QUE VER Y HACER EN BERAT, LA CIUDAD DE LAS MIL VENTANAS

Si es verdad que los ojos son el espejo del alma, Berat es el alma de Albania. Vayas donde vayas en Berat tendrás la sensación de ser observado mientras observas. Es raro, normalmente cuando visitamos una ciudad somos los que la miramos de arriba a abajo (que si las calles son bonitas, que si está sucia, que si es entretenida, que si te gusta o no…) pero en Berat sucede lo contrario: la ciudad, con sus miles de ojos, no para de mirarte y a cada paso notarás como Berat te está espiando, y la imaginas preguntándose: «por cuál de mis calles optarán, en que esquina sacarán una foto, hasta dónde estarán dispuestos a subir».

La de Berat no es una mirada crítica, es más bien curiosa, fisgona, de aquellas que se divierten al ver como nosotros, turistas que alucinan en la ‘otra Europa‘, nos quedamos asombrados ante ella.

En nuestro deambular vamos descubriendo un trozo de su piel y ella nos deja hacer encantados, segura de sus encantos. A cada paso descubrimos un trozo más de su alma y ella nos deja hacer encantados, segura de su pureza. Berat es mujer, no podría ser de otra forma.

LAS 3 CARAS DE BERAT

Si queda claro que Berat tiene mil ojos, lo que todavía no sabes es que tiene 3 caras: Gorica, Mangalem y Kalaja.

Gorica: el barrio menos turístico y por consiguiente… el más verdadero. Gorica es el alma cristiana de Berat, separada por el río Osum de sus dos ‘hermanas’. Imprescindible pasear por sus calles y contemplar las bonitas vistas del entorno.

Mangalem: un barrio fascinante, lleno de ‘las casas de las mil ventanas’, mezquitas y una atmósfera de otro tiempo. No te pierdas una visita a la mezquita del Sultán, la más antigua de Albania.

Kajala: aquí el protagonista es el castillo, que desde lo alto (aún sin ojos) observa todo lo que pasa a su alrededor. Prepárate para subir unas cuantas calles empinadas (empinadas de verdad!) pero las vistas merecen el esfuerzo. Vale, lo he dicho: el protagonista es el castillo pero los actores secundarios (las casas del barrio y las muchas iglesias) son los compañeros perfectos.

La Berat moderna también resulta interesante, con una larga avenida repleta de terrazas y cafés y una bonita plaza central. Es un buen lugar para buscar algún restaurantito local y probar las especialidades del lugar.

A la mañana siguiente, tras un desayuno con unas vistas espectaculares, subimos a un bus dirección a un nuevo destino: Macedonia, pero esta es otra historia.

INFO ÚTIL

  • Como llegar a Berat desde Tirana en bus: nos costó 400 LEK y tardó algo menos de 3 horas. Cogimos uno que salía a las 10.15h. Te dejamos un mapa de la Estación Sur de Tirana:

  • Dónde dormir en Berat: hicimos noche en el Guest house Hava Baci, por 20€, recomendable. Por la mañana preparan desayuno (unos 2€) que sirven en la terraza con vistas a la ciudad. Sirven te/café, fruta, queso, pan y mermelada.
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellenando este formulario nos estás proporcionando datos de carácter personal que serán tratados de forma segura, cumpliendo con el RGPD (Reglamento General de Protección de Datos). La legitimación se realiza a través de tu consentimiento explícito, marcando la pestaña de aceptación. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realices en este blog. Los datos estarán ubicados en los servidores de Webempresa, el proveedor de hosting de Mochileando por el Mundo (política de privacidad de Webempresa). Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y eliminación definitiva de los datos. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra política de privacidad.

Ir arriba