GUÍA DE TRIESTE: QUE VER Y HACER EN UN DÍA EN LA CIUDAD ITALIANA MENOS ITALIANA

Me da mucha rabia que, fuera de Italia (e incluso dentro del Belpaese) mi región no se conozca. El Friuli Venezia Giulia es una zona incomprendida. Es bonita, se come bien, es interesante, tenemos mar, montañas, colinas, ciudades preciosas… Entonces ¿por qué nadie la conoce? No, en serio ¡que rabia! Id a Friuli Venecia Julia… ¡insensatooooos!

Mmm, será que el paraíso es para unos pocos electos (juas, juas), pero como soy generosa voy a empezar a hablarte de él… primera parada: Trieste!

Trieste es una ciudad peculiar. Para empezar hay que hablar de su localización: se encuentra a un paso de Eslovenia, fue parte del Impero astrohúngaro, sin olvidar su identidad italiana. Vamos, que Trieste es un crisol de culturas, influencias y atmósferas muy diferentes entre ellas.

Su aire es especial, no hay duda, hoy lo notarás paseando por sus calles y en el pasado lo notaron unos cuantos grandes artistas que decidieron establecerse en esta ciudad, de mar y de fronteras, una larga temporada. Es el caso de James Joyce, de Ernest Hemingway y de Umberto Saba… Trieste es inspiración, es bora (su fuerte viento que cuando sopla lo hace bien cabreado), es elegancia y descuido. Todo al mismo tiempo. Trieste es única y merece sin duda una vista.

En el artículo de hoy vamos a contarte toooodo lo que hicimos en nuestra última visita a Trieste, porque si un día se queda corto para conocerla, es suficiente para captar su alma y para querer regresar con más tiempo.

Consejo: si tienes poco tiempo hay un bus con audioguía que te lleva a conocer los principales lugares de la ciudad. Aquí dejo la info por si te interesa.

¿Qué ver y hacer en Trieste?

♣ Castillo de Miramare

Por cuantas veces uno visite el Castillo de Miramare, siempre querrá regresar. El blanco del castillo contrasta con el azul intenso del Mar Adriático y con el verde esmeralda del parque que le rodea… es una auténtica pasada.

El castillo se construyó entre el 1856 y el 1860 por petición del archiduque Maximiliano de Hasburgo y de su esposa, Carlota de Bélgica. En 1863 Maximiliano, presionado también por el deseo de prestigio y fama de Carlota, decidió aceptar el encargo de emperador de México, donde le esperaba una muerte prematura… y es que una de las leyendas que rodean el castillo cuenta que todo el que pase una temporada viviendo entre sus muros, morirá antes de tiempo.

El caso de Maximiliano no es aislado: el Duque Amadeo de Aosta, que vivió una temporada en Miramare, fue asesinado cuando cayó prisionero de los ingleses y el general Friedrich Rainer, otro inquilino del castillo, fue fusilado por los partisanos italianos. ¿La mejor noticia? No es un hotel!

Entrar cuesta 8€, pero como ya lo visitamos anteriormente (y como, de todas formas, creemos que su principal atractivo se encuentra fuera de sus muros) en esta ocasión decidimos no entrar, lo mejor es sin duda rodearlo, pasear por los jardines (donde por cierto podrás ver plantas subtropicales) y respirar la calma de este lugar encantado.

¿Cómo llegar al castillo de Miramare?

Nosotros llegamos en tren desde Udine y en lugar de bajar en la estación de Trieste lo hicimos en la anterior (Miramare), desde aquí hay un agradable paseo de unos 10-15 minutos hasta el castillo. Desde Trieste es muy fácil: simplemente deberás tomar el bus 6, el billete cuesta 1,35€ (60’) o 1,50€ (75’) y lo puedes comprar en cualquier estanco.

Si haces lo que nosotros, tras tu visita al castillo podrás ir a la ciudad en el bus 6 para lo cual puedes comprar el billete en el Ostello Tergeste, en el Viale Miramare, de camino al parking. El bus se coge pasado el parking y te deja en algunas paradas del centro, entre ellas la estación central de trenes, donde puedes tomar otros buses, o la Piazza Oberdan.

