RUTA 66, ETAPA 10: FLAGSTAFF – KINGMAN

Millas totales: 175
Tiempo estimado: 6 horas

Lugares de interés de la ruta:

  • Twister Diner (Williams)
  • Wild West Junction (Williams)
  • Carretera principal de Ash Fork
  • Carteles de Burma Shave (entre Ash Fork y Seligman)
  • Todas las tiendas y locales de Seligman
  • Grand Canyon Caverns
  • Hackberry General Store
  • Antares Point (o Kozy corner)
  • Mr D’z Route 66 Diner (Kingsman)
  • Museo de la Ruta 66 (Kingsman)

Ciudades por donde pasa la Ruta:

  • Flagstaff
  • Williams
  • Ash Fork
  • Seligman
  • Peach Spring
  • Truxton
  • Hackberry
  • Kingman

 

El día de hoy quizás haya sido el más interesante en cuando al ambiente histórico de la Ruta 66 desde que nos unimos a su recorrido, allá por Springfield (Missouri). Pero es verdad que hemos notado un cambio significativo… hasta el momento solo nos íbamos encontrando con algún grupito de moteros, un puñado de autocaravanas como la nuestra, o algún coche rezagado, y casi siempre estábamos solos en las atracciones. Pero desde Flagstaff parece que son muchos más los que se han unido a recorrer esta parte de la Mother Road, y es que es el tramo perfecto para los que están visitando Los Ángeles y quieren dedicar unos días a un road trip único: parte de la Ruta 66, Las Vegas y Gran Cañon del Colorado… no está mal!

Desde Flagstaff, uno de los puntos más altos de la ruta, a más de 7.000 pies (2.100 metros), empezamos a bajar por la I40 y bien que lo nota el depósito de gasolina. No sé si lo hemos dicho antes, pero la grandota come mucho! En las primeras millas nos acompañan los bosques de pinos que tanto nos sorprendieron el día anterior, pero por poco tiempo… Al rato volvemos a ver los páramos y las llanuras que puedes imaginar sin piensas en Arizona.

El primer desvío de la interestatal es para conocer el bonito pueblo de Williams. Uno de esos rincones (según ellos, la mejor parada de la Ruta 66) como anclados en el pasado por un único motivo: encontrarse a apenas un par de millas de la carretera principal. Aquí no hay grandes estaciones de camioneros, ni fast foods, ni casi tráfico. La ciudad está partida por la histórica Ruta 66 dos veces, para respetar un único sentido en cada una de las calles… así que te recomendamos llegar hasta el final por una y regresar por la otra. Dos puntos que no puedes dejar de visitar son el Twister Diner (Soda Fountain), una cafetería típica con una tiendecita de recuerdos, y el Wild West Junction, un callejón con unos cuantos locales ambientados e el lejano oeste, donde te espera alguna que otra sorpresa.

Tendrás que regresar a la I40 para llegar al pueblito de Ash Fork, en su calle principal que apenas se recorre en un par de minutos hay algunos locales con carteles  y murales de no demasiado interés, como el DeSoto´s Salon, con el coche en el tejado.

La ruta 66 se puede tomar más adelante en la salida 39 para continuar hasta Seligman, uno de los enclaves más pintoresco de todo el viaje. En este tramo de carretera podrás empezar a ver a tu derecha unos carteles en granate con varios mensajes: es la famosa publicidad de la compañía Burma Shave, suelen ser cachondetes… pero no pierdas ojo a la carretera!

Seligman es una lugar ciertamente interesante. Lo que encontrarás de repente a ambos lados de la carretera son locales con la decoración que lo petaba en los años en los que la carretera madre les traía a montones de clientes. A cual más llamativo! En realidad molan todos, así que aparca tu Cadilac segunda mano, saca tus botas al asfalto y déjate sorprender.

Bueno, va, te decimos alguno: el Delgadillo Snow Cap es el primero que te encuentras, vimos las hamburguesas y no tenían un pintón, así que mejor solo disfruta de su patio trasero donde guarda montones de trastos. El Angel and Vilma´s Shop, donde encontrarás la sala de un antiguo barbero que aun sonríe en tu visita (si no tienes mucho tiempo no le pidas un afeitado, no parece que sea muy rápido). El J&R´s Minimart con un bonito mural de la Ruta 66 con Marilyn Monroe. El Route 66 Gift Shop, el The Rasty Bolt, el Historic Seligman Sundries con un coche de policía súper chulo o el Black Cat bar justo enfrente donde tomar un café.

Ah, y si todavía no te has hecho la famosa foto con el cartel de la Ruta 66 pintado sobre el asfalto, a la entrada de Seligman y unas millas después de salir los podrás encontrar!

La carretera continúa hasta el Grand Canyon Caverns, unas cuevas que puedes visitar en alguno de los tours (desde 15$). El motel y la estación de servicio Radiator Spring Gas están justo al lado, no pierdes nada en dar un rulete por allí. Además unos dinosaurios (otra vez con los dinosaraurios…) muy majetes de darán la bienvenida.

Estás atravesando reservas de nativos americanos, y para que no se te olvide sintoniza la radio en uno de los dos canales que se escuchan: música india! 10 minutos y ya…

Pero no te despistes demasiado, cuando veas carteles indicando Hackberry ponte alerta porque estarás llegando a una de nuestras paradas favoritas de todo el viaje: el Hackberry General Store. ¿Por qué? Vale que tiene coches antiguos, montones de artículos vintage y un cartel de la Ruta 66 bailarín… pero a nosotros nos ganó con el cactus-zupo y con el gatuno tranquilón que dormía sobre el aire acondicionado.

Ese lugar es una pasada, parecido al que viene a continuación, el Antares Point (o Kozy Corner), con una cabeza verde gigante, de esas frikadas de la ruta, un escarabajo de época y unas vistas muy chulas del valle.

Este tramo, el más largo que conserva el recorrido original de la Ruta 66, termina en Kingman, una ciudad que con su continuo tráfico y ajetreo contrasta con las paradas que hemos hecho durante el día. Pero eso no quiere decir que no merezca una visita, la primera parte de esta larga carretera (en Estados Unidos los pueblos suelen ser una carretera enorme donde se concentran todos los negocios y viviendas dispersas en el territorio de alrededor) no hay mucho más que gasolineras y fast foods, tendrás que tener un poco de paciencia para llegar a la old town y ver cositas interesantes, como el depósito de agua, el Mr D’z Route 66 Diner y el Museo de la Ruta 66 que hay justo enfrente dentro del un bonito edificio, el Power House. Ojo porque cierra a las 4, así que al loro con el reloj!

Nosotros no hicimos la visita al Cañon del Colorado, pero si quieres hacerla, sería durante este día. La haremos más adelante, así que mira en los próximos artículos.

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

3 comentarios en “RUTA 66, ETAPA 10: FLAGSTAFF – KINGMAN”

  1. Buenas tardes, pensamos hacer el recorrido de la ruta de las vegas al gran cañon a mediados de enero. Saben si esos pueblito tienen actividad en esa época, cómo es el estado de las carreteras? Viajamos con 3 niños de 4 12 y 15 años. Muchas por su información! Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellenando este formulario nos estás proporcionando datos de carácter personal que serán tratados de forma segura, cumpliendo con el RGPD (Reglamento General de Protección de Datos). La legitimación se realiza a través de tu consentimiento explícito, marcando la pestaña de aceptación. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realices en este blog. Los datos estarán ubicados en los servidores de Webempresa, el proveedor de hosting de Mochileando por el Mundo (política de privacidad de Webempresa). Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y eliminación definitiva de los datos. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra política de privacidad.

Ir arriba