QUE VER Y HACER UN DÍA EN CHIOGGIA, LA PEQUEÑA VENECIA

¿Venecia? No! No se trata de la ciudad italiana más romántica, aunque es innegable que tiene una cierta semejanza con ella… A medio camino entre la Laguna Veneta y el Delta del Po, se encuentra una islita pequeña pero bien guapa, que aloja una ciudad muy parecida a su “hermana mayor”: Chioggia. La separan de Venecia unos 50 Km pero la diferencia entre una y otra es abismal!

Si quieres más información de Venecia, visita nuestra GUÍA DE UN VIAJE A VENECIA

Para empezar, Chioggia es bastante más pequeña y se recorre fácilmente en medio día, y para seguir, en Chioggia no hay casi turistas (si viajas en temporada baja, lo más probable es que el único turista seas tú) y esto, en uno de los países más visitados del mundo se agradece. Si además le sumas su aire decadente y rebosante de personalidad, la convierten en un lugar perfecto para dedicar una mañana a turistear.

Aprovechando nuestro último road trip por Italia y que Chioggia queda muy cerquita de casa de mi abuela (la fan número 1 del Inter), fuimos a pasar unas horas a pueblo pesquero, de casas de colores, puentes y hermosos rincones que parecen dibujados.

Qué ver y hacer en Chioggia

Lo mejor es dejarse llevar por la intuición y deambular por las callejuelas, cruzar los puentes y observar los canales. Pero hay un par de cosas que tienes que hacer sí o sí (quien dice un par dice 5):

1. Recorrer Corso del Popolo, la calle principal del pueblo, llena de tiendas y barecitos donde tomar un buen capuccino o un spritz Aperol, una bebida muy famosa en Italia, que se prepara con prosecco, agua con gas y Aperol. A nosotros nos encanta, pero te avisamos: el primero siempre sabe raruno, es un misterio pero es así (ojo que luego engancha!).

En Corso del Popolo vas a encontrar dos edificios que bien merecen una visita: la Catedral de Santa Maria y la Torre del Reloj donde se encuentra el reloj colocado en una torre más antiguo del mundo (es de 1386).

2- Llegar hasta la Piazzetta Vigo, donde se encuentra el puente más monumental de Chioggia y una columna con un leoncito, símbolo de la República de Venecia, (es el “gato” de Chioggia, llamado así por ser pequeñito y no imponer tanto como un león).

Desde el puente tienes dos vistas imperdibles: por un lado el canal principal de la ciudad, lleno de barquitas y de fachadas de casas de colores, y por el otro la Laguna Veneta. Por cierto, si quieres explorarla que sepas que hay barcos turísticos que por 5€ te llevan de excursión durante unos 30 minutos.

3- Si vas por la mañana no puedes dejar de acercarte a uno de los lugares con más personalidad (y olor) de Chioggia: hablamos del mercado de pescado, que se encuentra bajo una carpa roja al lado del canal. Aquí te toparás con amas de casa en búsqueda de buenas ofertas, con dueños de restaurantes a la caza de las piezas más frescas y con vendedores espabilados y majetes.

4- ¿Te ha entrado hambre? Hay unos cuantos restaurantes con buena pinta, ya verás. Nosotros llegamos bien comidos (es lo que tiene alojarse en casa de una abuela italiana) así que no probamos nada pero vimos algunos sitios que probablemente merezcan la pena:

  • Bacaro la baia dei porci, con cicchetti (tapas venetas) por 1,50-3,50€. Está en Corso del Popolo 1347
  • Osteria ai Cioppi, perfecta para el que quiera probar una buena pizza. En Via Felice Cavallotti 373
  • Caneva Café, otro bacaro (local donde se sirven platos y tapas) perfecto para probar algunas especialidades de la cocina veneta. Precios desde 1€. Lo encuentras en Riva Vena 1277.

5- Y por último fíjate en los habitantes de Chioggia: tienen la fama de ser bastante impulsivos y algo peleones (Carlo Goldoni, uno de los dramaturgos italianos más importantes les dedicó hasta una obra… “las riñas en Chioggia”). Aunque tranquilo, la mayoría de gente es súper maja. Además tienen un acento súper peculiar, más parecido al genovés que al véneto. ¿El motivo? ¿Te suenan de algo las Repúblicas Marineras? Chioggia formó parte de la República de Génova hasta 1380, cuando Venecia se la arrebató.

Hasta aquí nuestras recomendación para pasar 1 día (o medio) en Chioggia, la pequeña y desconocida Venecia… al lado de Venecia!

¿Habías oído hablar de Chioggia?

Información útil

:: ¿Dónde dormir en Chioggia?

Aunque lo normal es pasar la noche en Venecia, en Chioggia también hay buenos alojamientos, y más baratos! Encuentra el tuyo aquí.

:: ¿Cómo llegar a Chioggia en transporte público?

Aunque la mejor manera de llegar a Chioggia es alquilando coche (y así de paso te haces un bonito road trip por el norte de Italia), obviamente también está conectada con ciudades vecinas con transporte público.

Desde Venecia: en Piazzale Roma sale el bus número 80 de la compañía ACTV que llega hasta Chioggia. SI llegas al aeropuerto Marco Polo, primero tendrás que tomar la línea 5 o la línea express 35 hasta esta plaza.

:: ¿Dónde aparcar en Chioggia?

Si llegas en coche, hay varios sitios donde lo podrás aparcar gratis:

  • Via Giuseppe Mazzini: esta zona es residencial y encontrarás un área de aparcamiento amarilla (solo para vecinos), pero también hay sitios libres.
  • Via Guido Lionello: hay un aparcamiento de pago, pero en los laterales de esta calle se puede aparcar gratis.
  • Fondamenta Canal Lombardo: a lo largo de esta calle está prohibido aparcar, pero en las bocacalles que se abren a nuestra derecha en ocasiones se encuentran sitios. Nosotros lo aparcamos aquí, un sitio inmejorable!

Ten cuidado porque en Chioggia, como en otras muchas ciudades italianas, hay una zona de tráfico limitado (ZTL), normalmente en el centro histórico, y si accedes te caerá una multa!

:: ¿Mira todos nuestros artículos sobre Venecia

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellenando este formulario nos estás proporcionando datos de carácter personal que serán tratados de forma segura, cumpliendo con el RGPD (Reglamento General de Protección de Datos). La legitimación se realiza a través de tu consentimiento explícito, marcando la pestaña de aceptación. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realices en este blog. Los datos estarán ubicados en los servidores de Webempresa, el proveedor de hosting de Mochileando por el Mundo (política de privacidad de Webempresa). Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y eliminación definitiva de los datos. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra política de privacidad.

Ir arriba