Ruta por los Dolomitas de 4 días: itinerario día a día

¿Estás planeando una escapada por los Dolomitas pero no tienes muy claro que itinerario seguir? En este artículo te contamos nuestra ruta por los Dolomitas de 4 días, detallada día a día con los lugares que visitamos, dónde dormimos y al final te dejamos un mapa con el itinerario completo para que lo veas todo mucho más claro!

Ruta por los Dolomitas de 4 días

Se trata de una ruta que hicimos a finales de septiembre, partiendo desde el aeropuerto de Treviso y terminando en Údine (para pasar unos días con la familia de Lety), aunque se podría modificar para que fuera circular. En total fueron unos 900 km en un Fiat Panda bastante chulo, suficiente para 2 personas.

⭐ Aquí tienes todos los consejos para conducir y alquilar coche en Italia

Este fue nuestro itinerario por los Dolomitas de 4 días en coche, con las visitas que hicimos cada día:

Día 1

Al llegar a media tarde a Treviso, preferimos pasar una noche en la ciudad (por cierto, merece mucho la pena) y salir al día siguiente. Dimos una vueltecita por el centro, comimos en uno de los sitios más típicos para «tapear» y nos acostamos tempranito para estar plenos de energía. Nos alojamos en el Hotel Dimora del Teatro.

Esto es todo lo que ver y hacer en Treviso

El día empezó en el bus 6 (1,50€) en dirección al aeropuerto, donde teníamos que recoger el coche de alquiler. Al volante de «Speck» (así lo bautizamos, en honor al embutido más famoso de Trentino) pusimos rumbo norte hacia las montañas de los Dolomitas, que exploraremos durante los siguiente 4 días. Abrimos Google Maps en el móvil, vemos las paradas que tocan, y para allá que vamos…

Pero mal empezamos… la primera que teníamos apuntada era la Cascata della Soffia en el Valle del Mis, muy cerquita de la ciudad de Belluno, pero como novatos, nos la pasamos sin darnos cuenta.

El que no nos saltamos (y por suerte) fue el Val Venegia, conocido como el Pequeño Canadá de los Dolomitas. Es un precioso valle que se abre paso hacia la sierra Pale di San Martino. Hay una carreterita de tierra que nos encontramos abierta y llegamos hasta la segunda de las dos malgas. Si vas en temporada alta y lo encuentras cerrado, hay dos aparcamientos y desde allí la caminata es preciosa. Uno de los lugares más sorprendentes de todo el viaje!

Antes de llegar a este punto se pasa por el Passo Rolle (1.989 m), el primero de los muchos pasos de montaña que ascenderemos en esta ruta de 4 días por los Dolomitas. Hay una pequeña y curiosa iglesia, un par de hoteles y restaurantes, y opciones de trekkings que se aproximan a las montañas de Pale di San Martino (frontera natural entre Veneto y Trentino, con picos por encima de los 3.000 metros), o el sendero fácil que llega a la estatua del Cristo Pensante.

Seguimos la ruta por el Passo Valles (2.032 m) con otra de esas minúsculas capillas y de allí ponemos rumbo a otro de los grandes atractivos de los Dolomitas: el Lago di Carezza. Desde el parking (2€/h) hay que atravesar un túnel que te lleva directamente hasta el mirador principal del lago. Desde allí parte la ruta circular que lo rodea, que no te llevará más de 30-45 minutos.

Es una zona con bastantes estructuras hoteleras, como el mítico Grand Hotel Carezza, con más de 100 años de historia, y buen lugar para hacer base. De hecho nuestra primera noche la pasamos cerquita de aquí, en el pueblo de Moana. Paramos antes a tomar un café en el Bar Ja Vito, en Soraga, y de allí a descansar!

ruta dolomitas

Día 2

Este segundo día lo empezamos atravesando el poco conocido Val di Tires, salpicado de pequeños pueblecitos y aldeas como San Cipriano, donde sacamos una de las fotos del viaje con unas amigables vaquitas.

Antes habremos pasado por el Albergo Frommeralm, desde donde sale el telesilla que te lleva hasta el Rifugio Fronza Alle Coronelle, inicio de uno de los trekkings más impresionantes de los Dolomitas: el de las Torres de Vajolet. Lo recomendable es destinar un día entero para el trekking y dormir en el Rifugio Re Alberto I, apúntalo como alternativa!

