30 COSAS QUE VER Y HACER EN SAN PETERSBURGO

cosas que ver y hacer en San Petersburgo

En tu viaje por Rusia no puedes perderte un paso por su antigua capital, y para aprovechar al máximo esos días, vamos a contarte las mejores 30 cosas que ver y hacer en San Petersburgo.

Fundada a principios de 1700 por Pedro el Grande, quien entendió que mirar hacia Europa era algo imprescindible para el desarrollo de su amada Rusia, San Petersburgo es una de las grandes joyas del país. Petrogrado antes, Leningrado después, la historia de la ciudad es relativamente reciente, pero para nada aburrida. Pedro el Grande quiso reunir aquí lo mejor de Europa, así que contó con excelentes arquitectos y artistas para crear de la nada la ciudad más bonita del mundo. El resultado es un museo a cielo abierto, monumental y elegante, que casi abruma al quien lo visita.

Ahora sí, esto es lo que te recomendamos visitar en San Petersburgo:

1. El Museo Hermitage no solo es uno de los mayores atractivos de la ciudad, sino que es uno de los mejores museos del mundo. En sus innumerables salas (por las que es probable que te pierdas varias veces) podrás admirar millones de obras de arte, desde la época egipcia, griega o romana, a pinturas del renacimiento italiano. El Hermitage está en el Palacio de Invierno, la antigua residencia de los zares de Rusia, y ya solo por visitar el propio palacio merece la pena entrar, pues todas sus salas son auténticas obras maestras. Calcula mínimo 3 horas para la visita y ojo porque los lunes cierra.

La entrada es relativamente barata: cuesta 700 rublos, unos 10€ al cambio. Se puede comprar online, para evitar colas, pero tienes que saber que cuesta bastante más (nosotros fuimos por la tarde y ni tuvimos que hacer cola comprando en las maquinas automáticas). También es recomendable la opción de visita guiada en español (con entrada sin colas incluida).

2. Si Moscú tiene la Plaza Roja, San Petersburgo tiene la Plaza del Palacio, una enorme explanada con la preciosa fachada verde del Hermitage. Es uno de los lugares claves en la historia de Rusia: fue en este punto donde que comenzó la Revolución Bolchevique, cuando el pueblo, cansado de los privilegios de los zares, cambiaron el destino de la Madre Rusia.

Puedes comenzar tu visita a San Petersburgo con un free tour, una de las formas más económicas e interesantes de conocer una ciudad. Es gratis (aunque recuerda dejar una propinilla). Aquí puedes reservarlo.

3. Desde la Plaza del Palacio sale una de las calles comerciales más importantes de la ciudad y su arteria principal: Nevsky Prospekt. Recórrela de arriba a abajo unas cuantas veces, y recuerda entrar en la Casa Singer que en su interior esconde una bellísima librería con cafetería. Puntazo: desde allí las vistas de la Catedral de Kazán son un pasote.

4. En la misma calle se encuentran también los Almacenes Yeliseev, una tienda gastronómica que merece una visita, especialmente si quieres comprar algún producto típico, como caviar o vodka (aunque también tiene una cafetería y una sección de dulces irresistible). Y si tienes más ganas de shopping acércate a las cercanas galerías Passage que no tendrán el encanto de las galerías GUM de Moscú, pero son un cachito de historia de la ciudad.

5. La Iglesia del Salvador sobre la sangre derramada es la protagonista religiosa de la ciudad. Recuerda a la Catedral de San Basilio, gracias a sus cúpulas en forma de cebollas de colores, aunque si las visitas hasta el año 2021 puede que te lleves una pequeña decepción: está en obras y algunas partes se encuentran cubiertas de andamios. ¡Qué pena! Curiosidad: ¿sabías que se levantó para rendir homenaje al zar Alejandro II justo en el mismo lugar donde fue asesinado? De ahí viene su nombre.

Un consejo: por fuera es bonita, pero por dentro es una pasada (la entrada cuesta 350 rublos). Esta repleta de mosaicos extraordinarios que de verdad te dejan la boca abierta. Es una de las iglesias más bonitas que vimos nunca.

que ver y hacer en San Petersburgo

6. Pero esta no es el único templo destacable, en San Petersburgo hay grandiosas iglesias y muy diferentes unas de otras. Una de ellas, de religión ortodoxa, es la Catedral de Nuestra Señora de Kazán, que con su impresionante columnata de 96 columnas, se le da una aire a San Pedro del Vaticano. Es la principal iglesia de la ciudad y en su interior se venera con fervor un icono de la Virgen de Kazán.

