LOS 7 MEJORES TEMPLOS DE EGIPTO

Los templos de Egipto, lugares de culto a los Dioses y a los faraones, son uno de los grandes tesoros de ese país tan místico y misterioso. Durante el crucero que hicimos por el Nilo, tuvimos la suerte de visitar algunos de los más impresionantes, y créenos: no van a defraudarte, aunque tengas las expectativas muy altas. Es más, todo se amplifica una vez estás allí, entre colosos gigantes, obeliscos, columnas y pasadizos llenos de jeroglíficos. En este post vamos a hacer un recorrido virtual por los mejores templos de Egipto (esperamos volver pronto para seguir ampliando este listado jeje).

Reserva las mejores actividades y excursiones en Egipto aquí

Templo de Luxor

El templo de Luxor es uno de los más espectaculares y mejor conservados del país, y eso que tiene la friolera de unos 3.500 años de antigüedad! Se localiza en Tebas (actualmente la ciudad de Luxor), que fue la capital de Egipto durante su época más dorada, durante la cual los faraones se empeñaron en levantar enormes construcciones para dejar su huella en la eternidad.

Los faraones a los que tenemos que agradecer esta maravilla fueron Amenhotep III, que se ocupó de la parte interior, y Ramsés II, encargado de la parte exterior (obeliscos, coloso y fachada). El conjunto está dedicado a Amón, que en la mitología egipcia era el Dios del Viento.

El templo permaneció en silencio hasta que fue descubierto en el año 1884. Algo muy curioso es que solo dista unos 2 km de otro templo imprescindible (el de Karnak), comunicados en su época por una avenida que contaba con 300 esfinges a sus lados. Hoy en día se pueden apreciar algunas de ellas. Lo más impresionante del templo de Luxor es su entrada, custodiada por 6 colosos de Ramses II (hoy falta uno) y en el interior destaca una estatua del propio faraón perfectamente conservada, salas de enormes columnas, una mezquita (fíjate que la puerta de entrada esta elevada unos cuentos metros, lo cual indica hasta que punto la tierra cubría el templo) y los restos de unos frescos de una antigua capilla cristiana.

Curiosidad: en la Plaza de la Concordia de París hay un obelisco que viene justo de aquí!

  • Precio: 140 EGP

Templo de Karnak

Más que un templo se trata de un conjunto formado por el Templo de Montu, el templo de la Diosa Mut y el templo de Amón (además de unas cuantas estatuas, columnas, capillas…). La parte más conocida de Karnak es, sin duda, la maravillosa gran sala hipóstila, donde te perderás entre enormes columnas cubiertas de jeroglíficos. Era uno de los sitios que más ilusión nos hacía visitar y os prometemos que no nos defraudó en absoluto. Estar allí, debajo de esas imponentes moles de piedra, fue un sueño hecho realidad y te sorprenderá ver lo bien conservadas que están.

Además, no puedes perderte el obelisco de Hatshepsut (de casi 30 metros de altura) y su pareja el obelisco de Tutmosis I (aunque este lo verás caído al suelo), el enorme mural del faraón Tutmosis III aplastando a sus enemigos y al fondo el lago sagrado, allí busca la estatua del escarabajo de piedra más grande del mundo: dicen que si lo rodeas 7 veces se cumplirá un deseo!

  • Precio: 150 EGP

Templo de Hatshepsut

Aunque carece de los detalles de los dos anteriores, se trata de un templo con características muy interesantes. En primer lugar por su ubicación, tallado en la piedra caliza de una montaña del Valle de Deir el-Bahari. Fue construido como templo funerario, lo que significa que solo sería usado una única vez, para celebrar el funeral del faraón Hatshepsut, a quien estaba dedicado. Lo curioso de este faraón es que era mujer, que reinó vestido de hombre durante más de 20 años.

Alrededor del templo antiguamente se podían apreciar unos relieves que contaban la historia de esa reina-faraón tan emblemática, aunque por desgracia, a su muerte Tutmosis III (su hijastro) como venganza por arrebatarle el trono durante muchos años, los destrozó.

