ROAD TRIP POR TEXAS (RECORRIDO DE DOS DÍAS EN COCHE)

Texas era uno de los estados que más nos interesaba descubrir, no solo las grandes ciudades sino sobre todo la Texas más profunda, la de los pueblecitos, los ranchos, los vaqueros y las barbacoas. Así que planeamos una ruta en coche de 2 días para atravesar parte de este enorme estado. Aquí te contamos todo acerca de nuestro roadtrip por Texas!

Salimos desde San Antonio tras haber visto los puntos más interesantes, El Alamo, como símbolo de la unión texana y de su patriotismo (aquí se produjo la Batalla del Alamo, entre mexicanos y secesionistas texanos), la zona del River Walk, con sus barecitos y ambiente relajado y la catedral de San Fernando. Al parecer, San Antonio es una ciudad con ciertas reminiscencias españolas, la verdad es que nos costó encontrarlas, pero dimos con un bar con nombre canario, y es que cómo nos contó el simpático Blas, el gobierno español mandó a un grupo de canarios a que ocuparan este territorio, les convenció dándoles títulos y tierras.

San Antonio era el punto de partida de nuestro road trip por Texas, que nos llevaría a recorrer la zona del Country Hill, hasta Dallas en dos días.

– Primer día –

Distancia recorrida: aprox 175 millas
Lugares de interés: Gruene, Lockhart, Wimberley, Blue Hole, Luckenbach y Fredericksburg. Austin, Hamilton Pool opcionales

Desde San Antonio nuestra primera parada fue Gruene, un pequeño pueblo con tres calles nada más, pero de lo más pintoresco. Sus antiguas casas de madera y planchas de metal albergan tiendas de antigüedades, cafés y restaurantes, aunque la más importante del pueblo es la que esconde tras sus paredes el salon de baile más antiguo de Estados Unidos! Es fácil encontrarlo, está justo al lado del enorme tanque de agua, otro símbolo de este rinconcito texano. Si te animas ponte tu sombrero, cálzate tus botas y revienta el tablado! Y si no, pues haz unas fotillos y continua el roadtrip por Texas.

Pueblo de Gruene, Texas

Salón de baile más antiguo de Estados Unidos en Gruene, Texas

Merece seguir el recorrido hasta la capital mundial de la barbacoa texana: Lockhart, y probar suerte en alguno de sus históricos locales. Nosotros fuimos al Black’s Barbecue, una puñetera pasada de experiencia! Es un restaurante familiar que alimenta a todo el que lo quiera desde 1932, querido por todos los vecinos y no solo por ellos: el presidente de EE.UU. Lyndon B. Johnson les contrató en una ocasión el catering para una reunión en el Capitolio. Otros sitios recomendables son Kreuz Market, Lockhart Chisholm Trail BBQ o Smitty’s Market.

Black´s Barbecue, en Lockhart, Texas

Si tienes dudas de cómo funciona una barbacoa texana te lo contamos, ya verás que fácil, así lo hicimos nosotros:

  • Nada más entrar haces cola para pasar directamente a la zona de los sides, o sea de los acompañantes. Puedes elegir uno, dos, tres… o los que quieras! Primero tienes los fríos y luego los calientes, tu mismo te los pones en tu platito de plástico y sigues de frente. Cada uno cuesta 1,99$.
  • A continuación llegas a la zona de la carne, la barbacoa! Allí tienes a varios tipos sirviendo, verás los precios justo enfrente, normalmente por libras. Puedes elegir 1/3, 1/2 o la libra entera (1 libra = 0,45kg). Por ejemplo, las costillas cuestan unos 15$ por libra, y las salchichas las cobran por unidad, a 3$.
  • Pides la carne que quieras que te sirven en el momento, pides tambien la bebida (que es un vaso que luego puedes rellenar las veces que quieras en la sala) y pagas ahí mismo. Ojo, no hay que pagar la propina!
  • A continuación pasas al comedor y ala, a ponerte morado! Allí tienes los surtidores de bebida, también pepinillos, pan, cebolla y no se que más a libre disposición, los cubiertos, etc…

¿Qué es lo que comimos nosotros? Pues como solo se vive una vez, pedimos 4 salchichas (2 originales, una de ajo y otra de jalapeño con queso), media libra de costillas grandes y otra media de costillas pequeñas, 2 sides para cada uno (macarrones con queso, judías pintas y puré de patata con gravy buenísimo). Además una bebida para los dos (la rellenamos las veces que queramos). Total pagamos 40$… Así parece que puede resultar caro, pero en realidad no lo es… A nosotros nos sobraron 2 salchichas y salimos bien comidos de allí! Por cierto, no se te olvide pesarte antes y después de comer, hay una balanza con mucha solera al final del comedor… si si, justo al lado de los cuernos!

