RUTA 66, ETAPA 7: TUCUMCARI – ALBUQUERQUE

Millas totales: 272
Tiempo estimado: 9 horas (en plan tranqui)

Lugares de interés de la ruta:

  • Museo de coches en la I40 antes de Santa Rosa (Route 66 Auto Museum)
  • El Blue Hole de Santa Rosa (8$)
  • Santa Fe
  • Kasha-Katuwe Tent Rocks National Park (5$ o pase anual de 80$).

Ciudades por donde pasa la Ruta:

  • Santa Rosa (NM)
  • Santa Fe (desvío de la Ruta 66) (NM)
  • Albuquerque (NM)

 

La idea para el día de hoy era olvidarnos por un instante de la Ruta 66 y conocer un poquito más el estado de Nuevo Mexico y su historia única. Así que más o menos a mitad de camino hacia Albuquerque nos desviamos a la derecha para visitar Santa Fe. Pero antes, si estás interesado en una zambullida en un sitio pintoresco, anota en tu mapa el Blue Hole de Santa Rosa. Eso sí, la entrada no es gratis (8$). Nosotros pasamos de largo. Antes de llegar a Santa Rosa vimos en la propia I40 un museo de coches antiguos. Tampoco fuimos pero si te gusta este tema, que lo sepas!

La carretera que sube hasta Santa Fe ya de por si merece la pena el desvío. Largas rectas que suben y bajan por los páramos de las tierras desérticas de Nuevo Mexico, sin más vida aparente que alguna vaca dispersa sufriendo el calor del sol en su lomo. Es bonito (las primeras millas! Luego se hace un tanto monótono).

Y casi sin darte cuenta aparece el pueblo de Santa Fe, con sus casitas bajas de adobe, sus ventanitas azules, sus callejones repletos de gallerías y bazares, sus soportales soportados con troncos de madera, sus pimientos colgados de los bigas de madera de los patios, sus huesos de cabezas de ganado… El pueblo es super interesante!

Las visitas recomendadas son, además de acercarte al Visitor Center y dejarte informar por Casandra, una tía muy simpática (aquí además hay parking gratis!), ir directamente a la iglesia de San Miguel (1$), la más antigua del EE.UU. construida hace más de 800 años, al lado la casa más antigua, que ahora en realidad tiene una tienda de souvenirs en el interior, la Capilla de Loretto (3$) con su escalera de caracol, la Catedral de San Francisco (gratis) y la Plaza, alrededor de la cual se distribuyen las casitas y callejuelas del pueblo. Si tienes tiempo date una vuelta a pie por otras zonas y descubre barrios auténticos.

En una de las esquinas de la Plaza inicia un mercadillo de artesanía local, bajo los soportales de la calle, donde personas con sangre nativa americana venden sus joyas y recuerdos. No son del todo baratos, pero hay cosas verdaderamente chulas!

Santa Fe, además de albergar montones de galerías de arte, tiene algún museo, como el O´Keeffe (más información), donde hay una enorme cantidad de obras de esta artista, una de las más famosas de Nuevo México, conocida como «la madre del Modernisno americano». La entrada cuesta 13$.

Casandra nos recomendó hacer alguna visita en los alrededores de Santa Fe: subir hasta Española y Taos (aunque están demasiado lejos), conocer las cuevas de Bandelier pasando primero por Los Alamos, o llegar hasta Cochiti Pueblo y descubrir su parque nacional de Kasha-Katuwe, o más conocido como Tent Rocks.

La historia de Los Alamos es un tanto peculiar. Este pueblo tranquilo de Nuevo Mexico fue elegido como el lugar perfecto para llevar a cabo uno de los planes más secretos e importantes de la historia del ejército americano: el «Proyecto Manhattan«. Hasta aquí se trasladaron un grupo de los mejores científicos para crear, ni más ni menos, que la primera bomba atómica, allá por el año 1943. Hoy en día se puede visitar un museo que repasa esta historia y expone algunos objetos relacionados con la guerra nuclear, como las bombas que cayeron en Palomares (Almería) y otros artefactos.

Pero nosotros tuvimos que decidir por un solo lugar y finalmente fuimos a las Tent Rocks, que ya tenemos ganas de visitar un parque nacional! Y no nos defraudó en absoluto! La erosión de miles de años ha hecho que la ladera de la montaña se modele en formas caprichosas, en forma de tiendas de campana o de sombreros de bruja!

La entrada al parque cuesta 5$ por vehículo, aunque si tienes el pase anual de America the Beautiful puedes entrar. Nosotros aprovechamos para sacarlo allí, cuesta 80$ por vehículo y se paga en efectivo.

El recorrido es sencillo, tienes que seguir durante unas millas tras pasar el control de seguridad y llegas a un parking. Desde allí hay una caminata en forma de loop de 1,2 millas, lo mejor es hacerlo en contra de las agujas del reloj, para ir aproximándose cada vez más a las rocas. A mitad de camino hay un desvío a la derecha donde se inicia otra ruta de 1 milla que al parecer es más complicada (parece que hay que subir rocas), es de ida y vuelta, por lo que luego llegaras a ese mismo punto y continuarás la primera ruta. Es sencillo, pero puede pegar bastante calor así que ojo! Nosotros tardamos como 40 minutos con paradas para fotos.

Cierra el acceso a las 4 en temporada baja y a las 6 en temporada alta.

El pueblo de Cochiti no tiene nada, fuimos a ver el lago que tal pero sin noticias de él. Así que ponemos rumbo a Albuquerque, la ciudad de Walter White, donde pasaremos mi cumpleaños con un super desayuno gratis y recorriendo las localizaciones de Breaking Bad! Post coming!

Todos nuestros artículos sobre la Ruta 66:

[display-posts tag=»ruta-66″ posts_per_page=»1000″]

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellenando este formulario nos estás proporcionando datos de carácter personal que serán tratados de forma segura, cumpliendo con el RGPD (Reglamento General de Protección de Datos). La legitimación se realiza a través de tu consentimiento explícito, marcando la pestaña de aceptación. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realices en este blog. Los datos estarán ubicados en los servidores de Webempresa, el proveedor de hosting de Mochileando por el Mundo (política de privacidad de Webempresa). Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y eliminación definitiva de los datos. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra política de privacidad.

Ir arriba