CÓMO COMPRAR UN COCHE EN NUEVA ZELANDA

Este es uno de los capítulos más delicados de tu puesta a punto en Nueva Zelanda. Comprarte un coche! Aunque no es tan complicado como parece y como en realidad es en nuestros países. A continuación vamos a intentar explicar los pasos para comprar una furgoneta en Nueva Zelanda:

PASO 1: licencia de tráfico

Si quieres conducir en Nueva Zelanda tendrás que tener una licencia válida: el carnet de conducir internacional, por ejemplo. Si solo tienes la licencia de tu país puedes llevarla para que un traductor oficial te redacte un certificado. Obviamente también puedes sacar el carnet de conducir neozelandés, pero vamos es una pérdida de tiempo y dinero si solo planeas estar un periodo de tiempo limitado.

Para sacar la licencia de tráfico internacional basta con que vayas a una oficina de Tráfico con tu carnet de conducir y una foto (recuerda pedir cita previa), rellenes el formulario adecuado (en un minuto se hace), pagues la tasa en cash o con tarjeta (unos 10€) y listo! Así de fácil. El carnet internacional es válido para un año.

PASO 2: encontrar la furgoneta perfecta

Nosotros necesitábamos una furgoneta donde poder dormir y equipada para cocinar. Pero, ¿dónde encontrarlas? Hay webs de anuncios donde cada día se publican diferentes vans (furgonetas). Echa un vistazo, haz los filtros y contacta por email o por teléfono con los propietarios. En muchos casos al lado del precio aparecen las siglas O.N.O (or near offer) lo que significa que el precio es negociable. Algunas de las webs son: gumtree, trademe, backpackerboard o autotrader. En Facebook también hay grupos donde se publican diariamente anuncios particulares.

Otra opción son las “car fairs“, o ferias de coches, donde los vendedores se reúnen (pagando una tarifa de unos 30$) para ofrecer sus coches. Nosotros la encontramos allí y vimos bastantes buenas ofertas. En Auckland hay varias, normalmente los sábados o los domingos por la mañana. Algunas son la Auckland City Carfair los sábados o la Ellerslie Carfair los domingos.

PASO 3: aspectos a tener en cuenta

Hay algunos conceptos con los que tienes que empezar a familiarizarte a la hora de comprar un coche en Nueva Zelanda, como son el REG o el WOF. Además del tema mecánico: nosotros no sabíamos mucho de mecánica (por no decir nada), pero a base de buscar información y comparar anuncios, se nos han quedado unas pequeñas nociones. Esto es lo que tienes que tener en cuenta antes de decidirte:

1. REG en regla. Es una tasa que hay que pagar, como un impuesto de circulación. Cuesta en torno a los 30 o 35 $ por mes y se puede pagar por 1 o varios meses, saliendo más rentable si lo haces por varios. En cualquier Post Shop u oficina de AA (The Automobile Association), VINZ (Vehicle Inspection New Zealand) y VTNZ (Vehicle Testing New Zealand) lo hacen.

2. WOF en regla. Es la “waranty of fitness”, o una especie de ITV. Hay que pasarla cada 6 meses para vehículos viejos. Suelen revisar que el coche no es un peligro (temas de seguridad como cinturones, luces, frenos, neumáticos, etc). Si cuando la pasas no está ok te dirán qué cosas tienes que cambiar y tendrás un periodo de 28 días para regresar y pasarla. En muchos talleres lo hacen y cuesta entre 40$ y 80$.

3. Historial del coche (car history checks). En este informe se detalla información importante como el histórico de propietarios, el kilometraje en cada WOF pasado, si ha tenido algún problema con la ley… Este tipo de vehículos habrán pasados por cantidad de manos. Lo mejor es elegir alguno que no haya sido comprado y vendido muchas veces. En la web carjam poniendo la matrícula puedes obtener un primer informe gratis, y pagando 20$ uno más detallado.

4. Facturas de las últimas reparaciones (bills of mechanical check). Importante el último cambio de aceite y filtros, frenos, correa de distribución, batería… Todo lo que haya sido cambiado hace poco será dinero que te ahorras en futuras reparaciones!

5. Chain VS Cambelt. Esto es uno de los factores diferenciadores para comprar el coche. Si el coche lleva “chain” significa que tiene cadena de distribución y por tanto no es necesario ser reemplazada cada X mil kilómetros, en teoría debería durar la vida del motor. Si lleva “cambelt” el coche tiene correa de distribución, la cual tiene que ser cambiada cada X mil kilómetros o cada X años, dependiendo de la marca (80.000 – 120.000 o una cosa así). Si el coche es de cambelt, es muy importante que exista la factura del último cambio, pues te arriesgas a que pete y cargarte el motor, o bien tener que cambiarla tu, por un precio bastante elevado (en España cuesta unos 400€).

