25 COSAS QUE VER Y HACER EN VANCOUVER

¿Buscas ideas de cosas que ver y hacer en Vancouver? Estás en el sitio correcto! A continuacion vamos a contarte más sobre esta preciosa ciudad de Canadá.

Anclada en la Costa Oeste, a miles de kilómetros del bullicio de Toronto, y del aire francés de Quebec… bueno, si lo miras bien está lejos de todo, pero quizás por esto mismo Vancouver nos pareció aún más linda.  Y no somos los únicos: siempre aparece en los listados de las mejores ciudades donde vivir. Porque Vancouver ofrece un sinfin de posibilidades, perfectas para cada tipo de viajero. Montaña: tiene. Mar: también. Museos: a saco. Buena gastronomía: mucha. ¿Y lo mejor? Es una ciudad cosmopolita, abierta y tolerante. Nosotros teníamos bien claro que la primera cosa que hacer en esta parte de Canadá era ver a Silvia y Carles, nuestros amigos de uncambiodeaires.com, pero si no tienes la suerte de conocerlos, no te preocupes, que en este post vamos a recomendarte 25 cosas que ver y hacer en Vancouver. Spoiler: es una pedazo de ciudad!

Y recuerda que al final del artículo te damos un montón de información útil para que planifiques tu visita a Vancouver por libre!

¿Listo para saber que ver y hacer en Vancouver? Allá vamos:

1. Para empezar, lo mejor es darte una vuelta por Gastown, la zona antigua de Vancouver y uno de los barrios más icónicos de la ciudad. Una vez allí, acércate a conocer el Steam Clock, un curioso reloj que cada 15 minutos hecha una nubecilla de vapor (nada de magia, el truco es que está situado sobre una rejilla por donde sale el vapor).

Siempre puedes unirte a un tour gratis para empezar a explorar la ciudad de la mano de un guía experto. Resérvalo online aquí

2. El Canada Place, construido para la EXPO del ’86 y que en la actualidad acoge la terminal de grandes barcos desde donde parten los cruceros a Alaska, es uno de los edificios más peculiares y llamativos de Vancouver. Tiene un techo con picos de tela de color blanco que asemejan las velas de una embarcación, y que a muchos les recuerda a la Opera House de Sídney (mmm a nosotros no). Curiosidad: sobre el tejado del Hotel Pan Pacific (también en este recinto) están los «The Heritage Horns«, 10 enormes cuernos que al mediodía tocan las primeras 4 notas del Himno de Canadá, anunciando que ha llegado la hora del almuerzo.

3. El Stanley Park es el parque urbano más grande de Canadá, cuenta con lagos, senderos, sitios perfectos para hacer picnic y hasta una zona donde se pueden admirar unos curiosos tótems. El mejor plan es alquilar una bicicleta en alguno de los numerosos negocios en los alrededores del parque, y recorrerlo por el Seawall Path (recuerda hacerlo en contra del sentido de las agujas del reloj). Consejo: compra algo para comer e improvisa un picnic, aunque recuerda que no puedes beber alcohol en espacios públicos (marihuana sin embargo, puedes fumar la que quieras!). Consejo: en la calle Robson con Denman St está el EzeeRiders, donde alquilan las bicicletas por 5$ la hora (cuando más te acercas, más caras son).

4. El mercado de Grandville Island es una pequeña joya: puestos llenos de fruta y verdura, panaderías, otros productos locales, restaurantes más o menos asequibles y mucho ambiente! Se encuentra en la Isla de Grandville, que antiguamente era una zona industrial y se ha reconvertido en un área de ocio para los vancuveritas. Para llegar desde el centro de Vancouver tienes 3 opciones: a pie (atravesando el Grandville Bridge, con vistas de vértigo), en bus o en ferry. Nosotros utilizamos esta última opción, que no son otra cosa que unos barquitos enanos que cruzan de un ladro a otro el False Creek. El billete cuesta 3,5$.

5. Mercados hay muchos, pero sin duda uno de los más peculiares de Vancouver es el mercado nocturno de Richmond. ¿Lo malo? Abre solo en los meses cálidos (de mayo a octubre). La entrada cuesta 4,75$ y una vez allí puedes perder las horas (y la línea) entre comida y foodtrucks. Más info.

