Consejos para visitar el Kruger y hacer un safari por libre

El Parque Nacional Kruger es uno de los destinos de safaris más icónicos, no sólo de Sudáfrica, sino de todo el continente. Gran parte de su popularidad se la debe a su accesibilidad, a la facilidad para visitarlo y a no precisar de un presupuesto alto, además obviamente de a su increíble vida salvaje. Aun así, es necesario planificarse un poquito antes de llegar para poder disfrutar de una aventura inolvidable. Tras pasar 8 días enteros aquí, hemos escrito este post en el que encontrarás los mejores consejos para visitar el Kruger por libre.

Planifica tu aventura con nuestros consejos para viajar a Sudáfrica

El Kruger, 100 años de historia

Antes de empezar, un poquitín de historia (muuuuy poco, no te vamos a aburrir). El Parque Nacional Kruger nació inicialmente como una reserva de caza a finales del siglo XIX para la conservación de la fauna salvaje y protegerla de la caza indiscriminada. No fue hasta el año 1926 cuando se estableció como Parque Nacional, el primero de Sudáfrica, tomando el nombre del líder boer Paul Kruger, fallecido algunos años antes.

En los años siguientes se estableció un programa de construcción de una vía ferroviaria y una red de carreteras que atravesara el parque, para hacerlo más accesible a los turistas. Este fue sin duda uno de sus grandes aciertos e incluso hoy en día podemos seguir haciendo uso de esas carreteras libremente para explorar el parque. Los visitantes aumentaban año a año y por ello, las infraestructuras turísticas se iban mejorando, estableciéndose varios campamentos fijos repartidos por diferentes áreas del parque, que quedaban abiertas de manera permanente durante todo el año.

En sus casi 100 años de historia, sufrió guerras, reyertas, epidemias, sequías, inundaciones y otros desastres ecológicos a manos del hombre (la caza furtiva hizo estragos en la población de elefantes primero y de rinocerontes después), pero tanto el parque como su biodiversidad, sobrevivieron hasta nuestros días, desempeñando un papel fundamental en la conservación de la fauna africana. El Parque Nacional Kruger es uno de los grandes atractivos de un viaje a Sudáfrica y no vas a querer perdértelo por nada del mundo.

fundadores del kruger

Consejos para visitar el Kruger: todo lo que tienes que saber

El parque se extiende por aproximadamente 19.000 km² en la provincia de Mpumalanga y Limpopo y es famoso por ser uno de los mejores parques donde ver los «Big Five»: leones, leopardos, elefantes, búfalos y rinocerontes. Pero hay que recalcar que también alberga una gran variedad de otras especies de mamíferos, aves y reptiles.

Más allá de las enormes opciones de avistar fauna africana en su hábitat natural, una de las grandes razones para elegir visitar el Kruger es que ofrece la posibilidad de visitar el parque por libre en tu propio coche, sin depender de safaris organizados ni costosos permisos. Obviamente también podrás contratar games-drives o safaris compartidos si te cansas de conducir, pero eso lo veremos luego.

Ahora sí, vamos a empezar con esta súper guía para visitar el Kruger, con toda la información útil que necesitas para organizar un viajazo inolvidable:

1. Cómo llegar al Kruger

Dada su gigantesca extensión, el Kruger se divide en diferentes secciones y dispone de varias puertas de acceso. Nosotros y la inmensa mayoría de gente que visita el Kruger por primera vez nos centramos en la parte sur y centro (desde Crocodile Bridge hasta Olifants), pues al parecer en el norte no hay tanta presencia de animales.

En nuestra ruta por Sudáfrica, entramos al Kruger por la puerta de Crocodile Bridge al sur, a 3 horas de Hlane National Park en Esuatini (incluyendo el cruce de fronteras), y tras 8 noches, salimos por la puerta este de Orpen de camino a la Panoramic Route y Johannesburgo. Te indicamos todas las entradas en el mapa al final del artículo.

Ten en cuenta que hay un horario estricto tanto para entrar y salir del Kruger, como si te quedas a dormir en un campamento. Suele ser entre las 06:00-07:00 para entrar al parque o salir del campamento, y las 18:00-19:00 para salir del parque o regresar al campamento. Si por circunstancias no puedes cumplirlo, recibirás una multa de 500 Rands (25€).