Unos km más adelante hay otra parada interesante en el Castillo de Prösels, una construcción medieval perteneciente a una familia poderosa de la época muy bien conservada, que puede visitarse en tours guiados (9€). Nosotros nos conformamos con admirarla desde la propia carretera, que el día va a ser largo…

Continuamos por esta carretera secundaria, atravesando el pueblito de Fiè allo Sciliar, con una parada rápida en la preciosa Chiesa di San Costantino y llegamos al desvío que sube hacia Alpe di Siusi, un altiplano repleto de prados verdes y casonas de montaña que bien podría ser el hogar de Heidi. Para llegar hasta la parte alta, donde se encuentran los miradores, hay que atravesar un control y amig@, si vas en coche solo permiten el acceso antes de las 9:00 o después de las 17:00. La otra opción en tomar un funicular que cuesta 20€ ida y vuelta.

Regresamos a las inmediaciones del río Isarco, que acompañaremos en dirección norte poniendo rumbo hacia otro de los iconos cada vez más populares de los Dolomitas: el Val di Funes y la Chiesetta di San Giovanni in Ranui, en el pueblecito de Santa Magdalena, que tanto aparece en Instagram. No tuvimos suerte con el tiempo y la visitamos con nubes y lluvia, pero el panorama es una pasada!

Si quieres seguir hacia el norte hay un premio: la ciudad de Bressanone de la que destaca su Duomo. Nosotros no llegamos y regresamos sobre nuestros pasos para entrar de lleno en el que, junto al Val di Fassa, probablemente sea el valle más importante de los Dolomitas Italianos: el Val Gardena, con mucha tradición de esquí, vías ferratas y senderismo.

Paramos en la ciudad de Ortisei, considerado como uno de los núcleos urbanos más importantes de los Dolomitas para hacer base. Aquí aprovechamos para probar algunas de las especialidades locales en el Ristorante Lamm (tienen menú del día por 14€), dar una vuelta por el centro y, si te apetece, podrás subirte al teleférico (35€ i/v) que, en 2 tramos, asciende hasta Seceda a 2.500 metros de altura (el mirador más alto del valle). Desde allí arriba tendrás una de las postales más impresionantes del viaje.

Si dispusieras de tiempo, este es uno de los lugares donde pasar un día entero caminando por sus senderos, como el popular Seceda Ridgeline.

De nuevo con los pies en el suelo, seguimos nuestra ruta por los Dolomitas atravesando el Val Gardena. A las afueras de Ortisei puedes echar un vistazo a la Chiesa di San Giacomo, popular por sus frescos y por ser de las más antigua de toda la zona. Pasamos por otros pueblecitos con encanto, como Santa Cristina o Selva di Val Gardena y seguimos la ruta hacia el sur, dejando a un lado el Passo Gardena.

¿Te apetece darte un capricho? A los pies del Sassolungo, a más de 2.000 metros de altura, está el Rifugio Emilio Comici (nombre dado en honor a un alpinista de inicios del siglo XX) que presume de tener una de las cocinas más chic de los Dolomitas. Nosotros no fuimos, pero por sus reseñas, se tiene que comer de maravilla y con unas vistas brutales, eso sí, prepara la cartera. Por cierto, al parecer en los baños te espera una sorpresita…

La carretera sigues ascendiendo hasta superar el Passo Sella, a una altura de 2.240 metros, con unas impresionantes vistas 360 grados y con las paredes verticales del macizo Grupo Sella de telón de fondo. En las inmediaciones hay varias caminatas, una se conoce como Città dei Sassi que discurre entre piedras bajo la atenta mirada del imponente Sassolungo. Es un sendero sencillo apto para toda la familia con paneles informativos que muestran la biodiversidad de la zona.

Descendemos por una carretera repleta de curvas y a la altura del pueblo de Canazei nos adentramos en pleno Val di Fassa, uno de los valles más bonitos de los Dolomitas, donde tenemos el alojamiento. No hay tiempo para más, cansados y satisfechos, nos damos una buena sesión de piscina climatizada y sauna, y a dormir 🙂

ruta dolomitas

  • Distancia aproximada: 160 km
  • AlojamientoHotel Medil

Día 3

Bien tempranito nos subimos al coche para ascender por la misma carretera serpenteante por la que bajamos el día anterior. Y en esta ocasión nos toca hacer dos tramos, el segundo de ellos nos llevará hasta lo alto del Passo Pordoi (2.239 metros), una de las subidas míticas del Giro de Italia donde se ha colocado un monumento al ciclista italiano más grande de todos los tiempos: Fausto Coppi.