Barquito para atravesar al Grandville Island Market

6. Y hablando de calorcito y de verano, un plan muy guay que hacer en Vancouver cuando ya no se necesita la chaqueta es pasar unas horitas en Kitsilano Beach, para muchos la mejor playa de Vancouver. Disfrutamos allí de precioso atardecer con Silvia y Carles y fue de los sitios que más nos gustaron de nuestro paso por la ciudad. Cerquita de allí también tiene fama Wreck Beach.

7. Aunque probablemente la playa más popular de Vancouver es la de English Bay, que también nos pareció una pasada. Es uno de los lugares preferidos por los locales para salir a hacer deporte y estirar un poco las piernas. Además aquí se encuentran dos monumentos interesantes: el Inukshuk, símbolo de los inuit canadienses, y una serie de esculturas denominadas A-maze-ing Laughter, que representan a unos gigantes chinos descojonándose vivos. Tal cual jeje.

8. La comunidad asiática de Vancouver es una de las más extensas de Norte América, así que no te vayas sin haber conocido Chinatown y sus famosos dumplings 😉 Pero eh, que no todo es comer en Chinatown. Aquí tienes también que cruzar la Puerta de entrada al barrio (Millennium Gate) y visitar su famoso Jardín Chino. Saldrás de él más zen que nunca (y un poco más pobre: la entrada vale 14$). Y por cierto, si quieres saber donde probar los mejores dumplings de Vancouver te lo contamos aquí (próximamente).

9. El Queen Eliabeth Park es todo un remanso de paz de la ciudad. Si buscas desconectar de la jungla de acero…es tu sitio. Otro gran lugar para desconectar es el Jardín Botánico (8$ en temporada baja y 11,25$ en temporada alta).

10. Por desgracia, no podrás llevarte unas latitas de cerveza al parque (está prohibido beber en lugares publicos), pero esto no significa que no puedas disfrutar de ricas cervezas artesanales (somos super fans de las pequeñas cervecerías locales!). Como dice el lema del Craft Beer Market «Vancouver ama la cerveza, y nosotros amamos Vancouver», en este mercado ubicado en un histórico edificio podrás degustar la mayor selección de cervezas de barril en todo Canadá. Hay ofertas de comida y bebida cada día, así que echa un vistazo a su web. Más info.

Eescultura A-maze-ing Laughter

11. Si el día está lluvioso o eres de los que siempre buscan los mejores museos para aumentar tu cultura, Vancouver cuenta con algunos museos súper interesantes. Destacaríamos 4: el Museo de la Ciencia (Science World) con su curiosa y llamativa cúpula (interactivo y perfecto para grandes y pequeños), el Museo de Antropología quizás el más recomendable, especialmente si te interesa profundizar sobre la historia de las diferentes etnias de Canadá, el HR Mac Millan Space Centre ideal para los amantes del espacio y el Vancouver Art Gallery.

12. Aunque uno de los museos más raros y curiosos que puedes visitar en Vancouver es el Vancouver Police Museum. Ubicado en el antiguo edificio donde se practicaban las autosias de los asesinatos, tendrás la posibilidad de ver salas con armas de fuego confiscadas, moneda falsificada, exposiciones con los crímenes más atroces en la historia de Vancouver, e incluso la antigua morgue la sala de autopsias!

Ahorra en las entradas con el City Passport, que incluye la entrada a numerosas atracciones de Vancouver. Resérvalo aquí.

13. Nosotros nos alojamos en el HI del barrio de Davie Village, la zona LGTB de Vancouver. El icono aquí por excelencia es el paso de peatones con los colores del arcoiris (Rainbow Crosswalks), el primero permanente de los muchos que se reparten por toda Canadá. Y es que Vancouver y en general el estado de BC son conocidos por su  por ser su mentalidad abierta y liberal.

14. Otro de los barios de los que salimos encantados tras la visita fue Yaletown. Su historia es parecida a la del Meatpacking de Nueva York: comenzó siendo un área industrial, llena de almacenes y fabricas, pero poco a poco se fue modernizando y adaptando a un estilo más bien hipster. Bares, restaurantes, tiendecitas molonas, lofts en edificios de ladrillo… Si eres de los que disfrutan de la arquitectura industrial ¡también te va a flipar!

