LAS 15 MEJORES COSAS QUE VER Y HACER EN LOS PAISES BAJOS

que ver y hacer en los paises bajos

Molinos de viento, campos cubiertos de tulipanes, ciudades atravesadas por canales y miles de bicicletas. Con esta breve descripción seguro que ya sabes de qué país estamos hablando ¡Correcto! Y por el título también, claro 😉 Si estás buscando ideas de cosas que ver y hacer en los Países Bajos (que no Holanda), vamos a contarte los que, para nosotros, son los 15 planes imprescindibles y lugares que visitar en tu primer viaje.

¿Estás listo? Pues tendrás que esperar un minutito, porque antes vamos a aclarar algo…

¿Holanda o Países Bajos? ¿Es lo mismo? Rotundamente no: hay una diferencia sustancial… Holanda es una región de los Países Bajos (en realidad son dos: Holanda meridional y Holanda septentrional) por lo que si nos referimos a la nación, tenemos que llamarla Países Bajos.

Ahora sí que estás listo para descubrir las 15 mejores cosas que ver y hacer en los Países Bajos:

que visitar en los paises bajos

1. Cualquier viaje a los Países Bajos debería empezar por su ciudad bandera: Ámsterdam. Lejos de su aura “gamberra” (los coffee-shops y el barrio rojo desvían demasiado la atención), sin duda es una de las ciudades más bonitas de toda Europa.

Serán por los canales, por la inmensa oferta cultural, serán las casas de ladrillos marrones, las flores o el constante vaivén de bicis… pero Ámsterdam es uno de esos sitios especiales que conquistan a todo el que lo visita. En este post te contamos 30 cosas que ver y hacer en Ámsterdam.

2. De la capital del país pasamos a uno de sus grandes iconos: los molinos de viento. Aunque hay varias zonas donde contemplar estas históricas construcciones, te recomendamos una excursión a Zaanse Schans, un pueblecito con varios de estos tradicionales molinos holandeses (algunos con más de 200 años) alineados en la orilla del río Zaan. Se encuentra a apenas 20 km de Ámsterdam y es muy sencillo llegar por libre, o bien con una excursión como esta con guía en español (o con una excursión en barco para hacerlo todavía más interesante!).

Pero sin duda, la mayor concentración de molinos en los Países Bajos se encuentra en el pueblo de Kinderdijk, cerquita de Róterdam, un enclave pintoresco donde se conservan perfectamente 19 molinos construidos entre 1738 y 1740 que hoy en día son Patrimonio de la Humanidad.

3. Si te animas a visitar Zaanse Schans aprovecha la excursión para acercarte a otro pueblo que merece la pena: Volendam. Lo mejor allí es perderse por sus callejuelas que serpentean entre las viejas casas de pescadores (la zona del puerto es fantástica), y dejarse conquistar por el ambiente bullicioso y relajado al mismo tiempo.

4. Cerquita de allí podremos dar el salto a Marken, una pequeña península repleta de pintorescas casas de madera de color verde, marrón y azul oscuro. No te la pierdas, que mola mil.

Hay un tour bueno, bonito y barato que sale desde Ámsterdam y en un día te lleva a recorrer Zaanse Schans, Volendam y Marken. Merece la pena si quieres conocer estos tres lugares acompañado por un guía que habla castellano. Aquí te dejamos más info.

5. Aquellos que se consideran urbanitas sin remedio deberían incluir Róterdam en su viaje por los Países Bajos. La segunda ciudad más grande del país es una ciudad viva, animada y con más cosas que visitar de las que puedas imaginar, entre ellas el puerto más grande de toda Europa. Si todavía necesitas una razón de peso, te la damos: las casas-cubo o, mejor dicho, las Kubuswoning del arquitecto Piet Blom. Un conjunto de 32 casas que, como bien supones, parecen unos cubos amarillos. La verdad es que son suuuper fotogénicas.

Consejo: apúntate a este free tour por Rotterdam para conocer rápidamente sus lugares más interesantes, curiosidades y algo sobre su historia. En español!

Róterdam

6. Conocida como “la pequeña Ámsterdam”, Delft es famosa por su inimitable cerámica azul, que según dicen, es de las mejores del mundo. Pero más allá de eso, la ciudad es perfecta para pasar un día, recorriendo su coqueto casco histórico, mercados y cafeterías. Además, es el lugar de nacimiento del pintor Johannes Vermeer (sí, el de “La joven de la perla”) así que si eres un seguidor del artista seguro que reconoces rincones de la ciudad tras haberlos vistos en sus cuadros.

7. Los Países Bajos regalaron al mundo artistas de la talla de Van Gogh, Rembrandt, Vermeer, Mondrian (…), si el arte es una de tus pasiones, tendrás una ocasión única para conocer más acerca de estos grandes nombres. ¿Dónde? Por ejemplo en el Museo de Van Gogh en Ámsterdam, uno de los mejores museos que vimos nunca. También en el Rijksmuseum, donde te rodearás de las mejores obras de la Edad de Oro neerlandesa. O el pueblo de Nuenen, en el que Van Gogh residió durante años y pintó algunas de sus obras célebres.

8. Si eres más de saborear la gastronomía local que del postureo Instagram, apunta este nombre: Edam. No solo es un queso, es también una ciudad que, sí, podríamos clasificar como la capital mundial del queso XD. Y una vez aquí no puedes dejar de visitar el Mercado del Queso (y, of course, llevarte a casa un souvenir foodie tó rico). Y ¡curiosidad! Hasta han creado un museo del queso bien interesante.