El templo está dispuesto en tres terrazas, con una gran rampa central que las conecta. A mano derecha, antes de subir las escaleras que conducen a estas terrazas, hay una sala donde destacan unos jeroglíficos coloridos y bien guapos, especialmente del Dios Horus.

Este lugar es también tristemente famoso por haber sido el objetivo de la terrible masacre de Luxor, cuando en 1997, un grupo de terroristas bajaron de las montañas, cerraron el recinto y mataron a 62 personas entre guardias y turistas.

  • Precio: 100 EGP

Templo de Edfú

Es el segundo templo más  grande de Egipto (tras el de Karnak) y el que probablemente está  mejor conservados. Permaneció cubierto por la arena del desierto casi por completo hasta finales de 1800, motivo por el cual está en tan bueno estado. Se comenzó a construir el 23 de agosto de 237 a.C. bajo el mandato de Ptolomeo III (es por tanto un templo de estampa greco-romana) y se inauguró el 5 diciembre del 57 a.C. a manos de Ptolomeo XII (el padre de Cleopatra VII). Las fechas exactas se saben ya que aparecen grabadas en unos relieves del templo.

El templo fue dedicado al Dios Horus (cuerpo de persona, cabeza de halcón). Tras atravesar su imponente entrada, flanqueada por dos halcones, nos encontramos en una sala de grandes columnas, en un ambiente de penumbra que no nos dejará en casi toda la visita. Si seguimos adelante, recorriendo otras salas, llegaremos al santuario principal, la llamada «Sala de la barca sagrada» donde hay una Barca de Horus, uno de los símbolos más importantes de la cultura antigua egipcia, que servía para transportar al difunto hasta el mundo de los muertos. La que vemos en este templo no es la original, que se encuentra en el Museo del Louvre, en París. Esta sala principal está rodeada de otras 11 cámaras que servían como aposentos para los dioses, según la mitología.

Toda esta zona central está cubierta, y en estos techos en un tiempo brillaban grandes murales policromáticos. Si sales por alguno de los laterales llegarás a una galería abierta, en cuyos muros se conservan casi intactos innumerables jeroglíficos que han sido una fuente de información impagable para los historiadores. Es, sin duda, su mayor tesoro.

  • Precio: 140 EGP

Templo de Kom Ombo

Se encuentra a unos 50 km de Asuán y es uno de los templos que se visita en el crucero por el Nilo. Se empezó a construir bajo la dinastía Ptolemaica en el s. II a.C. y su característica principal, y que lo hace único, es que es un grupo dividido en dos templos simétricos, cada uno dedicado a un dios diferente. La mitad sur se dedicó al Dios Sobek, representado con cabeza de cocodrilo, mientras que la parte norte se dedicó al Dios Horus, con cabeza de halcón. Por tanto estaba formado por dos entradas, dos santuarios y dos salas hipóstilas, aunque también hay zonas comunes.

Los relieves son constantes en este templo, los más interesantes son los del Dios Sobek, que no es fácil de ver en otros templos (y con la cabeza de cocodrilo mola mucho) y el conjunto con instrumentos quirúrgicos, que prácticamente podría ser el de la mesa de un quirófano de hoy en día. En el exterior del templo se puede ver un pozo que servía como Nilometro, para medir las crecidas del Nilo y calcular los impuestos aplicados a los agricultores (a más crecida, más impuestos). Este es un elemento de la época greco-romana, no lo verás en los templos más antiguos.

Curiosidad: con la misma entrada también se puede visitar un museo donde se conservan unas momias de cocodrilo.

  • Precio: 100 EGP

Templo de Philae

Es uno de los templos más bonitos debido a su localización, en el medio de una islita del Nilo. Para llegar tienes que tomar una barquita compartida y hacer 10 minutos por el río, en un entorno que nos recordó a Hampi, una preciosa ciudad del sur de India. Está dedicado a Isis, la diosa del amor, quien según la leyenda, se refugió aquí para recomponer las piezas de Osiris, que había sido asesinado y descuartizado a manos de Seth, su hermano. Puedes leer aquí la leyenda, quizás la más famosa del Antiguo Egipto.

