ROADTRIP POR TASMANIA. ETAPA 6: BRUNY ISLAND

Al sur de Hobart se encuentra Bruny Island, que podríamos considerarla como la isla, de una isla, de una isla. Bajo sus aguas se extiende un inmenso mundo subacuático y sobre su tierra una rica colección de fauna silvestre. Pero también de acantilados que quitan el hipo y de playas larguísimas de arena blanca. Ofrece además alguna que otra sorpresa como el mirador del The Neck. Si tienes tiempo te aconsejamos pasar una noche en el camping y disfrutar de las maravillas de esta isla de Tasmania. Te contamos más a continuación:

Estos son los datos principales de la ruta:

  • Punto de partida: Russell Falls
  • Punto final: The Neck (Bruny Island)
  • Km totales: 226 km

Menos mal que las ovejas no son como los gallos, que se ponen a cantar cuando amanece, porque cuando nos dimos cuenta al despertarnos estábamos rodeados de ellas! Desde el aparcamiento son solo unos pocos kilómetros hasta la Russell Fall. Allí llegamos incluso antes de que abrieran el mostrador de información, pero es que llegamos incluso antes que los grupos de chinos! Estamos on fire!

Las Russells Falls fueron, sin duda, las cascadas más bonitas que vimos en todo el viaje por Tasmania. La caída no es muy alta, ni la cantidad de agua es grande, pero son hermosas. Están divididas en varios niveles y el efecto es chulo, junto con el entorno, en uno de esos bosques espesos de altísimos árboles.

Estamos cerca de cerrar nuestro circuito por Tasmania. Hobart fue el lugar de inicio y por aquí volveremos a pasar hoy, pero no para quedarnos sino para seguir de camino a Bruny Island. Esta isla, en forma de 8, es una escapada perfecta para los habitantes de la capital de Tasmania, y en Sábado Santo más! Así que os podéis imaginar que no fuimos los únicos en la cola para subir al Ferry.

El Ferry sale desde Kettering y cuesta 33AUS (38AUS en peak season, o sea que por un día nos pilló la tarifa cara). El precio es por vehículo de hasta 6 metros de largo (las furgonetas como la nuestra, la Hitop, tienen solo 5, así que guay), e incluye la ida y la vuelta abierta. El trayecto se hace en unos 15 o 20 minutos y no deberías poder salir del coche, aunque ¿quién se resiste a las vistas desde la proa?

Sin casi darnos cuenta ya estábamos conduciendo por las carreteras de Bruny Island y, ¿adivináis? No son diferentes a las del resto del país. Así que para recorrer los últimos 18 km hasta el faro, en la punta más al sur, la carretera es una pista de tierra. Para ser sinceros, no está en malas condiciones, pero coño ponle un poquito de asfalto aquí copón!

Cuando ya nos estábamos arrepintiendo y planteándonos dar la vuelta empezamos a ver a nuestros lados como, entre la maleza, se dejan ver las primeras panorámicas. Venga, un poquito más, total la furgoneta ya está llena de mierda y lavar hay que lavarla…

El Bruny Island Lighthouse es uno de los más perfectos que vimos nunca: blanco, imponente, en un entorno espectacular, rodeado de acantilados y de arbustos bajos. Al final mereció la pena. Y mira, acabo de leer que es el segundo más antiguo y más grande de Australia.

Pero esta vista no es la más famosa de la isla, justo en su mitad hay un estrecho llamado “The Neck” que divide la isla en dos partes. A cada uno de los lados de este cuello se extienden largas playas, pero totalmente diferentes: la playa del costado oeste es una impresionante línea casi infinita de arena blanca, frente a un océano enfurecido con tintes verdes. Por el contrario en el lado este lo que encontramos es una pacífica bahía, con marea baja e irregulares costales.

Y en mitad el mirador. Hay que subir unos cuantos escalones hasta su parte más alta, pero la escena que se muestra bajo tus pies es sublime! Las vistas de 360 grados sobre la isla y con Tasmania al fondo no tiene precio!

A 3 o 4 km de allí hay está el Reserve Camping Area (10AUS por coche) muy muy recomendable. Teníamos ganas de llegar pronto a un camping, en estos días en Tasmania hemos llegado casi al atardecer a los sitios y nos ha dado tiempo a disfrutar de la vida de caravanero. Hoy nos podemos dar el lujo de cocinar tranquilos, sentarnos a leer un libro o pasear por la playa.

Y que playa! Es la que llamábamos del lado oeste. Está al ladito del camping y no te la puedes perder al atardecer! A nosotros nos enamoró! Un buen broche de oro para rematar la visita a Tasmania.

* Foto principal: Shutterstock

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

1 comentario en “ROADTRIP POR TASMANIA. ETAPA 6: BRUNY ISLAND”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellenando este formulario nos estás proporcionando datos de carácter personal que serán tratados de forma segura, cumpliendo con el RGPD (Reglamento General de Protección de Datos). La legitimación se realiza a través de tu consentimiento explícito, marcando la pestaña de aceptación. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realices en este blog. Los datos estarán ubicados en los servidores de Webempresa, el proveedor de hosting de Mochileando por el Mundo (política de privacidad de Webempresa). Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y eliminación definitiva de los datos. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra política de privacidad.

Ir arriba