Ojo: la primera vez que harás check in te entregarán un papelito con los datos de tu entrada y el permiso de salida. Tendrás que enseñarlo en todos los camps donde te alojes. ¡No lo pierdas!

permiso entrada y salida del kruger

2. Mejor época para visitar el Parque Nacional Kruger

La elección de la época del año para visitar este icónico parque puede tener un impacto muy significativo a la hora de ver animales, así que vamos a ver todas las temporadas:

  • Invierno (junio a agosto): es considerada la temporada seca en el Kruger. Durante estos meses, la vegetación se vuelve menos densa, lo que facilita la observación de animales. Los días son soleados y las noches son frescas. Las temperaturas pueden ser bastante frías por la mañana y por la noche, por lo que se recomienda llevar ropa abrigada.
  • Primavera (septiembre a noviembre): es una excelente época para visitar el parque, ya que la vegetación comienza a brotar después de la temporada seca. Los días son cálidos y las noches agradables. Además, muchas crías de animales nacen durante estos meses, lo que brinda oportunidades únicas de observación.
  • Verano (diciembre a febrero): durante el verano, el Kruger experimenta lluvias regulares, lo que resulta en un verdor exuberante y la floración de muchas plantas. Sin embargo, la vegetación densa puede dificultar la observación de animales. Las temperaturas son elevadas y pueden ser incómodas durante el día.
  • Otoño (marzo a mayo): el otoño es otra excelente época para visitar el parque, ya que las temperaturas son moderadas y la vegetación se vuelve más ligera nuevamente. La observación de animales sigue siendo buena, y es un momento excelente para la fotografía.

Nosotros fuimos en octubre (primavera sudafricana) y nos pareció una época genial para visitar el Kruger. Así que, basándonos en nuestra experiencia personal, nos atrevemos a decir que la primavera sudafricana (septiembre a noviembre) es la mejor época para visitar el Kruger y hacer safaris.

⭐ Una vez allí, comprueba las previsiones meteorológicas para los siguientes días aquí.

gráfica tiempo anual en el Kruger
https://weatherspark.com/

3. Cuánto cuesta la entrada al Kruger: tarifas diarias y Wild Card

Para acceder al Parque Nacional Kruger (como a otros parques sudafricanos) hay que abonar una tasa diaria en concepto de «Conservation fees», en este caso hablamos de 486 Rands al día/persona (unos 24€). Esta tarifa se paga directamente allí al registrarte en los accesos al parque o en el campamento, o bien online cuando reserves la noche del camp (verás que en ese proceso tienes tres opciones: incrementar esa tasa a la tarifa y dejarla pagada / dejarla pendiente para pagarla en el parque / renunciar al pago porque tienes la Wild Card.

Tarjeta Wild Card

Es un pase anual que permite el acceso ilimitado a los Parques Nacionales gestionados por la entidad pública SANParks y muchos otros privados. Se puede comprar online en la web de SANParks o en las taquillas de los parques y su precio para extranjeros es de:

  • Individual: 3.780 rands (185€)
  • Pareja: 5.905 rands (290€)
  • Familia (para 5 miembros): 7.065 rands (345€)

Teniendo esto en cuenta y considerando un viaje en pareja en el que a cada uno le saldría por 2.952 Rands, basta con una simple división para saber que conviene sacarse la Wild Card si planeas dormir en el Kruger al menos 6 noches. Independientemente del acceso a otros parques a lo largo del viaje por el país, como De Hoop Nature Reserve, Addo Elephant National Park, los parques de la Garden Route, e incluso la Table Mountain National Park en Ciudad del Cabo o Hlane Royal National Park en Esuatini, entre muchos otros.

4. Cuántos días se recomiendan para visitar el Kruger

Cuantos más mejor! Nosotros hemos pasado 8 días en el Kruger y no nos hemos aburrido ni un instante. Lo ideal es no ir apurado y contar con al menos una semana, por dos razones sencillas: es un parque gigantesco y ciertos animales se ven más fácilmente en determinadas zonas; y lo más importante… hacer safaris auto-guiados en el Kruger es adictivo y créenos, 3 días te sabrán a poco, muy poco. Aún así, si dispones de poquitos días, pues mejor eso que nada.

kudu en el kruger

5. Qué animales se pueden ver en el Kruger

Amigo, la pregunta más importante no es qué animales verás sino cómo evitar que un elefante se siente en tu coche de alquiler XD. Es broma (bueno…). Por si las moscas vamos a contestarte a ambas 😉

En el Kruger es posible ver a los Big Five que son los primeros que querrás tachar de tu lista y que son: el león, el leopardo, el elefante, el búfalo y el rinoceronte. Sin embargo, fuera de esta cotizada lista se quedan otros animales preciosos como jirafas, cebras, hienas, hipopótamos, cocodrilos, antílopes, impalas, kudus, ñus, gacelas, facóqueros (o coloquialmente «pumbas»), babuinos, monos vervet, mangostas, ardillas, serpientes, lagartos, águilas, buitres, avestruces… y algunos más difíciles de ver como guepardos o chacales.

