KAIKOURA: AMOR A PRIMERA VISTA

En este post ‘kaikoura: que ver y hacer’ vamos a contarte todo lo que necesitas para visitar esta bonita ciudad de Nueva Zelanda… pero antes déjame que te diga algo…
Cuenta la leyenda que el que hizo Kaikoura tenía que estar bien inspirado: el Creador, sea quien sea, se tenía que haber pillado un buen colocón para hacer algo tan deliciosamente raro.

El Océano Pacifico, con sus colores cambiantes y sus olas caprichosas delante, y detrás las montañas protectoras con los picos nevados. Por aquí y por allá un puñado de vacas, y obviamente que nunca falten las ovejas, que por algo estamos en Nueva Zelanda. Ponemoles también una docena de surferos buscando la ola más grande y unos cuantos mochileros con cara de asombro mirando el paisaje… Pero al artista iluminado no le parecía suficiente.

Decidió regalar a Kaikoura el cielo estrellado más bonito que hay y para disfrutarlo nada mejor que una cervezota fresquita en la playa, mientras se cocina una barbacoa digna de un Dios.

Pero tampoco estaba satisfecho. Entonces añadió a la mezcla un toque aún más especial: unos leones marinos con la nariz hacia arriba buscando los rayos de sol en las rocas, unos albatros vigilando que todo siga en orden en las nubes, unas ballenas calladitas pero bien gorditas en el mar y voilá: el lugar idílico estaba creado.

 
Todos estaban felices y contentos, todos menos los crayfish, la especialidad de la zona: mientras todos disfrutan de su Kaikoura ellos acaban en las planchas antes, y en las panzas después.
Bueno, la leyenda me la acabo de inventar, pero no me sorprendería nada si algo así hubiese pasado de verdad: Kaikoura mola, y mucho.

Pasamos aquí 3 días en los que disfrutamos a tope del Océano Pacifico en un entorno idílico. Lugares así son los que nos roban el corazón, los que por un lado nos susuran al oído “quedate más, que prisa tienes” y por el otro nos dan el impulso aún más grande de seguir viajando para conocer y descubrir más Kaikouras perdidas por allí, que algún creador loco y un poco colocado hizo para que los disfrutáramos.


INFO ÚTIL 

Este es el mapa de nuestro recorrido:

Dónde dormir

: hay un campsite a unos 10km al norte de Kaikoura. El sitio es precioso, frente al mar, en una playa de surferos. El ambiente tambien es muy entretenido. En realidad, solo hay un baño nonflush algo guarrete y unos cuantos espacios para aparcar las campervans, pero el lugar es increible. Super recomendable.

Qué hacer: hay una colonia de leones marinos en el extremo de Kaikoura. Las mejores vistas del entorno se obtienen desde un lookout a la entrada del pueblo, al final de Scarborough St.

Dónde comer:  en la playa por supuesto! En el camping hay unas pilas de piedra (que puedes mejorar) para hacer fuego y resguardarlo del aire. Compra unas salchichitas en el New World en Beach Road y la cena está servida!
Si nuestro post ‘kaikoura: que ver y hacer’ te ha gustado no te olvides de compartirlo con tus amigos 🙂
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

7 comentarios en “KAIKOURA: AMOR A PRIMERA VISTA”

  1. Buenas! Me paso para comentaros que sigo vuestro blog, aunque sea en las penumbras! Y me encanta! Gracias por compartir vuestras experencias y hacernos vivir vuestras aventuras a través de la pantalla. Algún día haré como vosotros y me olvidaré de comprar billete de vuelta, de momento, me conformo con leeros y alimentar mis ganas!

  2. Tuve el placer de vivir en Kaikoura en 2014, me encontré con este posteo y no dudo que haya algo de verdad en la leyenda que has relatado.. el que pueda, que no deje de visitar ese lugar bendecido.

    Sin dudas, mi lugar en Nueva Zelanda: playa, montana, aventura, delfines, ballenas, un paraiso!! Saludos desde Argentina 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellenando este formulario nos estás proporcionando datos de carácter personal que serán tratados de forma segura, cumpliendo con el RGPD (Reglamento General de Protección de Datos). La legitimación se realiza a través de tu consentimiento explícito, marcando la pestaña de aceptación. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realices en este blog. Los datos estarán ubicados en los servidores de Webempresa, el proveedor de hosting de Mochileando por el Mundo (política de privacidad de Webempresa). Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y eliminación definitiva de los datos. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra política de privacidad.

Ir arriba