DUNEDIN Y LA PENINSULA DE OTAGO

Pingüinos, pingüinos, pingüinos… queremos ver pingüinos! Pequeñas colonias de estos torpones animalillos se encuentran en la Península de Otago, así que hacia allí nos encaminamos con la esperanza de poder ver a alguno de ellos… ¿lo habremos conseguido? Sigue leyendo…

Nos adentramos a esta península por su carretera más al sur, donde pasamos por algunas playas muy chulas en la zona de Ocean Grove. Y de alli hacía la Sandfly Bay. Si nos conoces bien sabrás que somos vagos de narices, así que en cuanto vimos que teníamos que bajar por camino hasta la playa decidimos contemplar el precioso panorama desde el mirador (que pa eso está) y no continuar más allá… nunca se sabe cuando a uno le puede dar un golpe de calor y morir, mejor prevenir que curar.

Este es uno de los sitios donde se encuentra una colonia de pingüinos, pero el horario no nos favorecía (de nuevo), así que esta vez ni siquiera lo intentamos. Para tener más posibilidades lo suyo es venir al amanecer o al atardecer, cuando los pingüinos van de sus casitas al mar y viceversa. Lo que si vimos fueron muchas ovejitas!

Un poquito más allá se encuentra el llamado Chasm, un acantilado de un montón de metros que quita el hipo (en realidad fue un poco una cagada). Por aquí también se puede llegar hasta la Sandfly Bay y hasta el Lovers Leap (no pregunteis… googlealo!).

Seguimos dirección norte rodeando el Hoopers Inlet donde nos encontramos a esta simpática garza y llegamos al Faro, en el extremo de la península. La panorámica es espectacular (y las millones de cagadas de gaviota también). De aquí sale un caminito hacia la sede de una agencia que hace rutas para ver pingüinos y albatros. La carretera va a ningún sitio así que mejor no ir.

Ya de vuelta pasamos por un par de pueblecitos como Portobello o Macandrew Bay, donde hay una calita no muy interesante pero perfecta para un baño (estarás acompañado de todas las madres del pueblo bañando a sus hijos).

El resto del día lo dejamos para la visita a Dunedin, una ciudad que nos pareció interesante a simple vista. Tiene una estación de trenes vintage, un jardín chino de pago (de mucho pago, cabloneh!), unos cuantos cafes, una bonita catedral, algunas placitas y…

Baldwind Street, la calle más empinada del mundo!! Mientras Lety pensaba que estaba loco yo me la hice corriendo! Vale solo la baje corriendo, pero eso también cuenta no? Aquí una vez al año se reúnen los chavalotes de la ciudad y compiten a ver quien la sube más rápido, si fuera a ver quien la baja más rápido me apuntaba a la del año que viene!

INFO ÚTIL

Donde dormir

Nosotros lo hicimos en un pueblecito cerca de Dunedin, en Warrington. Buen sitio, con baños de obra y muchísimo espacio. No estamos seguros de si se puede dormir en la Peninsula de Otago, en un folleto vimos que al lado del baño en Macandrew Bay se puede, lo mejor es preguntar.

Ver pingüinos por libre en la Península de Otago

Si vas a preguntar al i-Site de Dunedin si lo puedes hacer te dirán que no, que solo hay tours para esto. Mentira gorda! En Sandfly bay hay una colonia de pingüinos que salen al amanecer y atardecer. Suerte!

La ruta

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

4 comentarios en “DUNEDIN Y LA PENINSULA DE OTAGO”

  1. Valla ruta más chula y que paisajes tan bonitos, la naturaleza siempre nos sorprende. Te vemos en forma ehh Roberto, sabiendo que corriste por la calle más empinada del mundo, Baldwind Street, jejeje. 😉 Buen post, entretenido y fresco. Un abrazo compañeros!!! a seguir viajando 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellenando este formulario nos estás proporcionando datos de carácter personal que serán tratados de forma segura, cumpliendo con el RGPD (Reglamento General de Protección de Datos). La legitimación se realiza a través de tu consentimiento explícito, marcando la pestaña de aceptación. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realices en este blog. Los datos estarán ubicados en los servidores de Webempresa, el proveedor de hosting de Mochileando por el Mundo (política de privacidad de Webempresa). Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y eliminación definitiva de los datos. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra política de privacidad.

Ir arriba