Es interesante hacerse con el cuaderno del Kruger en cualquiera de las tiendas del parque, donde además de algunos consejos prácticos, mapas con carreteras muy útiles y datos random, aparecen las especies más representativas que viven en el parque con su foto y nombre. Está disponible en varios idiomas, entre ellos el castellano, y cuesta unos 6€.

¿Sabías que hay dos listas alternativas a los Big Five? Son los Little Five y los Ugly Five y no te diremos que animales las forman, nada de spoilers.

casper, el león blanco del kruger

¿Dónde y cómo verlos?

Lo primero y fundamental a tener en cuenta es que estamos hablando de una reserva, donde los animales se mueven libremente, por lo nadie te garantiza que en una sección concreta vayas a ver una especie u otra. Es cierto que tienen sus zonas preferidas y, si hablamos de felinos, (que son los más deseados, además de los rinocerontes, cuya población ha descendido dramáticamente debido a la caza furtiva salvaje para hacerse con sus preciados cuernos), se suele decir que la zona de Satara es la mejor.

Y sí, nosotros vimos leones, gatos salvajes y un leopardo en las inmediaciones de ese campamento, pero también estuvimos a escasos metros de dos leones en nuestras últimas horas antes de dejar el Kruger cerca del campamento de Orpen, donde aparentemente no hay demasiadas probabilidades de verlos.

La conclusión que sacamos es que lo mejor es ir sin demasiadas expectativas, porque tu éxito va a depender mucho de la suerte que tengas y de pasar por el lugar indicado en el momento preciso. Sin embargo, podemos darte unos consejos a la hora de conseguir ver los animales más esquivos:

› Antes de salir del campamento echa un vistazo al mapa que ponen en la recepción donde se marcan los avistamientos de los días anteriores con diferentes colores. Aunque las manadas no permanecen en el mismo sitio, tendrás una idea de las zonas por donde se están moviendo esos días. Ojo, no son 100% fiables: no sabemos hasta qué punto están actualizados y tampoco es raro ver niños jugando y cambiando las fichas de sitio.

› Si te cruzas con algún jeep haciendo un game-drive, o mejor si cuando sales del campamento justo acaba de regresar alguno, pregunta al ranger si han visto algo reseñable. Es posible que te indique el número de carretera, cruce o y la distancia en tiempo. Nos parece de los mejores consejos para visitar el Kruger, la verdad.

› En la carretera, presta más atención a las áreas más cercanas porque en la distancia es mucho más complicado ver nada. Y recuerda que los mejores avistamientos vendrán precedidos de una acumulación de coches, es muy difícil ser el primero en ver un leopardo en una rama o un grupo de leonas tumbadas entre la maleza… Normalmente cuanto más grande es el atasco, más importante es el animal.

› Hay grupos de Whatsapp, Telegram y Facebook en los que la gente comparte sus experiencias (echa un vistazo a la web https://latestsightings.com/). Es importante familiarizarse con el mapa del parque y con la numeración de las carreteras.

panel informativo con avistamiento de animales en el kruger

¿Qué pasa con los elefantes?

Nada preocupante pero hay que tener cierto cuidado cuando te aproximes a ellos o encuentres a alguno de repente frente a ti en la carretera. Guardar la distancia de seguridad, evitar ruidos fuertes o acelerar, no cortar su camino y alejarse despacio si ves que se están poniendo nerviosos (lo notarás rápido), son las mejores recomendaciones.

Pero sobre todo mantén la calma y piensa en la manera en la que podrás escapar si la cosa se pone fea. Muchas veces los elefantes cuando se sienten agobiados hacen amagos, como una pequeña arrancada hacia los coches. Si ocurre esto, ya sabes, dales más espacio y muévete lentamente.

elefantes cruzando carretera en el kruger

6. ¿Por libre o contratar safaris?

