ROADTRIP POR TASMANIA. ETAPA 1: TASMAN PENINSULA

Entramos en nuestro segundo mes en Australia. Este país nos dio la bienvenida en su alejada ciudad de Perth, en los territorios del oeste. Desde allí hicimos un roadtrip de 3 semanas hasta Melbourne, donde pasamos una semana estupenda. Pero es hora de volver a la carretera, aunque antes tendríamos que volar. Este artículo narra la primera etapa de nuestro roadtrip en furgoneta por Tasmania, iniciando en Hobart y visitando la histórica ciudad de Richmond, la Tasman Peninsula con sus increíbles acantilados, la penitenciaría de Port Arthur donde tuvo lugar un suceso trágico recordado por todos los australianos y alguna que otra sorpresa.

Estos son los datos principales:

  • Punto de partida: Hobart
  • Punto final: Mayfield Bay
  • Km totales: 255 km

El día empezó temprano, a las 5 de la mañana sonaba el despertador, media hora más tarde estábamos de camino al aeropuerto de Melbourne. Auriculares, música, subir a un avión, echar una cabezada, oír llorar a un niño, aterrizar en Tasmania. A las 10 de la mañana ya teníamos nuestra furgoneta, preparados para recorrer esta isla en una semana.

Nuestro primer destino fue Richmond, el motivo fue uno: su puente. Data del año 1825 y, aunque te pueda parecer una fecha poco impresionante (probablemente en tu pueblo haya edificios más viejos), se trata del puente de piedra más antiguo de toda Australia. Los patitos que viven por aquí te recibirán con una trabajada coreografía y unos cuantos graznidos.

Richmond Bridge

Al sur de Hobart, la capital de Tasmania, se encuentra la Tasman Peninsula, que visitamos a continuación. Por la carretera que recorre su vertiente este paramos en Tessellated Pavement, donde la naturaleza ha modelado a su gusto la roca dejándola como un inmenso suelo de baldosas, cortadas geométricamente y unidas unas a otras.

Tessellated Pavement

Más adelante visitamos en la misma zona el Tasman Arch, un enorme arco tallado por la fuerza del mar en la roca. El Devil Kitchen que es un inmenso y profundo corte en el acantilado y donde da miedito asomase y un Blowhole en el que rompen las olas tras pasar por unas cuevas y estallan hacia lo alto (sobre todo cuando la marea está agitada).

Tasman Arch
Devil Kitchen
Blowhole

El pueblo de Port Arthur esconde una sorpresa: la Penitenciaría, uno de los patrimonios históricos más importantes de Australia, construida a principios del siglo XIX y destino de muchos convictos procedentes de las islas británicas. Aunque el precio para entrar es demasiado elevado (39$) y nosotros nos conformarnos con verla desde un costado. Más información.

Este lugar es tristemente famoso también por la masacre que tuvo lugar el 28 y 29 abril de 1996 cuando, Martin John Bryant, un chico de 28 años de Hobart, mató a 35 personas y dejó heridas a otras 23 en un tiroteo. Muy heavy, sobre todo por la «poca» trascendencia que tuvo el hecho: como todo lo que pasa en la Tierra Down Under, parece que no importa demasiado al resto del mundo «real». Este de Port Arthur fue uno de los sucesos más trágicos de la historia reciente de Australia con un número considerable de victimas, teniendo en cuenta que «sólo» hubo un asesino.

El día estaba nublado y hacía un viento terrorífico, movía nuestra furgoneta de lado a lado de la carretera y era difícil controlarla… pero donde realmente pegaba el viendo era en la Remarkable Cave. En realidad donde se notaba era en el mirador que hay al lado del aparcamiento (Maingon Bay Lookout), desde donde se observa a lo lejos unas torres naturales que recuerdan a algún paisaje de El Señor de los Anillos. Desde aquí sale un camino que baja por unas escaleras hasta la cueva, por donde atraviesa el agua del océano hasta una playa secreta. Una pasada.

Remarkable Cave
Maingon Bay Lookout

La primera sensación conducir por Tasmania fue de no estar en Australia, los paisajes tan verdes, las colinas llenas de prados y ovejas, la humedad, el fresquito… todo ello nos trasportó a su vecina Nueva Zelanda, y más concretamente a la Península de Coromandel. Sin embargo no tardamos demasiado en volver a la realidad y definitivamente entender que seguíamos en Australia. Y explicamos el porqué.

Tras esta última visita seguimos la marcha hacia el norte y dejamos atrás la Tasman Península, nuestro destino era un camping en una bahía, así que introducimos la dirección en Google Maps y seguimos su consejo. ERROR! No te fíes siempre de lo que dice Google Maps!  A nosotros nos metió por una carretera de tierra y piedras, con barro, charcos y cantidad de baches! Se llama la Wielangta Rd. Pero ojo, tampoco te puedes fiar de los australianos! A unos pocos metros de empezar este camino paramos a un coche que venia de frente para preguntar si continuaba en este mal estado. Respuesta: “chicos no os preocupéis, más adelante mejora, este es el peor tramo”. Mentira! Fueron 20 km que tardamos una hora en recorrer, sin cobertura y sin un alma que circulara por allí. El camino se adentra en el Wielangta Forest y no, no te lo recomendamos.

Aunque tenemos que ser justos, el tipo nos dijo que cuando encontráramos un desvío más adelante, tomáramos la carretera hacia Spring Beach y aquí acertó. El trazado pasa por unos bonitos paisajes al lado de la costa, salpicados de granjas, algún que otro wallabi y bonitas playas (incluso con mal tiempo). Además por fin vimos la luz al final del túnel y la tierra se convirtió en asfalto de repente, coincidiendo con unas urbanizaciones muy chulas.

Era el momento de poner la quinta y llegar a tiempo al Camping Mayfield Bay Conservation Area para conseguir uno de los últimos sitios (gratis, con donación recomendada).

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

2 comentarios en “ROADTRIP POR TASMANIA. ETAPA 1: TASMAN PENINSULA”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellenando este formulario nos estás proporcionando datos de carácter personal que serán tratados de forma segura, cumpliendo con el RGPD (Reglamento General de Protección de Datos). La legitimación se realiza a través de tu consentimiento explícito, marcando la pestaña de aceptación. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realices en este blog. Los datos estarán ubicados en los servidores de Webempresa, el proveedor de hosting de Mochileando por el Mundo (política de privacidad de Webempresa). Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y eliminación definitiva de los datos. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra política de privacidad.

Ir arriba