♣ Risiera di San Sabba

La segunda visita que te proponemos en Trieste no resulta del todo agradable pero sin embargo la consideramos imprescindible… Hablamos de la Risiera di San Sabba, el único campo de concentración nazi en Italia. Aquí los prisioneros políticos, los judíos y en general los enemigos del régimen eran detenidos y preparados para su traslado a campos de trabajos forzados o a campos de exterminio. Este campo no ‘solo’ era un lugar de paso para los prisioneros: se calcula que las víctimas de la Risiera ascienden a una cifra entre 3.000-5.000, todos asesinados por brutales palizas, con gases tóxicos o fusilados.

Este campo de concentración triestino contaba con un horno crematorio (el único en Italia) donde se quemaban los cadáveres de las víctimas, de manera que no quedase rastro alguno de la barbarie. Hoy en día queda solo la huella del horno (fue volado por los aires por los nazis antes de abandonar el edificio), que ha sido transformado en un monumento a los caídos.

En la Risiera se puede visitar, además de las celdas de los prisioneros y de los espacios comunes, un museo muy interesante que explica con detalle todo lo que ocurrió en aquellos terribles años, cuenta además con testimonios de los prisioneros y con objetos personales de las victimas.

Hay que tener en cuenta que la Risiera de San Sabba, si bien llegó a tener un horno crematorio, no era un campo de exterminio. La diferencia entre un campo de concentración y un campo de exterminio es que este último se creó exclusivamente para matar y hacer desaparecer los cuerpos en el menor tiempo posible, haciendo de esta practica algo así como un trabajo en serie.

 

La visita de la Risiera de San Sabba es gratuita, aunque puedes dejar un donativo en el museo.

¿Cómo llegar?

Nosotros lo hicimos desde el castillo de Miramare, utilizando el bus 6, parando en la estación central y cambiando al bus nº 8 o 10. Si vas en coche la dirección es esta: Via Giovanni Palatucci, 5.

Más info: www.risierasansabba.it

♣ Centro de Trieste

Trieste, como ya hemos dicho, es una ciudad muy peculiar, podríamos definirla como “la ciudad italiana menos italiana” y es que gracias a sus influencias austrohúngaras y a su geografía es una mezcla entre raíces italianas, influencias centroeuropeas y aire eslavo. Sin hablar de su fuerte tradición judía… vamos, Trieste es un crisol de culturas que no deja indiferente a nadie.

El centro de la ciudad es impecable, elegante, bonito y vivo, testigo de la época dorada del imperio austrohúngaro, pero basta con perderse por las calles para encontrar rincones que más bien parecen salir de los Balcanes o incluso de la antigua Roma.

No puedes visitar Trieste sin pasearte por la elegante Piazza Unità di’Italia que se abre al mar, o por el Molo Audace y el Canal Grande, uno de los lugares más bonitos de la ciudad. Cerca de allí encontrarás la iglesia ortodoxa de San Spiridione. Otras visitas imprescindibles en Trieste son la Catedral, el antiguo teatro romano, el Castillo de San Giusto, o la Sinagoga de la ciudad (la más grande de Italia), aunque como siempre lo mejor es perderte por las callejuelas del centro (si tienes tiempo acércate a la Librería Antiquaria Umberto Saba y a la Drogheria Toso, un local vintage lleno de curiosidades).

♣ Cafés históricos

Los cafés históricos de Trieste son una auténtica maravilla para los amantes del café y de la literatura… aquí, los principales escritores ligados a Trieste (Joyce, Svevo, Saba, Stendhal…) pasaban horas y horas tomando notas, escribiendo nuevas novelas y recibiendo la inspiración de esta magnífica ciudad.

Los cafés históricos más importantes son:

  • Caffé San Marco: uno de los más bonitos y famosos de Trieste, fue destruido completamente durante la I Guerra Mundial pero reabierto en los años ‘20 y funciona sin parar desde entonces. Es nuestro favorito ya que se mantiene prácticamente idéntico a cuando fue inaugurado, además dentro cuenta con una librería y con wifi. (Via Cesare Battisti 18).
  • Caffè degli Specchi: gracias a su localización inmejorable es el lugar donde, desde siempre, se reúne la gente más importante de la ciudad. (Piazza Unità d’Italia).
  • Caffé Stella Polare: durante la II Guerra Mundial fue también una sala de baile donde las chicas triestinas encontraban marido entre los numerosos soldados americanos que frecuentaban el café. (Via Dante Aligheri, 14).
  • Caffé Tommaseo: el más antiguo de todos (1830), elegante y sofisticado, donde parece que hayan comenzado a gestarse las ideas irredentistas…  (Piazza Tommaseo).