Algo muy guay del Parque Nacional Kruger es que puedes elegir si explorarlo por libre con tu propio coche y que asegura libertad, flexibilidad, privacidad y emoción. O apuntarte a safaris en jeeps que se conocen como game drives y que podrás contratar en los camps un día antes o incluso el mismo día si no hay mucha gente.

También existen los safaris a pie, especialmente interesantes los nocturnos, en los que recorrerás las inmediaciones del campamento a pie acompañado de un ranger local experimentado (y armado).

Lo mejor de todo es que, a diferencia de otros parques nacionales africanos, donde hacer un safari es carísimo, el Kruger es relativamente barato. Solo tendrás que pagar la tasa de acceso (que como vimos es de unos 25€ por persona) y la gasolina que gastes, además de los campamentos si quieres quedarte a dormir en el interior. Pero es que los game drives cuestan unos 400 ZAR por persona (aprox. 20€).

Recuerda sacar la tarjeta Revolut (con 10€ de promo), la mejor opción para evitar las comisiones al pagar y sacar dinero en el extranjero

✓ ¿Qué es un game drive?

La palabra game drive se refiere a un recorrido en vehículo (generalmente en todoterreno o en un pequeño camión) para observar y disfrutar de la fauna silvestre en su entorno natural durante un par de horas. Se llaman «game» porque es una especie de «juego del escondite», donde entre todos los participantes tenéis que encontrar a los animales 😉

Salen cada día desde todos los campamentos e irás acompañado de un guía o ranger acostumbrado a conducir por esos caminos, aunque en cada salida improvisan una ruta dependiendo de los animales y el estado de los caminos. En la recepción podrás informarte sobre los horarios de salida, los precios y apuntarte. Para nosotros los mejores son al amanecer y al atardecer, estos últimos incluyen parte de safari nocturno con linternas, por lo que son más curiosos y completos.

¿Merece la pena hacer un game drive? Mucha gente desaconseja pagar por estas actividades teniendo en cuenta que al final ver o no ver animales depende de la suerte. Pero no estamos para nada de acuerdo, por estas cuatro razones:

  • En primer lugar porque los guías son experimentados y conocen muy bien el parque (además de que tiene información privilegiada y chivatazos de sus compis).
  • En cada jeep os podréis juntar 8, 10 o 12 personas y obviamente cuantos más ojos hay mirando, las probabilidades de avistar animalitos se multiplican.
  • El vehículo es mucho más alto que un coche normal, por lo que en caso de encontrar leones, leopardos o cualquier otra cosa potente, la perspectiva para observarlos y fotografiarlos será mucho mejor.
  • El horario para los game drives es más flexible, pudiendo salir antes y regresar más tarde las horas límite. Esto permite que algunos tengan una horita de exploración nocturna con linternas que ellos mismos dejan, y mola.

Así que te aconsejamos hacer algún game drive, más que nada para vivir ambas experiencias (además que se agradece dejar de conducir por un rato).

game drive en el kruger

7. Conducir en el Kruger: alquiler de coche y carreteras

La gracia de visitar el Kruger es que puedes conducir a tu rollo por sus carreteras y caminos, con el coche que previamente has alquilado *, y que no necesariamente tiene que ser un 4×4. Es cierto que un coche alto ayuda a la hora de conducir por pistas en peores condiciones y tener una mejor visión sobre el terreno, pero la diferencia de precio (sobre todo en un alquiler largo) hace que no merezca la pena. El nuestro era Suzuki S-Presso enanito pero bastante alto, y sin quejas (el alquiler nos salió por unos 700€ por 28 días).

⭐ Aquí te damos todos los consejos para alquilar coche en Sudáfrica

En el Kruger hay dos tipos de carreteras: las asfaltadas que suelen venir en los mapas del cuaderno en color rojo y numeradas como «H-x» y en las que el límite de velocidad es de 50 km/h. Y las carreteras de grava o tierra en amarillo y nombradas con «S-x» que suelen estar en condiciones decentes pero por donde se hace bastante más pesado circular (sobre todo en los tramos que hay «traqueteo»). Aquí el límite de velocidad es de 40 km/h.