6. Marca, año de fabricación y kilometraje (odometer). Las vans mas comunes aquí son las Toyota Estima y las Nissan Serena. Nosotros nos decantamos por la primera porque, al parecer, son muy duras y fiables. Además en cualquier taller de aquí tienen piezas de este modelo y las reparaciones son baratas. No hace falta decir que cuanto más nuevas y menos km mejor.

7. Hacer una prueba de conducción (drive test). Cuando quedes con el propietario primero comprueba como está el coche exteriormente, revisa que los neumáticos no sean muy viejos, que las luces van, que el interior esta más o menos cuidado, mira el motor a ver que tal pinta tiene (esto para mi es como si mirara un partido de rugby, que no me entero)… Luego anímate y condúcelo un rato. Comprueba que no sale ninguna luz de emergencia y arranca! Intenta acelerar a tope a ver cómo responde, da pequeños frenazos para comprobar el estado y el sonido de los frenos, atento a la facilidad para girar para ver si funciona el ABS…

8. Revisión antes de compra en un taller (prepurchase car inspeccion). Si quieres confiar en un profesional puedes llevar el coche a un mecánico para que te haga una revisión de los elementos fundamentales. El precio puede estar sobre los 150$.

Si todo está en regla (bueno, no seas demasiado quisquilloso, piensa que la van que estas comprando tendrá como 20 años!!) manos a la obra!

PASO 4: burocracia

En Nueva Zelanda los papeles para comprar un coche son muy sencillos. Vete a una Post Shop (o sea una oficina de tráfico) con el propietario y rellena dos papeles:

  • El “MR13B, Notice of acquisition of motor vehicle” con tus datos.
  • Y el “MR13A, Sold/disposed of your vehicle” que tendrá que rellenar el antiguo dueño.

Pagas la tasa de 9 dólares y voila! Ya eres el nuevo propietario! Te darán una tarjetita que te acredita como tal y tendrás que guardar como oro en paño.

PASO 5: pago

Paga al tipo que te la vende, que se quedará contentísimo y a rodar con ella por las carreteras de Nueva Zelanda!

Esperamos que nuestros consejos sobre cómo comprar un coche en Nueva Zelanda te hayan sido de ayuda 🙂

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

13 comentarios en “CÓMO COMPRAR UN COCHE EN NUEVA ZELANDA”

  1. que bueno chicos,que buena experiencia,esperamos ansiosos nuevos post,que vaya todo bien y esperemos que prontito nos cuenten asadito mediante jugosas anecdotas
    Abrazo desde Buenos Aires de Flor y Fer,a quienes han ayudado muchisimo en el reciente viaje por el sudeste asiatico

  2. Que pasa si compro un auto que se suponía estaba en buenas condiciones y resultó no ser así. Hay alguna ley que me ampare para devolverlo? El carro lo compre hace 4 días y tenía problemas eléctricos entre otras cosas que no podía darme cuenta. Que debo hacer? El vendedor no quiere hacerse cargo del tema. Hay alguna manera que pueda recuperar mi dinero?

    1. Hola. Pues creo que no hay nada que hacer. Antes de comprar el coche, recomiendo hacer una revisión en un taller llamada “pre-purchase car inspeccion” si no se tiene mucha idea de mecánica. Pero ya habiéndolo pagado y todo… supongo que el antiguo dueño se lavara las manos. Es una faena, la verdad, pero te animamos a que no te estropee el viaje y sigas adelante con todos los planes. Un abrazo

    1. Hola María, muchas gracias por tu comentario. Nosotros no lo llevamos a una feria para venderlo, aunque perfectamente podrías. Nosotros pusimos carteles en algunas bibliotecas, anuncios en las webs que escribimos en el artículo, en páginas de Facebook… Con suerte pudimos venderlo, aunque con poquitos días de margen :S Un abrazo y suerte!

  3. ¡Buenas tardes! Me ha gustado muchísimo vuestro post, me parece muy curioso el tema. De momento no tengo pensado viajar o mudarme a Nueva Zelanda, pero si alguna vez tuviera que hacerlo… Ya sé un poquito más 😉 ¡Un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellenando este formulario nos estás proporcionando datos de carácter personal que serán tratados de forma segura, cumpliendo con el RGPD (Reglamento General de Protección de Datos). La legitimación se realiza a través de tu consentimiento explícito, marcando la pestaña de aceptación. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realices en este blog. Los datos estarán ubicados en los servidores de Webempresa, el proveedor de hosting de Mochileando por el Mundo (política de privacidad de Webempresa). Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y eliminación definitiva de los datos. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra política de privacidad.

Ir arriba