UN DOMINGO PARA RECORDAR. F1 SEPANG 2012

ALONSO-VITTORIA-PENANG-F1

Hace algunas semanas nos enteramos de que mi querida formula uno pasaría por este continente en el inicio de la temporada, empezamos a cuadrar fechas y Bingo! Estaremos en Kuala Lumpur para el Gran Premio de Sepang! Lety no está demasiado convencida, ella siempre se aburre cuando los domingos de verano me paso la mañana delante del televisor viendo coches dar una y otra vuelta, hasta completar las casi dos horas de carrera (mas el previo), no sabe lo que le espera! Compramos los billetes en la zona más barata, o sea en pelouse, nos tocará buscarnos un sitio en la hierba y protegernos del sol y de la lluvia, si llega claro.

Llegamos a KL unos días antes del GP pero no hago más que pensar en el día de la carrera, se me pasa el tiempo despacísimo, sabiendo que los pilotos y la prensa ya están alojados en algún hotel a unos cientos de metros de nuestra Guest house. Está claro que no vamos a coincidir con ellos, son otras esferas, aunque otra pareja de viajeros (Cristian y Loida) nos ha dicho que Schumacher estaba firmando autógrafos debajo de las torres PETRONAS (por eso del patrocinio…). Viernes de entrenamientos libres, sábado de calificación, y nosotros todavía por KL sin pisar el circuito. Preferimos ir directamente a la carrera, aparte de por ahorrarnos un dinerito de transportes, porque será mucho más emocionante ver por primera vez el ambiente del circuito el mismo día de la carrera. Y no nos equivocamos…

Llega el domingo 25 de marzo, segundo Gran Premio de F1 de la temporada 2012 en el circuito de Sepang (ya me imagino a Lobato presentándolo…). Mientras que Lety todavía tiene un ojillo medio cerrado, yo ya estoy preparado con mi camiseta roja de Ferrari del mercadillo y la mochila con la cámara, un par de botellas de agua, algo de comida y como no los chubasqueros. A las 9 ya estamos de camino, cogemos el tren que recorre a toda velocidad los 80 km de distancia y en un abrir y cerrar de ojos nos plantamos en la entrada.

La sensación es brutal, gente de todas las nacionalidades vestida con camisas y portando banderas de todos los equipos, más ricos o más pobres, pero todos compartiendo la pasión del deporte del motor por excelencia. Y eso solo a la entrada del circuito, un poquito más adentro, en la parte comercial que separa las dos grandes rectas de este espectacular circuito hay stands con merchandising de los grandes equipos, música, pantallas con juegos de F1, todo mezclado con el sonido de los motores de los coches de exhibición que nos rodean.

En un par de horas empezarán a aparecer los pilotos en la sesión de autógrafos, pero la fila ya es demasiado larga como para que nos de tiempo a conseguir uno, así que nos limitamos a observar, pasear y disfrutar de este maravilloso ambiente. No perdemos la ocasión de compartir nuestros sentimientos con alguno de los miles de ferraristas (y alonsistas) que hay en esta parte del mundo, y mucho más apasionados que nosotros, solo hay que ver las chicas chinas con las caretas de Alonso y las banderas de Asturias!!

Como se acerca la hora del comienzo de la carrera, nos vamos a buscar nuestra zona, la C-3, y coger un sitio con hierba mullidita. Ya están los pilotos de GP2 compitiendo y nuestra sorpresa es que el circuito se ve mucho mejor de lo que pensamos! Además hay visibles dos partes, una con curvas rápidas y una con la curva lenta anterior a la meta. También vemos la entrada en boxes, lo cual nos facilitará mucho los cálculos de posiciones!

