20 COSAS QUE VER Y HACER EN QUEENSTOWN

¿Ya os hemos dicho cuál es, para nosotros, la ciudad más bonita de Nueva Zelanda? Exacto: Queenstown 🙂
Bien, hoy os vamos a contar todas las cosas que ver y hacer en Queenstown y disfrutar de tu visita a tope (tanto en la ciudad, como en sus alrededores).

– DISFRUTAR DE LAS MEJORES VISTAS –
Para obtener las mejores vistas de la ciudad tienes que subir a la Gondola. Hay dos formas: la barata, que consiste en subir andando hasta la cima de la montañita (1 horita de camino entre pinos y rocas) o la opción vaga (subir con el Skyline, el funicular) para alcanzar el mirador en pocos minutos y morir de amor teniendo Queenstown a tus pies. Puedes comprar los billetes online, aquí.

– DARTE UN CHAPUZÓN EN EL WAKATIPU –
Esta es para los más valientes porque el agua está congelada. Pero que aburrida seria la vida sin alguna que otra locura, ¿no? Además ¿cuándo vas a tener la oportunidad de volver a bañarte en aguas cristalinas rodeado de montañas?

– VISITAR LOS QUEENSTOWN’S GARDEN –
Darse una vuelta por los jardines de la ciudad merece la pena. Nosotros además tuvimos la suerte de hacerlo con la buena compañía de Flor y Martín. Te encontrarás arboles rarísimos, flores coloridas y patos simpáticos.

– PASEAR POR LA ORILLA DEL LAGO –
Aparte de relajante es sorprendente, ya verás….

– CALLEJEAR POR EL CENTRO –
Para conocer un sitio hay que callejear, siempre lo decimos. Solo así puedes descubrir pequeñas joyas, como el local donde probar fudge gratuitamente o el parquecito (llamado por algunos el pequeño Machu Pichu, bueno solo por Gonzalo :-p) donde relajarte antes de seguir explorando la zona.

– VER ALGÚN QUE OTRO ESPECTACULO CALLEJERO –
Cerca de la “playa” hay siempre músicos, magos y diferentes artístas que improvisan sus show para los más pequeños (y para el niño que hay dentro cada adulto). Por cierto, si un mago te pide pensar a un numero… que no sea el 84!! ¿Verdad Jairo?

– PROBAR ALGÚN RESTAURANTE LOCAL –
Vale, no será la mejor del mundo pero oiga, algo bueno tiene! Lo malo, normalmente es el precio, aunque no todo está perdido: en Pig&Whistle por ejemplo puedes comer un plato de bangers&mash (3 salchichotas y puré de patatas) por 9$. No está nada mal!

– PROBAR ALGÚN RESTAURANTE ÉTNICO –
Que la cocina neozelandesa no es la más rica del mundo es un hecho, aunque las opciones para probar gastronomía de países tan diferentes como Japón, India o México no faltan. Aprovecha!

– HACER UNA BBQ A ORILLAS DEL LAGO –
Oh la barbacoa! Una de las cosas que más nos gustan del otro lado del mundo, sí así de osos somos. Si paseas por el lago dirección Glenorchy, encontrarás bbq de gas gratuitas donde poder pasar una tarde/noche genial con los amigotes.

– LA MEJOR HAMBURGUESA DEL MUNDO (?) –
O eso dicen. Fergburguer es toda una institución en Queenstown y en Nueva Zelanda. Nosotros la probamos y el resultado fue un “bah no es pa tanto”. ¿Está buena? Si. ¿Es la mejor del mundo? Para nosotros no. Rober, Jairo, Ana, Flor y Martín probaron una ‘más o menos normal’, yo probé una rarita de pollo con especias indias y chutney de mango y… oh estaba suuuuper rica! Un pelín picantita pero deliciosa. Si te interesa se llama “Bombay Chicken”. (La de la foto es la monster-burguer de Rober: nada que envidiar a Fergburger… doy fe, y mi barriga también!)

– IR DE COMPRAS Y SALIR MÁS HAPPINESS QUE NUNCA –
Happiness es una tiendecita genial donde puedes comprar ropa de segunda mano a precios baratiiiiisimos y por una buena causa: todas las ganancias son invertidas en la comunidad. Una bolsa de supermercado enterita de ropa/zapatos/accesorios/juguetes/loquesea cuesta 5$ (unos 3,2€ al cambio), media bolsa cuesta 3$. Hay que tener suerte… pero si la tienes puedes salir de allí con verdaderos chollos (como mis zapatos de astronauta purpurosos). Si te interesa la moda más actual las opciones no faltan por la ciudad.

