RUTA 66, ETAPA 9: GALLUP – FLAGSTAFF

Millas totales: 215
Tiempo estimado: 7,5 horas (recordad que en Arizona es una hora menos!)

Lugares de interés de la ruta:

  • Hotel El Rancho (Gallup)
  • Teepee Trading post justo pasada la frontera con Arizona
  • Fort Courage
  • Petrified Forest National Park (20$ por coche, incluido en el pase anual de America the Beautiful)
  • Wigwam Motel (Holbrook)
  • Jack Rabbit Trading Post
  • Standing on the Corner (Winslow)
  • Meteor Crater (18$, no fuimos)
  • Two Guns ghost town
  • Twin Arrows

Ciudades por donde pasa la Ruta:

  • Gallup
  • Holbrook
  • Winslow
  • Winona
  • Flagstaff

 

Amanecemos en Gallup, un pueblo muy laaaargo pero, salvo el hotel El Rancho y alguna que otra coseja, no tiene demasiado atractivo. Salimos a la carretera siguiendo la I40 en un día super ventoso, lo cual sumado a conducir una autocaravana bastante grande, quiere decir: mucho cuidado!

Como ya hemos contado en los días anteriores, toda esta zona de la Ruta 66 se hace siguiendo la Interstate 40, hay algunos tramos de la ruta que coinciden con las entradas a los pueblos, donde puedes aprovechar para relajarte un poco, ir a tu ritmo y disfrutar más del paisaje. Pero si necesitas comerte las millas como si no hubiera un mañana, la I40 es una buena trampita.

Nosotros el primer tramo lo hicimos por estas carreteruchas, y así entramos en un nuevo estado. Ya estamos en Arizona! Al poco de pasar la frontera a mano derecha hay un trading post (o lo que en mi pueblo se llama una venta de carretera) de nativos americanos en un enclave natural muy molón: justo debajo de una cueva en una enorme roca. Si tienes suerte, puedes ver las cabritas en lo alto, y si no la tienes también, que son cabras de plástico!

Seguimos un ratejo por la I40, al margen derecho de esta carretera, unas cuantas millas más adelante se encuentra un fuerte abandonado, con su entrada (por donde por cierto puedes pasar) su torreta y su Taco Bell (este también abandonado). Es el llamado el Fort Courage. La verdad es que está en un estado bastante penoso, pero si quieres saber más sobre su historia, aquí la tienes.

Llega el momento de olvidarnos de nuevo por unas millas de la Ruta 66, y bien que merece la pena. El motivo es visitar el Petrified Forest National Park, un parque milenario fascinante donde se conservan montones de árboles petrificados! Así como te lo contamos. Hace millones de años esto era un enorme bosque de gigantescos árboles, por donde campaban a sus anchas los dinosaurios. Pues con el paso del tiempo, los troncos de los árboles caídos se fosilizaron convirtiéndose en minerales de muchísimos colores. La verdad es que es una auténtica pasada!

El parque se visita por la carretera de 28 millas que lo cruza de norte a sur, hasta la carretera 180, que si la sigues te llevará a Holbrook donde empalmar nuevamente con la Ruta 66. En el parque hay tres zonas: la primera tiene un panorama muy chulo, con colores marrones y naranjas y formaciones típicas de estos desiertos. En la segunda, más adelante, verás como las montañitas están formadas por capas de diferentes colores según el tipo de sedimento. En la última parte es donde se concentran los restos de los fósiles de estos árboles, que le han dado el nombre al parque. En una parada hay un sendero de 1,3 km alrededor de estas rocas que es super recomendable! A una milla antes de terminar hay un museo donde explican más acerca de la formación y la evolución de este extraño fenómeno y otro pequeño sendero interesante.

El precio de la entrada es de 20$ por coche, aunque podrás pasar si tienes el pase anual de America the Beautiful. El parque, aunque solo tiene 28 millas, se tarda en recorrer alrededor de una hora y media, con paradas y caminatas. Si crees que no tienes tiempo pero tienes el pase y te saldría gratis, ¿por qué no hacer las 5 primeras millas y luego dar la vuelta? (Si te fijas en el mapa, la carretera que hace el recorrido atraviesa la I40, lamentablemente no tiene salida, por tanto tendrías que dar la vuelta).

Cuando llegamos a Holbrook se nos cayó un poco el alma al suelo al ver como había alguna empresa que tenía cientos y cientos de estos árboles petrificados en su terreno para luego venderlos como recuerdo en trocitos… A mi esto me suena a un expolio en toda regla!