♣ Tranvía Opicina

Lo último que te recomendamos hacer en Trieste es subir en el tranvía de Opicina, un tram histórico, de madera y que parece salir directamente del pasado, que te llevará a disfrutar de las vistas más impresionantes de la ciudad (parada Obelisco). Como curiosidad contarte que durante un tramo, el tranvía se transforma en un funicular que atraviesa una pendiente del 25%!

Actualización octubre 2017: el tranvía está temporalmente fuera de servicio… NUUUUUOOOOOO!

El tranvía (línea 2) se toma en Piazza Oberdan y el billete es el mismo de los buses (1,35€ por 60’, 1,50€ por 75’).

Consejo: si lo prefieres puedes tomar este bus turistico que te llevará a conocer todos los principales lugares turisticos de Trieste (es buena opción si el día es lluvioso!).

¿Dónde comer en Trieste?

No podemos acabar el artículo sin antes desvelaros algún que otro lugar querido por cada triestino para llenar sus panzas…

  • Para empezar el  Buffet da Pepi (Via della Cassa di Risparmio, 3), uno de los mitos de Trieste, donde ponerse las botas con sus carnes cocidas. Lo más típico es comer un panino con la porzina (bocata de cerdo), aunque cualquier otra cosa que salga de la ‘cocina’ de Pepi es una garantía… desde 1897!
  • Fora per Fora (Via Armando Diaz, 9), es otro clásico, aquí se pueden probar platos típicos (5-10€) como Sopa de Jota (con judías, chucrut y patatas), ñoquis de pan o de ciruelas, porzina y crauti (cerdo y chucrut) o gulash con polenta.
  • Una experiencia foodie guay es hacer una cata de vinos. Aquí tienes un ejemplo.
  • La Bomboniera (Via Trenta Ottobre 3), perfecto para los amantes de los dulces: esta pastelería, que encontrarás en el centro de la ciudad, prepara postres típicos deliciosos (putizza, strucoli, pinza…).
  • Si quieres comer low cost te aconsejamos la zona de Viale XX Settembre, lleno de locales baratos y algún que otro fast food.
  • Otra gran opción es ir a conocer alguna Osmiza (locales que se encuentran en la zona del Carso donde se pueden probar vinos y comida casera). Eso sí, deberás disponer de coche o ir en tour (como este) ya que no hay medios de transporte públicos que llegan a las osmize.

¿Cómo llegar a Trieste?

Nosotros llegamos en tren desde Udine. El billete cuesta unos 7,5 € y el viaje tarda 1 horita. Hay varios recorridos que conectan Trieste con diferentes zonas de Italia. Para más info: www.trenitalia.com

Para llegar al centro de Trieste desde el aeropuerto está la opción del bus (Línea 51, cuesta 4,05€ y tarda 1 hora aprox), o el tren (el regional cuesta 4,25€, no es necesario hacer reserva y tarda 30 minutos, horarios en la web de Trenitalia. Más info.

¿Qué hacer si se dispone de más tiempo?

Sin duda hay una cosa que te recomendamos efusiva mente: ir a visitar Fagagna, mi pueblo. Que noooo (bueno, también), pero si estás en Trieste deberías ir a visitar la Grotta Gigante, una cueva enooooorme que se encuentra en los alrededores de Trieste.

Una excursión para conocer el Carso también es buena idea aunque, quizás lo mejor es combinar Trieste con la visita de otras partes de Eslovenia (como el Lago de Bled en tour) o de Friuli Venezia Giulia (Grado es una islita muy chula, Udine una ciudad pequeña pero acogedora o la zona de la montaña es una auténtica pasada, así como el Friuli Collinare… pero de esto ya te hablaremos en otro post!)

seguro iati descuento

Ahorra en tu viaje
Compara y consigue vuelos baratos aquí
Encuentra alojamiento a los mejores precios aquí
Regístrate en Airbnb y consigue hasta 34€ de descuento aquí
Reserva actividades y excursiones en español aquí
Contrata el seguro de viaje IATI con un 5% de descuento aquí
Reserva los traslados desde el aeropuerto aquí
Regalo de 10€ reservando el transporte por Europa aquí
Averigua cómo sacar dinero en el extranjero sin comisiones aquí
Compra una tarjeta SIM con descuento para viajar con internet aquí
Alquila un coche con las mejores ofertas aquí
Compara precios del alquiler de furgonetas aquí
Los mejores libros y guías de viaje aquí
Todos nuestros artículos sobre Italia
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

29 comentarios en “GUÍA DE TRIESTE: QUE VER Y HACER EN UN DÍA EN LA CIUDAD ITALIANA MENOS ITALIANA”

  1. Muchas gracias por la información. Sobre todo, porque muchas cosas no se encuentran en los blogs de pautas de turismo convencional.

