NUEVA ZELANDA EN FURGONETA: NUESTROS CONSEJOS

Para los que están planeando un viaje por Nueva Zelanda y quieren recorrerla en coche o furgoneta aquí van unos cuantos consejos que pueden resultar muy interesantes… hemos armado una guía con todo lo que necesitas saber si quieres viajar en coche o furgoneta (o autocaravana) por Nueva Zelanda.

1. Si decides comprarla

No es una idea descabellada, comprar una furgoneta en Nueva Zelanda es casi tan fácil como hacer una quiniela. Además el mercado de coches y furgonetas está en constante movimiento, working holidays que caducan, turistas que dejan las islas con dirección Asia, neozelandeses que renuevan su auto. Si tienes intención de analizar esta opción, eEcha un vistazo a este post donde explicamos cómo comprar un coche o furgoneta en Nueva Zelanda sin cagarla demasiado.

2. Si decides alquilarla

Las empresas para alquilar furgonetas en Nueva Zelanda más importantes son: Jucy, Britz, Mighty o United. Recuerda que en temporada baja (de junio a noviembre), los precios serán mucho más bajos! Lo mejor para conseguir los precios más bajos es mirar alguna de las web que comparan entre todas las compañías. Nosotros solemos usar Motorhome Republic.

3. Tercera opción: el relocation

Consiste en mover furgonetas a lo largo del país según las exigencias de la empresa. Normalmente son desde puntos concretos hasta las ciudades más importantes (Auckland, Wellington y Christchurch). Los precios son muy muy bajos, incluso en algunas ocasiones 1NZS al día, aunque el tiempo que te dejan no es demasiado. Hay algunas empresas que incluso incluyen la gasolina y el ferry entre las islas para una persona y la furgoneta. En la web de imoova se pueden ver todas las ofertas de relocations.

4. La inspección del coche: el WOF

Por ley los coches en Nueva Zelanda tienen que haber pasado unas inspecciones periódicas, que controlan que los principales aspectos de seguridad del vehículo y de mecánica estén en condiciones. Cuesta entre 40$ y 80$ y se puede hacer en la mayoría de talleres del país. Después de realizar la revisión te detallan los puntos que necesitas mejorar. A partir de ahí tienes 28 días para repararlo y volver al taller para pasar la prueba (gratis, puesto que ya la pagaste la primera vez). Obvio que si estás de alquiler esto no te interesa.

En algunos talleres te juegas que te pongan muchos puntos negativos para que la reparación (que se suele hacer en el mismo taller) sea más costosa. Intenta encontrar alguno de fiar y pide siempre antes un presupuesto que puedas comparar… La cadena VTNZ y las gasolineras naranjas de G.A.S son bastante fiable.

5. El dichoso impuesto: el REG

Es una manera de pagar los impuestos de circulación. Si  no tienes el REG al día, tu vehículo no está autorizado para circular. El precio depende del tamaño del coche, del tipo de combustible, de la marca y modelo, etc. Suele costar unos 30$ o 35$ por mes. Lo más sencillo es acercarse a cualquier Post Shop con tu tarjetita del REG actual, rellenar el formulario y pagar. Puedes elegir los meses que quieres pagar por adelantado, sale un poquito más barato si pagas 3 o 6 meses de una vez. Esto tampoco es un punto que interese al que alquila el coche o furgoneta.

6. ¿Dónde estoy permitido aparcar y pernoctar?

En los últimos tiempos se están poniendo muy cabroncetes a la hora de permitir a las campervans pasar la noche en cualquier lugar público. Digamos que para seguir una norma básica, solo podrás estacionar y dormir en los sitios que SI están permitidos. Pero, ¿cómo saber que sitios son esos? Dos opciones:

  • I-SITE: oficinas de turismo con mogollón de información sobre la zona. Están en cualquier población mediana y son muy útiles para pedir mapas y la localización precisa de algún punto. Pero no son de mucha ayuda si quieres preguntar por sitios gratis donde dormir, pues suelen enviarte a los campings de pago, tanto de empresas privadas como los DOC. En algunas ocasiones se puede pernoctar en su aparcamiento.
  • Descargarse alguna aplicación: es lo que recomendamos. Dos aplicaciones que van bien son CamperMate y sobre todo WikiCamps NZ (esta última es de pago, pero es una miseria, como 1,20 $). Buscas en el mapa los sitios donde se puede dormir, mira que sea para «non self-contained», o sea que no tienes water dentro de la furgoneta, y revisa los comentarios. Algunos son lugares espectaculares!

7. No olvides estas tres letras: DOC

Es el Department of Conservation, se ocupa de mantener los parques naturales y proteger el medio ambiente en Nueva Zelanda. Ha creado unos espacios (no podemos llamarlos campings) adecuados para las campervans, con unas mínimas facilidades: baños, agua corriente, mesas de picnic… Dependiendo del sitio y de las instalaciones son de pago o no (los de pago van de 6$ a 10$ por persona y noche que hay que depositar en unas «cajas de confianza» cuando llegas al sitio).

8. Electricidad

La mejor opción para ir recargando los aparatos electrónicos son las bibliotecas. En las aplicaciones que os hemos puesto antes aparecen todas las bibliotecas públicas donde poder recargar. Otra opción son los restaurantes, los i-site e incluso hemos llegado a recargar en algunos baños públicos.

9. Internet

Otro de los problemas gordos! La respuesta es casi la misma que para el apartado anterior: bibliotecas! Hay muchas repartidas por el país y en la mayoría tienen internet gratis ilimitado, aunque nos hemos encontrado algunas con limites de tiempo o megas. También puedes hacer uso de las wifis del Burguer King, McDonalds & CO.

Una buena opción es sacar una tarjeta SIM con la compañía Spark, con la que tienes 1Gb al día conectándote en los «hot spots» de la compañía (son cabinas rosas que hay por las ciudades). Ya te hemos contado como comprar una tarjeta SIM en Nueva Zelanda.

10. Baños

Tranquilo y sobre todo tranquila (los hombres nos apañamos mejor en este punto), no vas a tener que hacer pipi entre dos coches, rememorando tus años de borrachillo/a en tu pueblo. En Nueva Zelanda otra cosa no, pero baños públicos hay los que quieras! En cada pueblo hay mínimo uno, y casi siempre esta abierto las 24 horas. Verás las señales que lo indican, como si estuvieras dentro de un centro comercial. Los baños en ocasiones se han convertido en una atracción turística de por sí, como los de Kawakawa.

Para la ducha es algo más complicado, nosotros nos calentábamos agua con el camping gas y llenábamos parte de un cubo, nos metíamos a los baños (siempre que tuvieran desagüe en el suelo) y allí mismo nos lavábamos. Para hacer la colada pues más de lo mismo.

¿Qué, tu también te animas a recorrer Nueva Zelanda en coche o furgoneta?

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

3 comentarios en “NUEVA ZELANDA EN FURGONETA: NUESTROS CONSEJOS”

Los comentarios están cerrados.

Ir arriba