Aquí teníamos bien apuntado el Teleférico Sass Pordoi que sube hasta el mirador conocido como «Terrazza Delle Dolomiti«, que al parecer ofrece unas vistas panorámicas espectaculares. Pero el día no acompañaba, miramos webcams en tiempo real de la estación superior y al ver que todo estaba nublado y que la mujer de la taquilla nos hizo entender que «ni de coña se iba a despejar», preferimos ahorrarnos los 25€ por persona.

Así que continuamos, pero se nos presentaba un dilema: tirar hacia el norte, por el Val Badia, en dirección al Lago di Braies; o seguir explorando la zona este de los Dolomitas, por las regiones de Trentino y Veneto. Elegimos esta segunda opción, así que la ruta nos llevo primero al Lago Fedaia, en el Passo Fedaia (2.057 metros), desde donde, en un día despejado, se tiene la mejor perspectiva de la Marmolada.

Se trata de la montaña más alta de los Dolomitas, con 3.343 metros, y en su vertiente norte se puede ver todavía su glaciar, que por desgracia está sufriendo las consecuencias del cambio climático y cada año retrocede más y más. Este glaciar fue protagonista en el verano de 2022 por un triste suceso: debido al calentamiento global, cada vez es más frágil y el 3 de julio se produjo una avalancha que causó la muerte de 11 personas.

Desde este punto parte un funicular que llega hasta el Rifugio Ghiacciaio Marmolada, prácticamente tocando el glaciar, y si el día no acompaña, podrás visitar el pequeño per interesante Museo della grande Guerra con objetos único y originales de la IIGM.

La carretera de montaña continua atravesando túneles y ponemos rumbo hasta el pueblo de Alleghe, uno de los más bonitos sin duda que visitamos en este viaje. El marco es incomparable, con las aguas turquesas del lago que lleva el mismo nombre y en ellas, el reflejo del monte Civetta (3.220 m). Se puede dar un paseo tranquilo alrededor del lago y en verano también alquilan barquitas.

Como hemos visto, en los Dolomitas hay montones de pasos que salvan cadenas montañosas elevadas, superando los 2.000 metros, y el siguiente que tendremos delante será el Passo Giau, uno de los más populares con la silueta del Monte Nuvolau de frente. Su altura es de 2.236 metros y si te gusta el ciclismo, este nombre te sonará porque forma parte de las ascensiones legendarias.

ruta en coche por los dolomitas

Alternativa para senderistas

Desde el Passo Giau se puede hacer una ruta circular por las Cinque Torri, que pasa por 5 refugios de montaña (aprox 11 km). Otra alternativa es desviarse hacia el Paso de Falzarego y desde el Restaurante Baita Bai de Dones tomar el teleférico que asciende hasta el Rifugio Scoiattoli, a los pies de las Cinque Torri.

La carretera sigue hasta la ciudad de Cortina d’Ampezzo que acogió los Juegos Olímpicos de Invierno en el año 1956 y desde entonces se ha convertido en una de las bases favoritas para los amantes del esquí y de los deportes de invierno. No encontramos nada decente a buen precio allí, pero si en las inmediaciones, continuamos hacia el sur por el Valle d’Ampezzo y en un ratito llegamos al alojamiento de nuestra próxima noche.

Aunque antes hacemos una última parada, que nos repondría multiplicadas todas las energías que perdimos durante el día. Apunta este nombre: Birraria Bauce. Vas a comer como un jabalí.

  • Distancia aproximada: 120 km
  • Alojamiento: Hotel Boite

Día 4

Este último día de nuestro recorrido por los Dolomitas de 4 días lo dedicamos casi en su mayoría a la visita del Lago di Braies, uno de los lugares más populares de esta zona y pronto nos daremos cuenta de ello. Pero tenemos unos cuantos kilómetros por delante para llegar, así que en el camino disfrutamos de varias paradas.

Comenzamos volviendo sobre los pasos del día anterior por el Valle d’Ampezzo y a la altura de Cortina tomamos un desvío en dirección al Passo Tre Croci que nos llevará hasta los pies de la popular cadena montañosa conocida como Las Tres Cimas de Lavaredo. Son tres picos que rozan los 3.000 metros de altura y que se han convertido en uno de los símbolos de los Dolomitas.