Hay algunos par de puntos a tener en cuenta a la hora de conducir por el Kruger y alquilar coche en Sudáfrica:

  • Es necesario el permiso internacional de conducir (aunque a decir la verdad no nos lo pidieron en ningún caso).
  • Se conduce por la izquierda. Te acostumbrarás rápido, pero si es algo que te genera ansiedad, alquila un coche automático.
  • Cumple con las normas dentro del Kruger: no superes los límites de velocidad, la fauna siempre tiene la prioridad, está prohibido circular fuera de las carreteras y de noche, no se puede bajar del vehículo (solo en miradores/hides/campamentos…), etc.
  • El estado de las carreteras es generalmente bueno, pero la mayoría de pistas de grava tienen baches y cuanto llevas 20 km de tractratrac te vuelves medio loco.
  • Hay gasolineras en todos los campamentos que visitamos. Se puede pagar con tarjeta o efectivo y los precios no son exageradamente más altos que en el resto del país.
  • Apunta el número de emergencias por si tienes algún problema mecánico (recuerda que no debes bajarte del coche). Según la web de SANParks es este: 0800 030 666 (Vuswa). Pero es mejor comprobarlo a tu llegada al parque por si ha cambiado.

* Dentro del parque hay una oficina de alquiler de coche AVIS en el campamento Skukuza

hienas tumbadas en una carretera del kruger

8. ¿Dónde dormir en el Kruger? Campamentos

Los alojamientos en el Parque Nacional Kruger se pueden dividir en: lodges privados, más caros y cómodos; y campamentos gestionados por SANParks, más asequibles y con ciertas limitaciones pero con mucha personalidad. Uno de los mejores consejos para visitar el Kruger que podemos darte es que deseches la primera opción y te centres en los camps, donde vivirás experiencias únicas e irrepetibles.

Hay más de 15 campamentos repartidos por todo el territorio, protegidos de la vida salvaje por vallas y cada uno con diferentes instalaciones y tipos de alojamiento. Encontrarás algunos con piscinas, restaurantes top o zonas comunes chulas, como Lower Sabie, Satara o Skukuza que es el más grande y el que aglutina mucha de la actividad turística del parque. Y otros más pequeñitos sin prácticamente servicios.

IMPORTANTÍSIMO: reservar todas las noches en los campamentos con semanas (o meses) de antelación, sobre todo en estación alta. En cuanto tengas lista la planificación, procede con las reservas, siempre hay tiempo para modificarlas o cancelarlas (aunque para recibir el reembolso hay que solicitarlo por email).

El horario de check-in es a las 14:00 y de check-out es a las 10.00 y son muy estrictos. El día de salida puedes dejar las llaves en una cajita que hay al lado de la puerta principal, sin tener que pasar por recepción.

⭐ Te explicamos con detalle todo lo que saber sobre los campamentos en el Kruger

cabaña del campamiento skukuza en el parque nacional kruger

✓ Cobertura en el Kruger y WiFi

En todos los campamentos habrá señal telefónica y conexión a internet, aunque muchas veces será débil y la velocidad lentísima. En el resto de áreas, casi nunca habrá línea por lo que es importante haberse descargado los mapas para usarlos offline (con la app Maps.me y también en Google Maps). Funcionó mejor la tarjeta de Vodacom que la de MTN. Te contamos qué tarjeta SIM y eSIM comprar en Sudáfrica.

En cuanto al WiFi, SANParks por el momento no proporciona WiFi gratis en sus instalaciones, pero si los restaurantes, aunque te advertimos que no es para tirar cohetes.

9. Qué ruta hicimos y cuál fue nuestro día a día

Esquematizando mucho nuestra visita al Kruger, fue tal que así:

  • Día 1: entramos por la Crocodile Bridge Gate sobre las 12 am desde Esuatini, nos registramos y exploramos esa zona sur durante todo el día. Pasamos una noche en el Crocodile Bridge Camp. En ese momento pensamos que la habíamos cagado, pues podría ser más lógico dormir en el siguiente (Lower Sabie), pero de regreso al camp vivimos un atardecer muy guapo, así que sin remordimientos.
  • Días 2 y 3: dormimos en el Lower Sabier Camp y salimos cada día a recorrer las carreteras más cercanas (y no tanto) en nuestro coche.
  • Día 4: esa noche la pasamos en el campamento Skukuza, el más guapo de todos y donde comimos una pizza para quitar el sentido. Allí vimos un grupo de leones atacando a una manada de búfalos.
  • Días 5 y 6: seguimos subiendo hacia el campamento Satara, ubicado en el área donde suelen habitar más felinos, y donde dormimos dos noches. Uno de los días hicimos un game drive y estuvo guay.
  • Día 7: llegamos al punto más al norte de nuestra visita, al Olifants Camp, uno de nuestros campamentos favoritos por su restaurante (no solo la comida está rica, sino que tiene unas vistas muy chulas de la llanura y el río a sus pies) y su tranquilidad. Hicimos nuestro segundo game drive al atardecer y, aunque no vimos muchas cosas, nos divertimos.
  • Día 8: último día en el parque que lo pasamos recorriendo nuevamente la zona central en busca de felinos hasta llegar a Tamboti, un parque satélite de Orpen. Vimos dos leones y montones de hienas en las inmediaciones apenas minutos antes del horario de cierre. Atardecer espectacular y sorpresa final inolvidable.
  • Día 9: tempranito atravesamos la puerta de Orpen y, con una lagrimita en los ojos, nos fuimos hacia la Ruta Panorama y Johannesburgo.