Barbacoa texana en Lockhart

Cambiamos el rumbo para dirigirnos hacia el Blue Hole, que en realidad no es un hole! Es un parque (de pago), con un río precioso que pasa entre arbolitos, la mar de tranquilo y perfecto para un picnic (y la siesta de después). En temporada de verano lo habilitan para que puedas pegarte un chapuzón, pero cuando lo visitamos nosotros (finales de mayo) todavía no se podía, así que nos ahorramos los 9$ de la entrada. El sitio mola, además hay un sendero por los alrededores que debe ser interesante. Para llegar hay que pasar por otra localidad anclada en el pasado, esta no la teníamos en el plan y nos sorprendió! Se llama Wimberley!

Blue Hole, aunque yo lo veo verde…
Pequeño pueblo de WImberley, Texas

Si tienes más tiempo, puede que sea el momento de seguir hacia la capital de Texas: Austin. Nosotros no la visitamos, pero aquí te dejamos las visitas más importantes:

  • HOPE Outdoor Gallery
  • Capitolio de Texas
  • Cathedral of Junk
  • Lake Travis y la Hamilton Pool. Estas dos en los alrededores de Austin. La Hamilton Pool tiene una zona que parece super fotogénica, la mala noticia es que la entrada cuesta como 25$. Más información en su web.
Roadtrip por Texas

Seguimos el road trip por Texas pasando por ranchos, campos con alpacas (de las dos, animales y de paja), caballos, vacas, ovejas… incluso algún que otro ciervo que yace cadaver en el arcén de la carretera mientras con él hacen su barbacoa privada un montón de buitres negros americanos (que miedito!). La verdad es que recorrer las carreteras de Texas es como hacer una visita a un zoo extraño, aunque en este caso la mayoría de animales están muertos (ciervos, tejones, armadillos…).

Buitres hambrientos pegándose un festín

Y llegamos hasta Luckenbach, que no sabríamos como describirlo… En realidad es uno de los pueblos más antiguos de Texas, pero avanzado el siglo XX fue abandonado y se puso en venta. Hasta que en 1970 una asociación por la protección cultural de Texas lo compró con la idea de crear un pueblo de fantasía, una oda al espíritu  texano! Empezaron los conciertos, la cerveza volvió a correr y los edificios encontraron un nuevo uso, ahora es el lugar perfecto para terminar de creerte que si, estás en el verdadero Texas! Aquí no hay casas, no hay panaderías, ni talleres, ni moteles… lo que encuentras en Luckenbach son unas cuantas chozas de madera que hacen las veces de bar, salón de actuaciones, tienda de recuerdos y baños… El sitio es ideal para echar una tarde o noche, tomar una cerveza y disfrutar de algún concierto country, mira los eventos en su web.

Luckenbach, Texas
Luckenbach, Texas

El día lo terminamos en Fredericksburg, un pueblo fundado por alemanes que conserva algo de ese país, sobre todo en los menús de los restaurantes y en los carteles de los locales. Nos damos un bañito en la piscina del motel y brindamos con unas cervezas artesanales, que mañana será otro gran día por las carreteras de Texas!

Fredericksburg, Texas

– Segundo día –

Distancia recorrida: aprox 275 millas
Lugares de interés: Enchanted Rock,  pueblitos como Strawn, Mingus y Gordon, Stockyards

El día de hoy pinta algo más tranquilo, aunque haremos más millas que ayer. Desde Fredericksburg tomamos la carretera 16 hacia el norte, se trata de toda una carretera pintoresca que se abre camino entre campos de flores (si vienes entre abril y mayo seguro que es todavía más impresionante), algunos bosques de árboles bajos y que a medida que recorre el estado de Texas hacia el norte se nota como su pasaje va mutando hacia zonas más planas y áridas.