Alternativa para senderistas

El Passo Tre Croci es uno de los puntos de comienzo del trekking al Lago de Sorapis. El recorrido tiene cierta dificultad y lo ideal sería reservar una noche en alguno de los refugios de montaña en lo alto, pero el paisaje y las vistas merecen cualquier esfuerzo.

Hay un trekking circular que discurre por la base de estas montañas a más de 2.000 metros de altura. Para iniciarlo tendrás que llegar el Refugio Auronzo, pero ten en cuenta que la carretera de acceso solo está abierta entre mayo y noviembre y tiene un peaje de 30€.

Como las previsiones meteorológicas ya nos habían avisado de que el día no sería propicio, descartamos este plan y nos limitamos a hacer paraditas en el camino: el bonito Lago di Misurina, el Lago di Landro que con días claros refleja las míticas montañas y cerca de donde hay un punto panorámico sobre las Tres Cimas de Lavaredo (al lado del Ristorante Tre Cime), o el Lago di Dobbiaco. Todo este Valle di Landro fue una zona fortificada durante las Guerras Mundiales y hoy todavía quedan algunos restos de construcciones como bunkers y fuertes, e incluso un cementerio de guerra.

En el pueblo de Dobbiaco, a apenas 10 km de la frontera con Austria, tomamos una carretera muy concurrida y recorremos los últimos km hasta llegar al Lago di Braies, y cómo te anunciamos antes, solos precisamente no vamos a estar.

Esta cercanía con el país vecino, la facilidad de acceso y obviamente su belleza natural han hecho de este lugar uno de los más visitados de todos los Dolomitas. ¿Y qué ocurre en estos casos? Pues que es un filón para recaudar dineritos así que prepárate para pagar los 10€ del parking (por 3 horas). Aunque es tiempo suficiente para completar el recorrido que rodea el lago, parar a hacer mil fotitos e incluso si quieres, alquilar una barca y navegar sobre sus gélidas aguas (por dios no te caigas!).

4 dias en dolomita

El Lago di Braies es nuestra última gran visita antes de terminar nuestro viaje de 4 días por los Dolomitas. En nuestro caso, ponemos rumbo hacia la casa de Lety en Údine y, aunque teníamos marcadas algunas paradas interesantes, como el Val Fiscalina en un pequeño desvío, o el Lago di Auronzo, apenas nos detenemos para tomar un café y llegar con los últimos rayos de sol.

  • Distancia aproximada: 300 km
  • Alojamiento: Casa de Lety

Mapa con el recorrido de 4 días por los Dolomitas

Te dejamos un mapa detallado con el itinerario por los Dolomitas que nosotros realizamos en estos 4 días:

Esperamos que nuestra ruta en coche de 4 días por los Dolomitas te haya gustado y que pronto disfrutes de tu propia aventura por esa zona tan bonita del norte de Italia!

seguro iati descuento

Ahorra en tu viaje
Compara y consigue vuelos baratos aquí
Encuentra alojamiento a los mejores precios aquí
Reserva actividades y excursiones en español aquí
5% de descuento en tu seguro de viaje IATI aquí
Reserva los traslados desde el aeropuerto aquí
Regalo de 10€ reservando el transporte por Europa aquí
Averigua cómo sacar dinero sin comisiones aquí
Descuento en tu eSIM con el código ‘MOCHILEANDO’ aquí
Alquila un coche con las mejores ofertas aquí
Compara precios del alquiler de furgonetas aquí
Los mejores libros y guías de viaje aquí
Todos nuestros artículos sobre Italia

2 comentarios en “Ruta por los Dolomitas de 4 días: itinerario día a día”

    1. Hola Emiliano. Es probable que haya carreteras cortadas por nevadas y zonas por donde no se pueda acceder. Además algunos trekkings son altos y es posible que estén cubiertos de nieve y no se puedan realizar. Mejor otra época. Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellenando este formulario nos estás proporcionando datos de carácter personal que serán tratados de forma segura, cumpliendo con el RGPD (Reglamento General de Protección de Datos). La legitimación se realiza a través de tu consentimiento explícito, marcando la pestaña de aceptación. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realices en este blog. Los datos estarán ubicados en los servidores de Webempresa (política de privacidad de Webempresa). Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y eliminación definitiva de los datos. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra política de privacidad.

Scroll al inicio