7. Hay otra catedral que compite en dimensiones con la anterior, hablamos del la Catedral de San Isaac. Lo que más llama la atención es la característica cúpula dorada (dicen de hecho que es la cúpula de oro más grande del mundo), que se apoya sobre una enorme columnata circular con una terraza panorámica, a la que se puede subir. No es la típica catedral ortodoxa, ya que por dentro es austera y tiene tonos oscuros. Entrar cuesta 250 rublos y por un precio extra se puede subir a la terraza (no está arriba del todo).

8. Pero no solo de catedrales e iglesias ortodoxas vive la ciudad… una de las cosas más sorprendentes que ver en San Petersburgo es ¡una mezquita! La Mezquita de San Petersburgo tiene una apariencia imponente y a la vez delicada, con sus mosaicos de tonos azules y verdes, su alto minarete y una cúpula sorprendente. Se puede entrar a visitar la zona del rezo gratis.

¿Tienes solo un día para conocer San Petersburgo? ¿Eres crucerista y no sabes como visitar lo mejor de la ciudad en unas pocas horas sin gastarte un dineral? Si no te atreves a hacer las visitas por libre existe este tour que te llevará a conocer los lugares clave de la antigua Leningrado

9. Hay quien la llama la iglesia de Barbie, otros dicen que se parece a una tarta nupcial… la Iglesia de Chesme, con sus tonos blancos y rosas, es cuanto menos, diferente al resto. Está un pelín alejada, así que tendrás que llegar en transporte público.

10. Si no estás muy convencido de acercarte hasta allí, hay otra razón que puede hacerte cambiar de idea. Muy cerquita de esta iglesia está la Casa de los Soviets, un edificio al más puro estilo stalinista, que hoy en día acoge oficinas administrativas. Delante de él, en la enorme plaza Moskovskaya Ploshad (Plaza de Moscú), surge una inmensa estatua de 17 metros de Lenin, al parecer la más grande de la ciudad. Consejo: desde esta plaza sale y llega una línea de shuttles que van al Palacio de Catalina, así que puedes pasarte ese mismo día y matar dos pájaros de un tiro.

que ver y hacer en San Petersburgo

11. ¿Sabías que en San Petersburgo se puede visitar un buque de guerra? Es el Aurora que no solo desempeñó su función bélica durante la Guerra Ruso Japonesa, sino que desde él se disparó el cañonazo que dio el comienzo a la Revolución Bolchevique en 1917. Hoy en día puede visitarse ya que se ha reconvertido en un museo naval.

12. Es bien conocido que el metro de Moscú cuenta con las estaciones más bonitas del mundo, pero en San Petersburgo se pueden visitar unas cuantas que no se quedan demasiado atrás (además el metro de San Petersburgo es el más profundo del mundo, a más de 80 metros bajo tierra de media). Es el caso de las estaciones de Kirovsky Zavod, Admiralteyskaya, Avtovo o Pushkinskaya. Puedes visitarlas por libre (obvio jeje) o apuntarte a un tour guiado para conocer todos sus secretos y encantos.

13. San Petersburgo es conocida como «la Venecia del Norte», por sus numerosos canales y puentes (más de 300!). Aprovéchalo para hacerte un crucero por el río Nevá y sus canales. Lo ideal es hacerlo al atardecer para disfrutar de los últimos rayos de sol (si es que tienes suerte como nosotros y te tocan unos días geniales)… Es una experiencia muy buena y ¡nada cara! Echa un vistazo a las ofertas.

14. Un plan original es hacerte el crucero, pero de madrugada! Se trata de una ruta de puentes levadizos iluminados! Sí, oíste bien, en los meses entre abril y octubre, hay varios puentes que se alzan para permitir el paso a grandes barcos. ¿Por qué solo entre abril y octubre? Porque durante los otros meses, el río Nevá suele estar más congelado que un boquerón en el ártico. Puedes acercarte tu mismo a pie (estos son los puentes que se alzan) o bien apuntarte a un crucero como este.

15. Una excursión al Palacio de Peterhof es algo imprescindible que hacer en San Petersburgo. La que fue una de las residencias oficial de los gobernantes de Rusia hasta la caída del zarismo en 1917, es hoy en día un museo donde flipar con la belleza, elegancia y lujos que rodeaban la vida de los zares. No te pierdas sus jardines, están llenos de fuentes, flores, esculturas y rincones que enamoran. El Palacio está a unos 35 km de San Petersburgo y se puede visitar por libre o en un tour como este.

Ojo: si vas en agosto como nosotros, prepárate a largas colas. Al final decidimos ir el lunes, cuando el Palacio cierra y centrarnos en la visita de los jardines (aún así había mucha gente pero bueno, se podían encontrar rincones completamente vacíos). Aquí te damos unos cuantos consejos para visitar Peterhof (próximamente).

que ver y hacer en San Petersburgo

16. Cerquita del Palacio de Peterhof se encuentra la bonita Catedral de los Santos Pedro y Pablo, con las cúpulas de colores tan peculiares del estilo arquitectónico ruso. A menudo la gente no la visita, pero al parecer merece muchísimo la pena una parada. Y decimos “al parecer” ya que cuando fuimos, en agosto de 2019, estaba prácticamente toda cubierta de andamios. Una lastima.