    Gracias de nuevo. Alberto.

  2. Gracias por la información pero tendrás que actualizar la parte del tranvía opicina.
    Ha dejado de funcionar ( no sé exactamente cuando) ?
    Gracias otra vez. Un saludo.

  3. Que lindo relato… gracias.. lo guardo de guía.. probabalemente haga una noche en trieste camino a Zagreb.. y obvio que la recorreremos.. Gracias.. Florencia.

  4. Hola !! buscando por internet me encontré con tu blog que me ha parecido muy interesante, nosotras somos un grupo de amigas de Valencia que iremos a finales de junio. Dado que no dominamos el inglés tan bien como para seguir la conversación de una guía podrías indicarnos si existe alguna empresa que organice desde Trieste excursión de un día a Pirán, Portoroz y Koper en castellano o en italiano? Si así fuera podrías darme los datos para ponernos en contacto con ellos?
    Muchas gracias de antemano.
    Saludos

    Marisa

  5. Muchísimas gracias por la información. De hecho, hemos contactado con ellos y nos harán las excursiones en castellano.
    Un saludo y de nuevo gracias !!
    Marisa

  6. Muchas gracias!! hemos estado en la Rissiera de San Sabba, y nos ha encantado la visita ,aunque es muy triste todo lo que representa ??.muy agradecidos por vuestros consejos ??

    1. Hola Victoria! Muchas gracias por tu comentario. Trieste es una ciudad que merece la pena visitar, y la Risiera di San Sabba un lugar triste y poco conocido donde aprender algo sobre el terrible pasado de Europa. Os mandamos un abrazo fuerte y seguir disfrutando de los viajes!

  7. Hola este verano vamos a Croacia y a la vuelta paramos a dormir en Trieste, gracias por tu información, solo con leerla ya nos apetece mas conocer Trieste incluso Fagagna.
    Muchas gracias de nuevo , saludos
    Kepa

  8. La verdad que estoy contenta por saber un poco más de Trieste, pero también ,hay
    tristeza en algunos relatos, ¿ será por esas guerras y masacres que mis abuelos paternos se vieron obligados a emigrar y pasar por todas clases de penurias? Más que nada deseo a conocer , Trieste, pero sé que algún día lo haré, tengo todo como para sacar la Ciudadanía Italiana, veremos que pasa en un futuro, soy de Uruguay, gracias por el material tan interesante, estoy haciendo un especie de álbum personal, con imágenes e historia, amo esa ciudad, incluso tutta Italia, gracias!!!

    1. Hola Silvana. La verdad es que la historia de la humanidad aglomera momentos brillantes con otros periodos bochornosos. Y muchos sitios comparten ambos, como Trieste. Es una ciudad maravillosa y esperamos que algún día la puedas descubrir por ti misma. Un abrazo fuerte!

  9. Mario La Bjuonora Molinari

    Trieste es hermosa. La conocí por primera vez en el año 1959 para una Navidad.La hermana de mi abuela aún vivía ahí.
    No llegué a conocer a mi abuela porque falleció una año antes de mi nacimiento. Me interesaba saber más de mis origenes
    así que fuimos a conocer esa ciudad. El año pasado la visité con mi esposa y mi hija y nos encantó. Gracias

  10. Gracias por la información, estoy casi segura que mis raíces son de Trieste, Udine y Venecia, siempre trato de leer sobre estos lugares, por si encuentro mi apellido j

  11. Hola, un favor como puedo irme del aeropuerto al centro de Trieste en autobús, y cuantos días recomiendan este ahí yo había pensado 4 noches o es mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellenando este formulario nos estás proporcionando datos de carácter personal que serán tratados de forma segura, cumpliendo con el RGPD (Reglamento General de Protección de Datos). La legitimación se realiza a través de tu consentimiento explícito, marcando la pestaña de aceptación. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realices en este blog. Los datos estarán ubicados en los servidores de Webempresa, el proveedor de hosting de Mochileando por el Mundo (política de privacidad de Webempresa). Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y eliminación definitiva de los datos. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra política de privacidad.

Ir arriba