En cuanto a nuestro día a día, la verdad es que no nos estresamos en absoluto. Mucha gente madruga para hacer cola en la puerta de los campamentos y «salir a la caza» lo antes posible (en teoría las primeras y últimas horas del día son las más fructíferas), nosotros no pusimos el despertador ni un solo día y disfrutábamos de los desayunos como dos perfectos huevones. Nos fijábamos en los tableros de observación, si podíamos preguntábamos a guías u otros viajeros y sobre las 9-10 empezábamos a conducir, muchas veces sin un plan concreto.

Nos apoyábamos en el cuaderno del Kruger para revisar carreteras, cruces, direcciones, y en base a eso hacíamos coincidir la hora de la comida en algún campamento cercano, pues tiramos mucho de restaurantes. Obviamente, también puedes pegarte más horas pegado al cristal del coche, llevando comida y bebida, pero a nosotros nos resultó mucho más divertido de esta forma (y estar 10 horas al día sentado en un coche se hace duro, para qué engañarnos).

Por las noches si eres de barbacoa que sepas que en todos los campamentos tendrás tu zona de barbacoa privada. O si no, siempre quedan los restaurantes que, al estar gestionados por empresas privadas (y no por el SANParks), están mucho más cuidados que el resto de instalaciones. Una cervecita, gin-tonic o agua con gas, últimas anotaciones, y a dormir rodeado de animales y olor a guano cual Indiana Jones del siglo XXI.

restaurante del kruger

10. Malaria en el Kruger

Ah, la malaria en el Kruger… como si los leones y los elefantes no fueran suficiente emoción para tu safari, aquí vienen los mosquitos Anopheles a unirse a la fiesta. A ver, el riesgo es bajo, pero no inexistente. Hay un par de recomendaciones que te vendrán bien:

  • La presencia de mosquitos en el Kruger se acentúa de noviembre a abril, coincidiendo con la llegada de lluvias y calor.
  • Abastece tu botiquín con repelente de insectos, lo necesitarás más que tu cámara (si no tienes, que sepas que en todos los supermercados del Kruger encontrarás y a buen precio).
  • Ten en cuenta que las mangas largas, pantalones largos y zapatillas cerradas serán tu mejor aliado.

Además, estar alerta a los síntomas de la malaria, como fiebre, escalofríos y dolor de cabeza, es crucial. La detección temprana y el tratamiento adecuado son fundamentales en caso de exposición a la enfermedad. Hay quien toma profilaxis frente a la malaria durante todo el viaje pero mejor infórmate con tu médico ya que no es una opción recomendable para todos.

A mi me suelen picar muchísimo y en el Kruger solo tuve un par de picaduras en todo el viaje (por suerte), de hecho casi no vimos mosquitos! De todas formas y tocando madera… ¡No olvides viajar sin seguro de viaje!

Sea cual sea tu destino, no te la juegues y contrata el seguro de viaje IATI que mejor se adapte a tu plan con un 5% de descuento aquí

11. Qué llevar en el Parque Nacional Kruger

Tras recorrer el Kruger tenemos claro que hay ciertas cosas que no pueden faltar en tu mochila:

  • Compra o alquila unos buenos prismáticos: la mayoría de veces avistarás los animales desde cierta distancia y los binoculares te ayudarán a verlos mucho mejor (te aseguramos que la diferencia es abismal). Dos buenas opciones son: Olympus 10×50 S (los que nosotros compramos) y Nikon Aculon A211.
  • Crema solar, repelente de mosquitos y sombrero: que no falten!
  • Para el coche son indispensables un powerbank y una buena playlist, pues, te pasarás muuuchas horas allí metido.
  • No viajes sin sudadera/cortaviento: dependiendo de la época la usarás más o menos, pero por lo general las mañanas y las noches son frescas.
  • Una neverita portátil para tener a mano bebidas frías y comida es buena idea (aunque una experiencia guay es probar varios restaurantes de los campamentos: se come rico y los precios son más que aceptables).
  • Dado que la iluminación en los campamentos es escasa por la noche, es aconsejable llevar una linterna o una lámpara frontal cuando te desplaces al aire libre después del anochecer.