15. De camino a Yaletown pásate por el 374 Engine Pavilion, donde se exhibe la primera locomotora de pasajeros que llego a Vancouver en 1887. La entrada es gratis, y podrás subirte a la sala de máquinas a hacer un poco el bobo!

Antigua locomotora 374 Engine, en el barrio de Yaletown

16. ¿Quieres ver Vancouver desde las alturas? Apunta este nombre: Vancouver Lookout, un mirador que te permitirá ver la ciudad a vista de pájaro. La entrada vale 18$ y puedes reservarla online aquí. Se encuentra en el Harbour Center, un rascacielos parecido a un ovni. La opción gratis que te proponemos (aunque las vistas obviamente no son las mismas) es ir a la Public Library y subir a la última planta, donde hay una terraza con un jardín bien guapo. O si el presupuesto y el miedo no es un problema, ¿qué tal un vuelo panorámico en avioneta y alucinar con las vistas de Vancouver? No solo disfrutarás de las vistas desde lo alto de la ciudad, sino sobre todo de sus alrededores: mar y montaña se unen en un marco incomparable.

17. Tras ver un partido de los Marlins en Toronto, nosotros ya tenemos equipo favorito (Let’s go Marlins!), pero si andas por Vancouver y estás en temporada, no puedes perderte un partido de hockey sobre hielo del equipo local: los Canucks! Juegan en el Rogers Arena, y la temporada va de Octubre a finales de Abril, aquí puedes ver su calendario.

18. Si te han entrado ganas de patinar sobre hielo, en la plaza Robson Square se monta una pista de patinaje de diciembre a febrero que podrás usar gratis para quitarte el gusanillo. Quién sabe, lo mismo hay una estrella del hockey en ti y todavía no sabes.

19. ¿Sabías que Vancouver es una de las ciudades donde se graban más películas del mundo? En esta pagina puedes ver que que pelis y series se están rodando actualmente, y quien sabe… lo mismo te topas con algún famoso!

20. Una excursión bastante recomendable es la que te lleva al Capilano Bridge Park, al norte de Vancouver, donde podrás cruzar por un inmenso puente colgante, pasear entre copas de árboles (literalmente) y chutarte una buena dosis de naturaleza pura y salvaje (junto a unos cuantos guiris más, claro). Mejor evitar los fines de semana y llegar lo más temprano posible para evitar toparte con muuucha gente. Adivina cuando fuimos nosotros… Sábado! Eso sí, teníamos excusa ya que fue nuestra primera parada de camino a Whistler, el inicio del roadtrip por las Rocosas. Si no tienes transporte, puedes reservar un pack de entrada + transporte aquí (aunque el propio parque ofrece un servicio de free shuttle).

Pasarela en el Capilano Bridge Park

21. Una buena alternativa, menos concurrida, es el Parque del Cañon Lynn, que también cuenta con un puente suspendido (aunque algo más pequeño) y con otra buena razón: es gratis!

22. ¿Ganas de estirar las piernas? Canadá es todo un paraíso para los amantes de los trekkings, y si eres uno de ellos te recomendamos hacer el Grouse Grind Hike, un sendero de 2,8 km que conecta el norte de Vancouver con la impresionante cima de la Grouse Mountain. Dice la leyenda que nadie lo acabó sin sufrir agujetas, pero las vistas bien lo merecen (no, nosotros ni de coña lo hicimos!).

23. Si visitas la ciudad en invierno y quieres un sitio cercano donde esquiar, lo mejor es ir a la estación de esquí de Grouse Mountain, a solo media horita de Vancouver (y con vistas espectaculares de la ciudad). Aunque, todo sea dicho, si tienes la posibilidad vete a esquiar a las Rocky Mountains.

24. Si tienes varios días de tiempo, un plan estupendo es alquilar un coche y recorrer la carretera que va desde Vancouver a Whistler. La llaman la “Sea to Sky highway” y no es difícil imaginar el motivo: pasarás por escenarios tan espectaculares que, a menudo, está incluida en listas de los mejores roadtrips del mundo. Y no nos extraña.

