RUTA 66, ETAPA 5: OKLAHOMA – AMARILLO

Millas totales: 270
Tiempo estimado: 9 horas

Lugares de interés de la ruta:

  • Búfalos en la salida 108 de la 40 West
  • Lucille´s Service Station (Hydro)
  • Lucille´s Road House, restaurante. Menú completo por 10$
  • Oklahoma Route 66 Museum (Clinton), 7$. No entramos
  • National Route 66 & (Elk City), 5$.
  • City Meat Market (o Sandhill Curiosity Shop en Google Maps) (Erick).
  • Windmill Garden (Erick). No pasamos.
  • States of Route 66 Mural (Shamrock). Cachis, se nos escapó
  • Conoco Tower Station (Shamrock)
  • Philips 66 Station (McLean)
  • Leaning Tower of Texas (antes de Groom)
  • VW Slug Bug Ranch (en la carretera hacia Panhandle)

Ciudades por donde pasa la Ruta:

  • Clinton (OK)
  • Elk City (OK)
  • Sayre (OK)
  • Erick (OK)
  • Shamrock (TX)
  • McLean (TX)
  • Groom (TX)

 

Ayer llegamos medio muertos al casino Lucky Star de El Reno, a las afueras de Oklahoma. Dejamos para hoy la decisión de visitar o no la ciudad de Oklahoma, que con todo el asfalto que hemos tragado no teníamos la sesera como para pensar demasiado. La respuesta fue: NO! Ya es suficiente con la cantidad de cosas que hay por la carretera como para liarnos en grandes ciudades. Desayunito rápido (nada de huevos revueltos y bacon), preparar la ruta y… joe, otra vez nos hemos metido en las 11 de la mañana! Pero qué nos pasa!

Pues lo que nos ha pasado es que hemos tenido que darle unos cuidados a nuestra grandota, le hemos llenado el depósito de agua limpia y por primera vez hemos vaciado el de agua sucia! Ya os contaremos con TODO DETALLE cómo fue la experiencia… no tiene pérdida.

El caso es que con la autocaravana en plenas condiciones nos tiramos a la carretera, aunque esta vez no vamos a liarnos por callejuelas perdidas por campos de vacas y grano, hoy nos espera la carretera 40WEST que corre en paralelo a la Ruta 66.

Y por allí circulamos tranquilos sin darle demasiada importancia a los carteles de nuestra derecha… que si cerámica india, que si alpargatas indias, que si pastel indio, que si flautas, sombreros, más de 100 diferentes estilos de botas… indios… que si… búfalos! ¿Búfalos? Del día anterior nos quedamos con la espinita de no poder ver estos maravillosos animales y hoy se nos presenta de nuevo la oportunidad, a 50 metros de la carretera! Es la salida 108, y además de tener dos ejemplares de este animal que acongojan bastante, hay un mural muy chulo y alguna otra coseja relacionada con los pobladores originales de estas tierras, los indios cherokees.

Pero nuestra primera parada del día relacionada con la historia de la Mother Road es, como no podía ser de otra manera, una de esas antiguas gasolineras que todavía conservan los surtidores con los números del último uso, como paralizados por una bomba de tiempo, es la Lucille´s Service Station.

Tras unas cuantas millas en la Ruta 66, desde que nos unimos a ella en Springfield (Missouri), por fin entramos en uno de esos restaurantes con encanto de la ruta, con las mesas contra la pared y un sofá mullidito a cada lado, con las cristaleras donde ver pasar el tráfico en el exterior y las paredes llenas de fotos antiguas. Uno de esos que nos hemos cansado de ver en películas como Pulp Ficcion. El lugar, super recomendable, es el Lucille´s Road House, con buena comida, barata y mogollón de artículos expuestos de la Ruta 66.

En esta etapa hay bastantes museos temáticos sobre la ruta, uno de los primeros que te encuentras es el Route 66 Museum, en Clinton. La verdad es que tiene buenísima pinta, desde los cristales se pueden ver coches antiguos muy chulos y otros objetos… decimos desde los cristales porque no entramos. Los 7 $ de la entrada y las millas que nos quedan por recorrer nos convencieron del todo. Pero una fotito en su entrada no podía faltar.

Donde si entramos fue en el National Route 66 Museum de Elk City. Lo bueno de este sitio es que es un conjunto de varios edificios ambientados en la época en la que la ciudad estaba viva gracias a la ruta, un museo de agricultura, un barecito con sodas a 1,25$, y el propio museo de la Ruta 66. Los objetos no son los mejores que hemos visto expuestos pero la película de 15 minutos sobre el la evolución del transporte en Estados Unidos merece la pena. El precio es de 5$ y si quieres encontrarlo no tendrás problemas, esta justo al lado del enorrrrme cartel en la calle principal de Elk City.

Y aquí hay que hacer un parón, que todo el mundo preste de verdad atención, en serio, PRESTA ATENCIÓN! El personaje que viene a continuación en la ruta es un mito, un crack, un loco, un tipo único, un gurú de la Ruta 66, y su almacén es su lugar sagrado. Harley es un desvergonzado de 71 años que cierra su puerta para que no le toquemos los cojones los que pasamos por allí, pero que se porta como todo un anfitrión una vez has entrado en su templo. Seguro que te suelta alguna burrada, quiere ligar contigo, con tu pareja (o con los dos), pero rápido se presta a hacerte las mejores fotos (el sabe donde te tienes que poner, y no te olvides de activar el flash, para eso el tío es muy meticuloso), a preguntarte sobre tu vida y, si tienes suerte, a ofrecerte un concierto privado.

Este tipo peculiar que te da la bienvenida con su eterno peto vaquero entra en el top10 de cosas bizarras que nos han pasado viajando.

Hoy parece que tengo el guapo subido, además de los coqueteos del gran Harley (a su manera, ya os daréis cuenta), una mujer me ha invitado al café de carretera, quizás el nombre de la estación de servicio donde lo compre quiera decir algo: LOVERS.

La ruta sigue desviándose hacia pueblos que casi parecen fantasma, con fábricas abandonadas, otras estaciones de servicio vintage como la Conoco Tower Station en Shamrock o la Philips 66 Station en McLean.

Pero antes de llegar a Amarillo hay dos visitas imperdibles a nuestro parecer: la primera de ellas es la Leaning Tower of Texas, en la salida anterior a Groom, una torre e agua al más puro estilo Torre de Pisa,

La segunda es el VW Slug Bug Ranch, un lugar algo siniestro con 5 escarabajos plantados en el suelo como su fueran meteoritos caídos de Marte. Es un aperitivo de lo que vendrá en el siguiente día: el Cadillac Ranch.

Nuestro parking esta vez no es un casino indio, pero tampoco está mal. A la entrada de Amarillo hay un centro de información turística con muuuucho espacio para poder aparcar y pasar la noche; lo bueno, que, aunque lento, nos llega el WiFi a la caravana! Lo malo: que hemos visto un montón de carteles de serpientes cascabel donde piden que si encontramos alguna, no les hagamos nada… pero coño, si encuentro una lo primero que hago es salir de ahí corriendo!

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellenando este formulario nos estás proporcionando datos de carácter personal que serán tratados de forma segura, cumpliendo con el RGPD (Reglamento General de Protección de Datos). La legitimación se realiza a través de tu consentimiento explícito, marcando la pestaña de aceptación. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realices en este blog. Los datos estarán ubicados en los servidores de Webempresa, el proveedor de hosting de Mochileando por el Mundo (política de privacidad de Webempresa). Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y eliminación definitiva de los datos. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra política de privacidad.

Ir arriba