¿Te has quedado con más ganas de turismo “quesofilo”? Entonces apunta una parada extra: Gouda te espera también! Parece que estamos recorriendo las estanterías del Mercadona, pero es en serio.

9. Estamos seguros de que has escuchado alguna vez que Ámsterdam es la Venecia del norte, aunque la realidad es otra. El pueblecito de Giethoorn, que se encuentra a unos 120 km de la capital holandesa, es la verdadera “Venecia de los Países Bajos”. Y aunque para nosotros Venecia es única e inimitable, es cierto que este rinconcito de canales, casitas y jardines, tiene el encanto bucólico de los lugares que pertenecen a otra época. Parece sacado de un cuento!

Así que ya sabes… esta es una de las mejores excursiones desde Ámsterdam.

10. Otro de los símbolos de los Países Bajos son los tulipanes, que cada primavera tiñen sus campos de miles de colores. ¿Te apetece vivir desde dentro ese espectáculo? Uno de los mejores lugares para ello es el parque Keukenhof, donde se plantan ni más ni menos que 7 millones de bulbos cada año! Eso sí, ten en cuenta que solo abre 8 semanas entre marzo y mayo.

parque de Keukenhof Países Bajos

11. A solo media horita de Ámsterdam, Utrecht es otro de los lugares que visitar en los Países Bajos. Ofrece un sinfín de posibilidades para pasar uno o dos días entretenido: canales, iglesias, museos (hay literalmente hasta bajo tierra), cafés, y una torre que te dejará loco: la Torre Dom.

12. La capital de los Países Bajos es Ámsterdam, pero su centro político y administrativo se encuentra en La Haya y, aunque a nivel turístico no nos parece la ciudad más bonita del país, sí que tiene sus puntazos. Para empezar te recomendamos visitar el Mauritshuis, el museo más importante de La Haya, que contiene “La joven de la perla” de Vermeer, entre otras obras de grandes pintores. Y por supuesto La Haya es famosa por ser la sede de la Corte Internacional de Justicia de las Naciones Unidas.

13. Una de las cosas más originales que ver y hacer en los Países Bajos es subirte a un barco y poner rumbo a las Islas Frisias, en pleno Mar del Norte (obvio). Leído así, suena como a una súper aventura en la que terminaremos con las cejas congeladas, pero nada más lejos de la realidad. Estas islas se extienden paralelas a la costa, solo a unos pocos km de distancia, y ofrecen un montón de planes. Deportes acuáticos, rutas de senderismo, buscar y observar aves o tumbarte en la arena y hacer el vago (que también hay que dedicarse al arte del “dolce far niente” de vez en cuando).

14. La ruta por las grandes ciudades de los Países Bajos se completa con la bonita e histórica Maastricht. Aquí te espera, entre otras cosas, la basílica más antigua del país (Basílica de San Servacio), o una de las librerías más bonitas del mundo (Boekhandel Dominicanen) que, curiosamente, se encuentra dentro de una antigua iglesia. Por cierto ¿sabías que Maastricht es famosa por su carnaval?

15. Por último, no se conoce del todo un país sin antes darle un bocado. En los Países Bajos deberás probar al menos estas tres especialidades culinarias:

  • Stamppot: un estofado con diferentes ingredientes (chucrut, patata, zanahoria…) acompañado normalmente por una típica salchicha holandesa, que resucita a un muerto.
  • Broodje Haring: un bocadillo que lleva arenque marinado, pepinillos y cebolla (no apto para todos los públicos).
  • Stroopwafels, un postre delicioso, compuesto de dos galletas-waffel rellenas de caramelo.

Y cómo no, ir a un Brown café y tomar una cerveza fresquita con unas bitterballen, unas albondiguitas la mar de ricas. Sin duda, una de las mejores cosas que ver y hacer en los Países Bajos y de nuestras favoritas!

bitterballen Ámsterdam

Estas 15 son para nosotros las mejores cosas que ver y hacer en los Países Bajos, pero seguro que nos hemos olvidado muchas más… ¿conoces otros lugares imprescindibles que visitar? ¿Cuáles son los rincones con más encanto, según tu opinión? ¡Qué ganas de regresar a Holanda… uy, digo ¡Países Bajos!

seguro iati descuento

Ahorra en tu viaje
Compara y consigue vuelos baratos aquí
Encuentra alojamiento a los mejores precios aquí
Regístrate en Airbnb y consigue hasta 40€ de descuento aquí
Reserva actividades y excursiones en español aquí
Contrata el seguro de viaje IATI con un 5% de descuento aquí
Reserva los traslados desde el aeropuerto aquí
Regalo de 5€ reservando el transporte por Europa aquí
Averigua cómo sacar dinero en el extranjero sin comisiones aquí
Compra una tarjeta SIM con descuento para viajar con internet aquí
Alquila un coche con las mejores ofertas aquí
Compara precios del alquiler de furgonetas aquí
Los mejores libros y guías de viaje aquí
Todos nuestros artículos sobre Países Bajos

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellenando este formulario nos estás proporcionando datos de carácter personal que serán tratados de forma segura, cumpliendo con el RGPD (Reglamento General de Protección de Datos). La legitimación se realiza a través de tu consentimiento explícito, marcando la pestaña de aceptación. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realices en este blog. Los datos estarán ubicados en los servidores de Webempresa (política de privacidad de Webempresa). Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y eliminación definitiva de los datos. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra política de privacidad.

Ir arriba