El templo de Philae fue desmontado pieza a pieza y trasladado hasta su ubicación actual, pues con la construcción de la presa de Asuán el nivel del agua lo habría cubierto.

Curiosidad: si te fijas en las columnas de la sala principal del templo, verás que en algunas están talladas unas cruces cristianas. El motivo es sencillo: los cristianos se refugiaron aquí durante años.

  • Precio: 140 EGP

Templos de Abu Simbel

El complejo de Abu Simbel es la gran joya de Egipto. Está formado por dos templos excavados en la roca en el siglo XIII a.C., uno dedicado a Ramsés II, y el otro a Nefertari, su primera esposa y gran amor. Sobre la fachada del primero destacan 4 enormes colosos que representan al faraón Ramsés II. Las estatuas del segundo no son tan grandes, pero te dejarán con la boca abierta igualmente. Sin embargo las emociones no acaban aquí: una vez dentro vas a flipar con los impresionantes relieves dedicados al propio faraón, elevado al nivel de los dioses, y de su esposa Nefertari.

Como en el caso de otros templos, la arena del desierto contribuyó a esconderlos y protegerlos. De esta forma Abu Simbel fue descubierto primero en 1813 por un explorador suizo, y cuatro años más tarde por su colega italiano Giovanni Battista Belzoni.

Se encuentra alejado de la mayoría de templos, a unos 250 km al sur de Asuán (y muy cerca de la frontera con Sudán), además la visita no suele ser barata (las excursiones no bajan de 70€/persona), pero merece absolutamente la pena. Para nosotros es uno de los mejores templos de Egipto. Y si tienes la posibilidad de llegar de noche y estar solo delante de este coloso, y luego ver cómo nace el sol sobre el Lago Nasser, será todo un lujazo (eso sí, previo madrugón a las 1.30 am para llegar a tiempo XD).

Curiosidad: Abu Simbel no se encuentra en su localización original. A raíz de la construcción de la presa de Asuán, Egipto pidió ayuda a la UNESCO y el templo tuvo que ser movido a un punto 200 metros más alto y 60 metros hacia atrás, para evitar ser cubierto de agua. Para ello cortaron literalmente la montaña en cubos, que trasladaron y colocaron de nuevo en ese nuevo lugar. Si te fijas en las paredes de su interior podrás ver las marcas de los cortes. España fue uno de los muchos países que ayudaron a esta proeza y como forma de agradecimiento, el gobierno de Egipto regaló el templo de Debod que hoy en día se puede visitar en Madrid.

  • Precio: 200 EGP

Mapa de los mejores templos de Egipto

Aquí te dejamos un mapa interactivo donde señalamos la ubicación de los 7 mejores templos de Egipto.

¿Te ha gustado esta selección de los mejores templos de Egipto? Tras nuestro viaje a esta maravillosa tierra nos quedamos con ganas de seguir explorando el país y de recorrer más templos (especialmente el de Abydos). Y es que uno no se cansa de caminar entre estas paredes que tanto vieron a lo largo de la historia.

Ahorra en tu viaje

Vuelos baratos a Egipto: bit.ly/2GbxfyJ

Alojamiento barato en Egipto: booki.ng/2G6Ys5C

Alójate con Airbnb y consigue 25€ de descuentoaquí

Actividades y excursiones en Egipto: bit.ly/2QD3tXR

Alquila un coche con los mejores descuentos: bit.ly/2PxxcRn

Seguro de Viaje IATI con un 5% de descuentobit.ly/29OSvKt

Libros y guías de viajeamzn.to/2SBJ5U8

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

2 comentarios en “LOS 7 MEJORES TEMPLOS DE EGIPTO”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellenando este formulario nos estás proporcionando datos de carácter personal que serán tratados de forma segura, cumpliendo con el RGPD (Reglamento General de Protección de Datos). La legitimación se realiza a través de tu consentimiento explícito, marcando la pestaña de aceptación. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realices en este blog. Los datos estarán ubicados en los servidores de Webempresa, el proveedor de hosting de Mochileando por el Mundo (política de privacidad de Webempresa). Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y eliminación definitiva de los datos. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra política de privacidad.

Ir arriba