– TRACK POR EL LAGO A FRANKTON –
Si te apetece andar (no te preocupes, el paseo es agradable y plano) puedes hacer el track que va desde Frankton al centro de la ciudad. El camino va por la orilla del lago así que las vistas son verdaderamente fabulosas y a cada paso los Remarkable, la cadena montañosa más bonita de la zona, te acompañará.

– EL MEJOR HELADO (O…) –
No es muy cheap que se diga pero si dos ratas racanas como nosotros lo han hecho… tu tambien puedes: un helado de Patagonia merece el desembolso! El sabor de la casa el el tramontana, aunque el dulce de leche o el sorbete de frambuesa están a la altura. Ñamme! ¿Cuánto cuesta? Helado de dos sabores por 6$ (está bien para 2 personas).
Si necesitas endorfinas pero tu cartera está más vacía que una bolsa de patatas fritas si Lety anda en el radioo de 10 km hay buenas noticias: en la tienda Remarkables Sweet Shop puedes probar fudge gratis y en la de Cookie Time puedes comer galletitas gratis. Mola! (Gracias Elia y Joan por descubrírnoslo!) Y si no, siempre nos quedara el cone del Macca’s!

– BUNGEE JUMPING –
Queenstown es la capital mundial del deporte de riesgo: aquí es donde empezó el puenting como negocio, así que si siempre quisiste hacerlo… ha llegado el momento. Además el lugar es idílico: un rio con aguas color verdemarina te espera y unos cuantos acantilados serán testigos de tu locura.
Dónde? En el Kawarau Bridge, a una media hora de Queenstown
Cuánto cuesta? 195$
(También hay opción de tirarse en Queenstown, sin embargo la location del Kawaraus Bridge es imbatible).

– BUNGEE JUMPING –

Disfruta de un emocionante paseo en jet boat… adrenalina garantizada! Puedes reservar la experiencia aquí.

– GLENORCHY –
Este pueblecito perdido en las montañas neozelandesa (está a una horita en coche de QT) tiene su rollete. Más adelante os hablaremos mejor de él, por ahora acontentaros solo con esta recomendación y con esta foto.

– ARROWTOWN –
Otra excursión que merece la pena (pero solo si tienes tiempo!) es la del pueblecito de Arrowtown. Aquí durante los años de la ‘fiebre del oro’ se asentaron mineros chinos y hoy en día se pueden visitar los restos de su poblado. También podrás pasear por la calle principal del pueblo y sentirte en pleno ‘far west’: más vintage que esto imposible! Pronto te contaremos más sobre este pueblecito.

– LAGO HAYES –
Si el Wakatipu es demasiado, demasiado, demasiado frio para ti hay otra opción: pegarte un chapuzón en el lago Hayes, cerca de Arrowtown. Aunque la opción es menos glamurosa eh?, las aguas aquí no son tan claritas (así que anímate y báñate en el Wakatipu que mola mucho). Esta a unos 10 km de QT

– HAZ UNA EXCURSIÓN DE UN DÍA –

Las mejores son sin duda las de Milford Sound (si no tienes coche lo mejor es hacer un tour desde Queenstown) y la excursión al Monte Cook.

Obviamente hay cantidad de cosas que hacer: navegar por el lago con uno de los muchos cruceros, hacer parapente, animarse con alguno de los trekkings en los Remarkable, desubrir los cafes y pubs de la ciudad, perderse por los barrios de las afueras llenos de casas preciosas… pero si te lo contamos todo no hay sorpresas! Disfruta de tu estancia en Queenstown 🙂

¿Conoces más cosas que ver y hacer en Queenstown?

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

7 comentarios en “20 COSAS QUE VER Y HACER EN QUEENSTOWN”

  1. Hola Lety, Robert
    Este post es genial, me encantó como detallaron la información. Me viene bien para mi viaje a Queenstown que será en Noviembre, super emocionada como se podrán imaginar. Me encontré con su blog gracias a Inteligencia Viajera y es realmente un gusto leer sus aventuras!
    Saludos viajeros!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellenando este formulario nos estás proporcionando datos de carácter personal que serán tratados de forma segura, cumpliendo con el RGPD (Reglamento General de Protección de Datos). La legitimación se realiza a través de tu consentimiento explícito, marcando la pestaña de aceptación. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realices en este blog. Los datos estarán ubicados en los servidores de Webempresa, el proveedor de hosting de Mochileando por el Mundo (política de privacidad de Webempresa). Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y eliminación definitiva de los datos. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra política de privacidad.

Ir arriba