde Marrakech.

Nosotros visitamos y disfrutamos ambos. Aquí te contamos qué desierto visitar en Marruecos: ¿Erg Chebbi o Erg Chigaga?

4. La ciudad de Fez es sin duda una de las más interesantes de Marruecos. No solo por su entramada y laberíntica medina (dicen que es la medina más grande del mundo), el barrio judío nos pareció súper auténtico y para rematar, nos quedamos en un riad precioso, donde nos sentimos como dos sultanes XD. Fue nuestra última parada del viaje y no podría haber sido mejor! Aquí te contamos 25 cosas que hacer en Fez.

5. Otra de las mejores cosas que ver y hacer en Marruecos es sumergirse en su lejano pasado en el parque arqueológico de Volubilis, probablemente las ruinas romanas mejor conservadas del norte de África. Hasta aquí extendió sus dominios el Imperio Romano, y uno jamás se espera encontrar restos de mosaicos, columnas, termas o arcos romanos en mitad de Marruecos. Te contamos cómo visitar Volubilis.

lo mejor que hacer en Marruecos

6. A poquitos kilómetros de allí y sobre una colina, está Mulay Idrís, una ciudad sagrada (y nada turística) que se puede visitar en un par de horas. Hay un minarete circular de lo más curioso, un par de miradores que ofrecen vistas sublimes de la ciudad y el Mausoleo de Idrís I, reconocido como bisnieto del profeta Mahoma y una figura importantísima en la historia del país. Aquí te contamos que hacer en Mulay Idrís en un día.

7. Al sur de encontramos Meknes, una de las cinco ciudades imperiales de Marruecos y sin duda merecedora de una parada si tus pasos te llevan a esta zona del país. Lo mejor es disfrutar del atardecer en la azotea de la Terraza de Pavillon Des Idrissides, con la increíble puerta Bab El Mansur y la animada Plaza El Hedim ante tus ojos. Y cuando el sol se pone, los minaretes de todas las mezquitas comienzan a inundar la ciudad con la llamada al rezo, para nosotros el momento más mágico del día. Aquí te contamos todo lo que ver y hacer en Meknes.

8. Casablanca suele pillar un poco a desmano en un típico viaje por Marruecos, pero tiene un aliciente bien importante: se puede visitar una mezquita abierta a los turistas, la del Rey Hassan II, hecho bastante raro en todo el país. Lo más increíble es su localización, justo al lado del mar… aunque su minarete de más de 200 metros de alto también capta la atención.

9. Alquilar un coche en Marruecos es toda una aventura y te dará la libertad necesaria para conocer rincones espectaculares del interior del país. Uno de ellos es la Garganta del Todra, en la Cordillera del Atlas. No dejes de recorrer los 300 metros que atraviesan una enoooorme grieta, que parece más el corte de una gigantesca hacha en la roca que la propia erosión del rió sobre la montaña. Aquí te contamos nuestra visita a la Garganta del Todra.

10. En el roadtrip tampoco puede faltar la Garganta del Dadés, donde tendrás que agarrarte a lo que puedas para ascender por la famosa carretera serpenteante que culmina en el restaurante-hotel Timzzillite Chez Mohamed. Este fue nuestro paso por la Garganta del Dadés.

Lo mejor de Marruecos

11. Uno de los pueblos más conocidos y fotogénicos de Marruecos es Chefchaouen, con sus paredes azules y sus laberínticas calles. Es otra de las grandes deudas que tenemos con Marruecos… ojalá podamos ir pronto!

12. Las Cascadas de Ouzoud son uno de los enclaves naturales más espectaculares de Marruecos. Y sí, si te estás preguntando si puedes darte un baño… puedes (aunque el agua está helada!). Hay tours desde Marrakech que te llevan y te traen, pero lo ideal sería alquilar el coche y aprovechar para hacer más visitas.

13. Algo que hacer casi sin querer en Marruecos es disfrutar de su gastronomía. Aunque ojo, a nosotros nos defraudó un poco: es cierto que los sabores nos encantaron pero nos pareció algo repetitiva. En casi todos los sitios había siempre tajine, cous cous o bocadillos y claro, comer esto durante 3, 4 o 5 días es genial, pero hacerlo durante 3 semanas, uff, se nos hizo algo pesado. Seguro que ha sido culpa nuestra por, quizás, no saber buscar bien. Lo que sí tenemos claro es que los tajines son deliciosos y ahora mismo nos comíamos uno (ains, ese cordero con albaricoque y almendras).