En el Arizona Visitor Center (o algo así) del pueblo de Holbrook puedes recoger un pasaporte de la Ruta 66, que no deja de ser una bacalá! Puedes ir recopilando sellos a lo largo de las atracciones de Arizona, pero vamos que algunas son pura turistada… Aunque como recuerdo no está mal!

A la salida tienes que pasar obligatoriamente por el Wigwam Motel, puede que el motel más curioso de toda la ruta. Son ni más ni menos que cabañitas en forma de tipis indias individuales donde pasar la noche. Que sepas que no podrás aparcar justo en la puerta de tu tipi (si has decidido quedarte aquí), pues ya estará ocupada por un coche antiguo que probablemente no se mueva en muuuuchos años.

La siguiente parada es una de esas frikis, el Jack Rabbit Trading Post, se trata de una tienda que tuvo su auge cuando la Ruta 66 estaba en pleno apogeo. Ahora obviamente ha venido a menos, aunque todavía puedes entrar a comprar un souvenir. Pero lo más llamativo del lugar es el enorme conejo que hay a la entrada, si nunca te has subido en uno, este es tu momento! Fue el nuestro… jiji. Como curiosidad contarte que el cartel que indica “HERE IT IS” fue inspiración para PIXAR en la peli Cars:

Un bonito pueblo que encontrarás a continuación es Winslow. Es pequeñito pero tiene un centro histórico de un par de manzanas muy interesante. El epicentro es la esquina con la enorme señal de la Ruta 66 en el suelo. El sitio se llama el “Standing on the Corner“ y verás que es un lugar muy tranquilo. Aquí todo invita a la calma… literalmente: verás montones de carteles con el “Take it easy” que hace referencia a una canción de los Eagles en la que se menciona este lugar: “I´m standin´on a corner in Winslow, Arizona”. Así que se montaron esta esquinita para no perder la oportunidad. La foto es indispensable para tu álbum del viaje.

Un sitio que nos hubiera encantado visitar (si no fuera por los 18$ de la entrada) es el Meteor Crater, un enorme cráter formado por el impacto de un meteorito. Pero… 18$!

La siguiente parada fue el pueblo fantasma de Two Guns. En realidad solo hay algunas ruinas de edificios, una gasolinera reventada y poco más. Pero en el pasado tuvo su vidilla. La historia cuenta que fue el lugar donde se produjo el mayor enfrentamiento entre las tribus de Navajos y Apaches… Más info! Está justo al lado de la carretera y no se pierden más de 5-10 minutos.

También al lado de la carretera (a la izquierda para ser precisos, nosotros tiramos a la derecha y terminamos en un casino… si es que el destino nos llama!!) está el Twin Arrows, dos enormes flechas que funcionaban como reclamo de esta venta de carretera. El negoció cerró como la mayoría, pero las flechas siguen clavadas en el suelo esperando ser fotografiadas.

Aunque le hemos ganado una hora al reloj, la tarde se va echando encima y el desvío hacia Winona también… ¿Nos olvidaremos de Winona? No, no lo hacemos! Así que tomamos esta carretera, desde la que vemos uno de esos antiguos puentes de hierro, para seguir ascendiendo pies y pies. Y en un momento el paisaje cambia rotundamente! Las llanuras y desiertos dejan paso a bosques de pinos frondosos y esculturas de osos!

Así seguimos unas cuantas millas hasta llegar a Flagstaff, nuestro punto y final del día. Al parecer es el lugar más elevado de la Ruta 66 (eso también lo oímos de Continental Divide, antes de llegar a Gallup)… y es que aquí tienen una facilidad para dar el título de LO MÁS a las cosas… Damos fe de que el sitio está alto (El más?), y quizás hoy toque dormir con una mantita de más.

Todos nuestros artículos sobre la Ruta 66:

[display-posts tag=»ruta-66″ posts_per_page=»1000″]

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellenando este formulario nos estás proporcionando datos de carácter personal que serán tratados de forma segura, cumpliendo con el RGPD (Reglamento General de Protección de Datos). La legitimación se realiza a través de tu consentimiento explícito, marcando la pestaña de aceptación. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realices en este blog. Los datos estarán ubicados en los servidores de Webempresa, el proveedor de hosting de Mochileando por el Mundo (política de privacidad de Webempresa). Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y eliminación definitiva de los datos. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra política de privacidad.

Ir arriba