17. Si crees que Peterhof era la única residencia de los zares, te equivocas: pronto decidieron levantar otro impresionante y fastuoso lugar de veraneo, el Palacio de Catalina. Y no, nada tenía que envidiar al anterior. Pero nada, nada. Tanto era así, que en la ocupación nazi en la II GM, se llevaron algunos de sus tesoros, entre otras cosas la Cámara de Ámbar, que por cierto, sigue en paradero desconocido. Eso antes de destruirlo, así que todo lo que vemos hoy es una reconstrucción minuciosa de cómo estaba el Palacio en su época de esplendor.

Al igual que el anterior, se encuentra a las afueras de la ciudad, y se puede llegar y visitar por libre o en tour. Aquí te damos más info de cómo visitar por libre el Palacio de Catalina (próximamente).

18. ¿Ganas de algo dulce? Entonces tienes que hacerte con uno (o más) donuts de Pyshechnaya, un establecimiento legendario que endulza las vidas de los habitantes de la ciudad. Además los donuts (pyshki) son baratísimos: cuestan unos 0,20€. Se encuentra en el 25 de la calle Bolshaya Konyushennaya. Aquí te recomendamos unos cuantos restaurantes donde comer en San Petersburgo bien y barato (proximamente).

19. El Teatro Mariinsky es la respuesta petersburguesa al Teatro Bholsoi de Moscú. Si tienes tiempo (y un dinerito) hazte con las entradas de una obra y disfruta de una de las experiencias rusas más impresionantes. Hay otros teatros menos famosos repartidos por la ciudad, como el «Mini Bolshoi», frente al canal Fontanka.

20. Uno de los lugares más emblemáticos de la ciudad es la Fortaleza de San Pedro y San Pablo, ya que es el punto exacto donde se fundó la ciudad en 1703. En esta ciudadela amurallada al otro lado del Nevá hay varias visitas interesantes, como la de la Catedral de San Pedro y San Pablo, donde descansan los restos de varios zares y sus familiares, el Museo Estatal de Historia, el de la Exploración Estatal o la vieja cárcel política de la ciudad, por donde pasaron presos de la talla de Dostoevsky o Gorky.

Hay una entrada combinada de 750 rublos que permite la visita a todas las atracciones, aunque se puede caminar por dentro gratis. Curiosidad: es el segundo lugar más visitado de San Petersburgo, tras el Hermitage.

que ver y hacer en San Petersburgo

21. Uno de los mejores sitios para tener unas bonitas vistas, tanto de la Fortaleza como del Hermitage y del río Neva, es en la Plaza de la Bolsa. A la espalda tendremos el antiguo edificio de la Bolsa, y en la misma plaza sobresalen dos columnas rostrales rojas. Se encuentra en la isla Vasilievsky, donde además podrás visitar unos cuantos museos.

22. Seguro que oíste hablar de Rasputín: el curandero que supo hacerse tan amigo de los zares, que llegó a influir sobre sus decisiones. Era una figura muy controvertida… y por supuesto odiada por muchos poderosos. Tan odiado era que un grupo de nobles orquestó su asesinato. Tuvo lugar en el precioso Palacio Yusupov, que hoy en día se puede visitar, y como toooodo lo que rodea la figura de este monje-curandero, está envuelto de misterio: dicen que lo envenenaron (y el cianuro no le hizo efecto), que le pegaron unos cuantos tiros (y aún así seguía con vida) y finalmente le ataron y lanzaron al río congelado (y entonces sí, murió de frío).

Si te interesa la figura de este oscuro monje y su poder para embelesar a las damas (aun oliendo a tigre a 3 km), en el Museo Erótico se expone lo que, al parecer, son sus generosos genitales.

23. Si el tiempo acompaña y quieres rodearte de verde y flores sin salir de San Petersburgo, el Summer Garden te encantará. Aquí estaba la primera residencia de verano del zar Pedro el Grande y los jardines los creó él mismo. Cruzando la calle, además, podrás conocer otro parque (Field of Mars), en cuyo centro arde la Llama Eterna desde 1957.

24. Al sur de estos dos parques se construyó el Castillo de San Miguel (o Mijáilovski en ruso), por orden del zar Pablo I, al sentirse poco seguro en el Palacio de Invierno. La jugada no le salió del todo bien, porque a los 40 días de mudarse fue asesinado en sus dependencias. El castillo se encontraba rodeado por los 4 lados de agua y la construcción es bastante grandota. Hoy se puede entrar gratis al patio y alberga algunas exposiciones.