La GP2 termina y pasamos el rato tomando el sol y charlando con el resto de aficionados de nuestra zona. De repente empiezan a sonar los motores arrancando al otro lado de la grada! Solo faltan 30 minutos para el comienzo y ya me hierve la sangre! Y no solo por los nervios, el sol está pegando fuerte, aunque a lo lejos empezamos a ver unas nubes negras negras. ¿Se prevé lluvia para el inicio de carrera? Después de ver los relámpagos cada vez más cerca creo que sí. A las 4 menos 5 minutos (horario local) empieza a llover y sin verlo ya me estoy imaginando la locura de los equipos cambiando neumáticos en el mismo pit lane, copiando lo que hacen los coches de alrededor y analizando los radares climatológicos. Nosotros lo tenemos más fácil, basta con sacar los chubasqueros de la mochila y esperar a que esto empiece. Yo ya estaba contento con ver el inicio de carrera, escuchar los motores acelerar con la explosión del kers en la salida de la curva para afrontar la recta, verlos patinar y coger los rebufos para acercarse a milímetros del coche de adelante, y cuando llega la última curva, al otro lado, verlos salir de la aspiración para frenar un poquito más tarde e intentar adelantar sin perder el control y no salirse a la hierba. Emocionante!

Así que después del sol radiante de hacía un rato nos empieza a caer un buen chaparrón, y Lety es la que me anuncia que han sacado la bandera roja estando ya el Safety Car en la pista. La carrera se para. Un buen descansito para relajar los nervios, comer y beber algo y saludar al helicóptero que nos sobrevuela, no sea que salgamos en la tele! Tras casi una hora de carrera parada, la lluvia por fin se marcha y la carrera se reanuda, y cuál es mi sorpresa que de repente Alonso gana posiciones hasta colocarse el primero! Ya me olvido de donde estoy, de si llueve o no, si las hormigas se suben a mis pies, si me estoy quedando medio sordo y medio afónico de gritar… ahora la emoción no es por vivir la F1 en este espectacular escenario, ahora es la magia de Alonso la que hace que me muerda las uñas esperando verlo primero cada vez que cruce delante de nosotros.

El mexicano Checo Pérez nos lo hace pasar mal, cada vuelta lo vemos más cerca y Alonso esta con problemas de gomas… me temo lo peor pero Lety en su estado más optimista me anima y me convence de que no queda nada, que esto ya está hecho! Que agonía! Ni siquiera sabemos cuantas vueltas faltan, y el coche blanco está pegado al alerón del “Cavallino”. De repente, al afrontar la última curva vemos que Alonso esta solo! Algo le ha pasado al mexicano, no sabemos qué, ni tampoco queremos saberlo, pero ahora sí que está hecho! Atentos vemos las últimas vueltas hasta que a través de las gradas diferenciamos la bandera de cuadros que señala el final de la carrera, y el coche número 05 marca la posición 1!

La alegría es inmensa! Recogemos la mochila y nos bajamos hasta la valla que nos separa de la pista, y cuando Alonso pasa con el brazo en alto, saludándonos… saludándome (estaba solo en esa zona) exploto de emoción! Yo solo había venido a ver una carrera, pero no pensé que la experiencia fuera tan apasionante! Incluso Lety se ha divertido! Solo nos falta esperar y mientras el resto de personas se marchan nosotros cantamos nuestros himnos, primero el español y luego el italiano, a grito pelao, a modo de final feliz de nuestro cuento. Como posteriormente dirá Alonso, “será un domingo que recordaremos”.

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

3 comentarios en “UN DOMINGO PARA RECORDAR. F1 SEPANG 2012”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellenando este formulario nos estás proporcionando datos de carácter personal que serán tratados de forma segura, cumpliendo con el RGPD (Reglamento General de Protección de Datos). La legitimación se realiza a través de tu consentimiento explícito, marcando la pestaña de aceptación. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realices en este blog. Los datos estarán ubicados en los servidores de Webempresa, el proveedor de hosting de Mochileando por el Mundo (política de privacidad de Webempresa). Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y eliminación definitiva de los datos. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra política de privacidad.

Ir arriba