25. Y para los más inquietos hay otra alternativa: una excursión a Vancouver Island, puedes ir en ferry de manera sencilla. Una vez allí haz un tour de avistamento ballenas, pero que sea responsable porfi! Este puede ser buena opción.

Vistas desde el Grandville Bridge

Mapa con las cosas que ver y hacer en Vancouver

En el siguiente mapa te ponemos la ubicación de todos los lugares y atracciones que visitar en Vancouver, que te hemos recomendado en el post:

Como ves, el bucket list de Vancouver es casi interminable. Y tu, ¿conoces más cosas que ver y hacer en Vancouver? Cuéntanoslo en los comentarios, nosotros estamos deseando volver!

Información útil

:: ¿Dónde dormir en Vancouver?

Nuestra casita por 3 noches fue el HI Vancouver Downtown, en el animado barrio de Davie Village. Es de la cadena de hostales de HI, y tienen otro más en el centro de Vancouver. En el que nosotros estuvimos es más familiar, además teníamos muy cerquita la English Bay y cada día bajamos para disfrutar de un ratito en la playa. Hay tanto opciones de dormitorio como habitaciones privadas y un punto a favor es que el desayuno está incluido! El hostal tiene bastantes espacios compartidos, aunque nos quedamos con la terraza 😉

:: ¿Cómo llegar a Vancouver desde el aeropuerto?

Hay un servicio de trenes (Canada Line) que conectan el aeropuerto con el centro de Vancouver. El precio hasta el centro es de 4,20$ correspondiente a las 2 zonas de viaje, más 5$ de un suplemento (al comprarlo en las máquinas se aplica el precio total, o sea 9,20$ y obtendrás una tarjeta de cartón, la Compass Ticket, válida solo para ese viaje, o sea que no es la tarjeta de transporte de la ciudad que puedes luego recargar). Si tomas el tren después de las 18:30 o en fines de semana y festivos, se te aplica solo una zona más el suplemento (en total 7,95$). Puedes ver las paradas de la línea aquí.

:: ¿Cómo moverse por Vancouver?

Nosotros nos movimos siempre caminando, a excepción del barquito que tomamos para llegar a Grandville Island (operado por una empresa privada). El transporte publico en Vancouver lo gestiona TransLink y se compone de buses, de trenes elevados (como la Canada Line al aeropuerto) y el SeaBus que conecta la estación Waterfront del centro de Vancouver con el muelle de Lonsdale en la costa norte. Para poder usar los transportes tendrás que comprar una Compass Ticket (de un solo uso) en estaciones de de tren o locales autorizados, o pagar en efectivo en los buses (solo monedas y no da cambio). El precio es de 2,95$ (una zona) y te permite 90 minutos de transbordos. También hay un pase diario que cuesta 10,25$.

:: ¿Dónde comer en Vancouver?

Aquí tienes un listado de 5 restaurantes donde comer en Vancouver (bien y barato).

Ahorra en tu viaje

Vuelos baratos a Canadá: bit.ly/2PzteoK

Alojamiento barato en Vancouver: bit.ly/2VRPdZG

Alójate con Airbnb y consigue 25€ de descuentoaquí

Actividades y excursiones en Vancouver: bit.ly/2EFtP40

Alquila un coche con los mejores descuentos: bit.ly/2xGxOrc

Seguro de Viaje IATI con un 5% de descuentobit.ly/29OSvKt

Libros y guías de viaje: amzn.to/2GSrvIA

Todos nuestros artículos sobre Canadá

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

2 comentarios en “25 COSAS QUE VER Y HACER EN VANCOUVER”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellenando este formulario nos estás proporcionando datos de carácter personal que serán tratados de forma segura, cumpliendo con el RGPD (Reglamento General de Protección de Datos). La legitimación se realiza a través de tu consentimiento explícito, marcando la pestaña de aceptación. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realices en este blog. Los datos estarán ubicados en los servidores de Webempresa, el proveedor de hosting de Mochileando por el Mundo (política de privacidad de Webempresa). Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y eliminación definitiva de los datos. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra política de privacidad.

Ir arriba