25. Al llegar a nuestro apartamento y mirar a través de la ventana vimos unas enormes cúpulas azules con estrella doradas, y claro, miramos el mapa para comprobar de que se trataba. Era la Catedral de la Santa Trinidad, frente la cual se alza la Columna de la Gloria, sobre los restos de los cañones utilizados en la guerra contra ruso-turca. Curiosidad: en 2006 un terrible incendio acabó con gran parte de la Catedral, por suerte la restauración fue relativamente rápido ya que se volvió a inaugurar en 2010.

26. Si tienes tiempo acércate a la Catedral y el Convento de Smolny. Es un conjunto impresionante, de estilo barroco isabelino, que volverá loco a más de uno. El punto fuerte es la catedral, que durante la era de Stalin, fue saqueada y utilizada como almacén.

27. El vodka es la bebida típica de Rusia y en tu visita a San Petersburgo tienes que probarlo por lo menos una vez. Pero si quieres aprender más sobre las curiosidades, la historia y la elaboración de esta bebida, te recomendamos visitar el Museo del Vodka. La entrada con cata cuesta unos 500 rublos. Nosotros visitamos el de Varsovia y fue una visita muy entretenida. Por cierto, el vodka se inventó en Polonia!

28. Y hablando de museos, uno muy curioso que visitar en San Petersburgo es el Museo Fabergé, famoso por tener la colección de huevos fabergé más grande del mundo. ¿No sabes de que se trata? Son unas joyas de la época de los zares súper cotizadas, en forma de huevo y hechas de oro y piedras preciosas. En su interior escondían regalos únicos como joyas, portafotos y más sorpresas. ¿Los huevos kínder se inspiraron en ellos? El museo se encuentra dentro el Palacio Shuvalov.

29. ¿Sabías que el Arco de Triufo de Moscú está en San Petersburgo? Se llama así porque está colocado donde empieza la carretera que se dirige a la capital rusa. Se construyó para celebrar la victoria de Rusia sobre los turcos, en 1834. Curiosidad: no es el único arco del triunfo de la ciudad, hay otro… el de Narva, que se hizo para conmemorar una de las victorias más celebradas de Rusia, la de la Guerra Patria, contra las tropas de Napoleón Bonaparte.

30. Gracias a los chicos de wanderonworld descubrimos que a unos 20 km de la ciudad existe una réplica casi exacta de la famosa iglesia de Kizhi, una de las más espectaculares de toda Rusia. Nos acercamos en bus y flipamos en colores: la Iglesia de la Intercesión (Покровская церковь) hecha de madera y con sus cúpulas encebolladas tan peculiares, es una de las más bonitas que vimos nunca. Y por dentro nos gustó aún más! Además la visitamos casi a solas, fue uno de los mejores momentos del viaje.

que ver y hacer en San Petersburgo

Mapa con todo lo que ver en San Petersburgo

Aquí te dejamos un mapa con los sitios que tienes que visitar en tu viaje a San Petersburgo:

Hasta aquí nuestras recomendaciones de cosas que ver y hacer en San Petersburgo, son las 30 más importantes, pero seguro que hay muchas más! ¿Cuál es tu favorita? ¿Nos olvidamos alguna? Déjanos un comentario 😉

Ahorra en tu viaje

Vuelos baratos a Rusia: bit.ly/2LCRSpD

Alojamiento barato en San Petersburgo: bit.ly/2KTTPMz

Alójate con Airbnb y consigue 25€ de descuento: aquí

Actividades en español en San Petersburgo: bit.ly/2ME06hK

Reserva los traslados desde el aeropuerto: bit.ly/2PdFIGd

Alquila un coche con los mejores descuentos: bit.ly/2xGxOrc

Compara precios en el alquiler de la furgoneta: bit.ly/2IFbMeB

Seguro de Viaje IATI con un 5% de descuentobit.ly/29OSvKt

Libros y guías de viaje: amzn.to/2Yj8Dfp

Todos nuestros artículos sobre Rusia

que ver y hacer en San Petersburgo

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

4 comentarios en “30 COSAS QUE VER Y HACER EN SAN PETERSBURGO”

  1. Fui en un cruzero.Quede tan fascinada que.volvi en viaje organizado durante 3 dias.Me encantan vuestro comentario de la ciudad.Casi todo lo que describis lo vi.Me encanto todo.Me ha hecho recordar el viaje a esta impresionante ciudad.Gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellenando este formulario nos estás proporcionando datos de carácter personal que serán tratados de forma segura, cumpliendo con el RGPD (Reglamento General de Protección de Datos). La legitimación se realiza a través de tu consentimiento explícito, marcando la pestaña de aceptación. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realices en este blog. Los datos estarán ubicados en los servidores de Webempresa, el proveedor de hosting de Mochileando por el Mundo (política de privacidad de Webempresa). Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y eliminación definitiva de los datos. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra política de privacidad.

Ir arriba