Y casi lo más importante es saber lo que NO LLEVAR, que prácticamente puede ser todo porque las tiendas de los campamentos están perfectamente surtidas, desde comida fresca y congelada, a conservas, medicamentos, productos de higiene, leña, etc. Tampoco necesitas llevar ropa de cama y toallas, pues te las proporcionan en todos los campamentos.

Ah, y una última cosa, no estás obligado a disfrazarte de cazador ni de «Barbie safari», la ropa normal también vale.

prismaticos, un esencial para viajar al kruger

Más recomendaciones para viajar al Kruger

Ya que has llegado hasta aquí te pedimos un último esfuerzo para anotar estos consejos finales que harán de tu visita al Kruger una experiencia maravillosa:

  • Sé paciente: la observación de la fauna puede llevar tiempo, así que mantén los ojos abiertos y no desesperes. Piensa alguna distracción, juegos, música y a disfrutar!
  • El único banco donde sacar dinero en todo el parque se encuentra en Skukuza.
  • Cumple a rajatabla el resto de restricciones, prohibiciones e indicaciones del parque. Por ejemplo, no salir del coche en zonas no autorizadas, no bajar la ventanilla, obviamente no dar de comer a ningún animal, no tirar basura, seguir las normas de avistamiento de animales…
  • El uso de drones tampoco está permitido.
  • Las mascotas no son bienvenidas.
  • Si que hay lugares autorizados para bajarse del coche, como áreas de picnic, zonas históricas, miradores y hides (escondites). Eso sí, la letra pequeña dice que puedes salir… pero bajo tu propia cuenta y riesgo.
  • Ten especial cuidado con los monos, qué los jodíos son muy listos. No es raro verlos merodear por los campamentos y, cómo no, han aprendido a robar. Así que no dejes comida ni pertenencias desatendidas.
  • Si te apetece profundizar más acerca del Kruger, te recomendamos la guía en PDF de 200 páginas de Tecuentodeviajes. La puedes comprar por 1,99€ escribiéndole aquí: «colola2002@hotmail.com».
  • Más información en la web oficial del Kruger National Park.

consejos para visitar el kruger (grupo de cebras)

Mapa del Parque Nacional Kruger

Te dejamos un mapa con los puntos más destacados del Kruger para facilitarte la planificación:

Hasta aquí nuestra súper guía con las mejores recomendaciones y consejos para visitar el Kruger. Esperamos que te quede mucho más claro como realizar la visita y que ya quede menos para estar allí. Y si sigues teniendo dudas o necesitas más consejos, aquí estamos!

Sigue el día a día del viaje a Sudáfrica en nuestros stories de Instagram

seguro iati descuento

Ahorra en tu viaje
Compara y consigue vuelos baratos aquí
Encuentra alojamiento a los mejores precios aquí
Planifica tu itinerario con la app Passporter aquí
Reserva actividades y excursiones en español aquí
5% de descuento en tu seguro de viaje IATI aquí
Reserva los traslados desde el aeropuerto aquí
Averigua cómo sacar dinero sin comisiones aquí
Descuento del 5% en tu eSIM de Holafly aquí
Alquila un coche con las mejores ofertas aquí
Los mejores libros y guías de viaje aquí
Todos nuestros artículos sobre Sudáfrica

consejos para visitar el Kruger

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellenando este formulario nos estás proporcionando datos de carácter personal que serán tratados de forma segura, cumpliendo con el RGPD (Reglamento General de Protección de Datos). La legitimación se realiza a través de tu consentimiento explícito, marcando la pestaña de aceptación. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realices en este blog. Los datos estarán ubicados en los servidores de Webempresa (política de privacidad de Webempresa). Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y eliminación definitiva de los datos. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra política de privacidad.

Scroll al inicio