14. Otra de las experiencias que vivir en Marruecos es alojarse en un riad. Da igual donde, pues se encuentran en casi todos los lugares turísticos, aunque está claro que algunos de los más impresionantes están en Marrakech y Fez. Se trata de los típicos hotelitos marroquíes, con un patio interior alrededor del cual se distribuyen las habitaciones (que no suelen ser más de 4 o 6). Nosotros nos enamoramos del Riad Meyssane, donde pasamos 5 días estupendos en Fez, aunque nos encontramos muy a gusto en todos los alojamientos: la hospitalidad de los países musulmanes es algo impagable.

15. Otra ruta muy recomendable es la conocida como “Ruta de las Mil Kashbas”, que atraviesa algunos de los parajes más sugestivos del corazón de Marruecos. Las paradas serán infinitas, sobre todo para conocer un buen puñado de kasbahs, unas construcciones fortificadas típicas de la zona sur de Marruecos. Para nosotras las tres imprescindibles son: la Kasbah de Amridil cerquita de Skoura, la Kasbah Taourirt en Ouarzazate, y la Kasbah Telouet en el Valle de Ounila (además de la ya nombrada Ait Ben Haddou).

que ver y hacer en Marruecos

16. Hay quien la llama “La Ciudad Blanca”, otros simplemente Tetuán, que hasta 1956 fue capital del protectorado español. No es un enclave muy turístico, pero eso no quiere decir que no merezca la pena: pasear por la medina, curiosear en los zocos y descubrir una de las ciudades más interesantes del norte de Marruecos es lo que te espera.

17. Y cómo olvidarnos de Tánger, la puerta de entrada a Marruecos al otro lado del Estrecho de Gibraltar. Cosmopolita, llena de personalidad y con un plus importantísimo: tiene vuelos baratos y puerto! Así que no tienes excusa para comenzar tu viaje por Marruecos desde aquí 😉

18. Nosotros no fuimos (aún) pero nos queda claro que Essaouira es una de aquellas paradas que no deberían faltar en un viaje a Marruecos. Es la perla de la costa, hogar de muchos expats que se enamoraron de sus playas y su ambiente y nuestro gran pendiente! No está lejos de Marrakech y hay tours que te llegan en el día.

19. Y si has llegado hasta allí ¿por qué no viajar un poquito más al sur? Pasarás por la popular Agadir, uno de los epicentros del turismo de playa, el pueblecito de Sidi Ifni, que fue territorio español hasta ek año 1969, y la Playa de Legzira con sus impresionantes arcos.

20. ¿Ganas de más? Continua por el Litoral Atlántico en un viaje dentro del viaje, lento y tranquilo. Pasando por acantilados de rocas rojizas, playas infinitas y salvajes y pueblecitos marineros y otras ciudades más grandes como El Yadida o Assilah. A poder ser en caravana (si no es mucho pedir) 😛

Seguro que nos dejamos muchas más cosas que ver y hacer en Marruecos, como conocer la capital, Rabat, desconectar en un hamman o perderse en el palmeral de Zagora… Pero estas 20 son un buen comienzo, ¿no? ¿Has estado en Marrueco? ¿Cuáles son para ti los imprescindibles?

seguro iati descuento

Ahorra en tu viaje
Consigue vuelos baratos a Marruecos aquí
Encuentra alojamiento a los mejores precios aquí
Regístrate en Airbnb y consigue hasta  34€ de descuento aquí
Reserva actividades en español en Marruecos aquí
Contrata el seguro de viaje IATI con un 5% de descuento aquí
Reserva los traslados desde el aeropuerto aquí
Averigua cómo sacar dinero en el extranjero sin comisiones aquí
Compra una tarjeta SIM con descuento para viajar con internet aquí
Alquila un coche con las mejores ofertas aquí
Compara precios en el alquiler de la furgoneta aquí
Los mejores libros y guías de viaje aquí
Todos nuestros artículos sobre Marruecos

que ver y hacer en marruecos

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellenando este formulario nos estás proporcionando datos de carácter personal que serán tratados de forma segura, cumpliendo con el RGPD (Reglamento General de Protección de Datos). La legitimación se realiza a través de tu consentimiento explícito, marcando la pestaña de aceptación. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realices en este blog. Los datos estarán ubicados en los servidores de Webempresa, el proveedor de hosting de Mochileando por el Mundo (política de privacidad de Webempresa). Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y eliminación definitiva de los datos. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra política de privacidad.

Ir arriba