Una visita que no puedes dejar de ver está a unas 8 millas al oeste de la carretera 16. Es la Enchanted Rock, o «Roca Encantada». una enorme mole de granito rosa en forma de cúpula que se levanta en mitad de la llanura. Te puedes acercar por la carretera, pero para entrar al parque y ascenderla tienes que pagar 7$. Es una zona recomendada para hacer camping, senderismo y escalada. Si tienes tiempo en tu viaje por carretera en Texas, este es un estupendo sitio para pasar la noche.

Roadtrip por Texas
Enchanted Rock, Texas

Volviendo a la carretera 16 se pasarán por una serie de pueblitos con nombres tan típicos como Cherokee, Comanche o De León. En este tramo, aunque no hay un punto o atracción más importante que, es super recomendable para sentir el verdadero corazón de Texas.

Roadtrip por Texas

En el cruce con la Highway 20 tienes la opción de seguir recto para conocer más aldeas con encanto como Strawn, Mingus y Gordon, o dirigirte directamente hacia Fort Worth para visitar su joya de la corona: Stockyards. Es un recinto con varios edificios y calles ambientadas al más puro estilo del lejano oeste, salones con conciertos por las noches, rodeos los viernes y sábados, museos, restaurantes y ojo… la suelta de ganado! Vale, en realidad no es tan impresionante como creíamos (nada que ver con un encierro de los que conocemos por España), pero no me digas que los cuernos de esas vacas no acongojan un poquillo! Se llama «The Herd» o «Cattle Drive» y se hace cada día a las 12 y a las 16. Unos auténticos vaqueros con sus botas y sus sombreros conducen al ganado de un corral a otro, lo que al parecer se hacía ya en tiempos lejanos.

Para entrar al recinto no hay que pagar nada, los museos son a voluntad (creemos) y ver el Cattle Drive es grátis, lo que si cuesta son los conciertos y los rodeos. Si estás interesado consulta su web y mira los eventos programados. Nosotros no reservamos nada, pero en el centro de visitantes nos ofrecieron descuentos para el rodeo y entradas gratis para el concierto de esa noche.

Stockyards, en Fort Worth
Stockyards, en Fort Worth
Llevaban botas con plataforma… que conste

– Mapa del recorrido –

Información útil


– ¿Cuántos kilómetros hemos recorrido? En total fueron aproximadamente 450 millas, unos 725 km.

– ¿Cuánto hemos gastado en gasolina? Cuando estábamos llegando a Fort Worth hicimos el lleno, cuando estábamos casi en reserva. En total pagamos 23$ por todo el recorrido, o sea unos 20€. Sale aproximadamente a 2,75€ por cada 100km. De hecho al hacer poner gasolina hice un prepago de 30$ pensando que no llegaría, la sorpresa fue que se paró en los 23$! Luego devuelven la diferencia si vuelves a la oficina.

– ¿Con que web hicimos la reserva? Reservamos el coche con AutoEurope desde España. La reserva fue con Avis y, tanto las oficinas de Avis de EE.UU. como la atención de AutoEurope fue excelente (sobre todo esta última, ya que les trajimos locos con cambios de última hora).

– ¿Qué coche nos dieron? Fue un Nissan Verso, bastante grandote pero que no consumía mucho, es uno de los que dan con la reserva más básica.

– ¿Dónde nos hemos alojado? En San Antonio nos alojamos en una caravana super vintage reservada con Airbnb por 57€ (si quieres un descuento de 35€ regístrate aquí. La noche en Fredericksburg la hicimos en el Motel Super 8, pagamos 47$. En Fort Worth nos quedamos en el Motel 6 por 59$. Estos dos últimos los reservamos con booking.com.

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

6 comentarios en “ROAD TRIP POR TEXAS (RECORRIDO DE DOS DÍAS EN COCHE)”

  1. Hola, en Marzo voy a visitar a mi hijo que esta estudiando en San Antonio y vamos hacer la ruta que describis hasta Dallas. Tenemos 5 dias para hacer el viaje, ya que en San antonio vamos a pasar 2. Alguna sugerencia, recomendacion o consejo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellenando este formulario nos estás proporcionando datos de carácter personal que serán tratados de forma segura, cumpliendo con el RGPD (Reglamento General de Protección de Datos). La legitimación se realiza a través de tu consentimiento explícito, marcando la pestaña de aceptación. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realices en este blog. Los datos estarán ubicados en los servidores de Webempresa, el proveedor de hosting de Mochileando por el Mundo (política de privacidad de Webempresa). Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y eliminación definitiva de los datos. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra política de privacidad.

Ir arriba