VISITA A OAK ALLEY: UN TOUR AL PASADO COLONIALISTA DE EEUU

La de Oak Valley era una de las visitas que nos llamaban especialmente la atención, de esas que vas contando los días para que llegue, y es que de toda la historia de Estados Unidos, la parte que más curiosidad, intriga y, por qué no, rabia nos daba era la de la esclavitud y de la Guerra de Secesión.  Si no sabes de lo que te estamos hablando ya estás tardando en echar un vistazo a nuestro post “(No tan) breve historia de Estados Unidos”.

En cuanto pusimos Nueva Orleans en nuestro itinerario no lo dudamos ni un segundo y decidimos hacer un tour (info al final del post) a una de las plantaciones más famosas y mejor conservadas de Louisiana: Oak Alley. Se encuentra a orillas del legendario río Mississippi, a medio camino entre Nueva Orleans y Baton Rouge y es absolutamente bonita… y no te extrañe si te resulta familiar: muchas películas han sido rodadas aquí (Entrevista con el vampiro o Django, entre otras).

La casa

Al llegar lo primero que te llama la atención es el caminito de robles de medio kilómetro que va de la casa hasta el río. Impone, y mucho. Aquí es cuanto entiendes el origen del nombre de la plantación: la gran dama del camino del río. El casoplón, porque de esto se trata, tiene más de 200 años de antigüedad y durante el tour podrás ver las estancias perfectamente conservadas. Los guías, además, también te irán contando curiosidades sobre la vida de entonces e historias (y cotilleos) de las familias que residieron allí. No vamos a contarte mucho, odiamos los spoilers, así que mejor descubrirlos allí en situ! Eso sí, déjanos darte uno: están vestidos con trajes de época por lo que no es difícil imaginar la vida de hace un par de siglos.

Pero no era tanto la mansión lo que nos interesaba: queríamos visitar las barracas de los esclavos y saber más acerca de este triste capítulo de la historia de EEUU. Los barracones de los esclavos impresionan. No tanto por las edificaciones, que al fin y al cabo están bien… si no por pensar que, en el mismo sitio donde estás sacando una foto y paseando libremente, hace –no demasiados años- había gente, como tú y como yo, que no podían disfrutar del derecho más universal que tenemos: la libertad.

La esclavitud en EE.UU.

La esclavitud, un concepto que hoy en día es complicado de asimilar, fue una realidad en los Estados Unidos hasta la Guerra de Secesión: en el norte, más libre e industrial, nunca llegó a ser parte de la vida cotidiana, pero en el Sur, lleno de plantaciones de tabaco, azúcar y algodón fue la solución fácil (e inhumana) a la gran cantidad de trabajo manual requerido.

Se calcula que alrededor del año 1850 había más de 4.000.000 de esclavos en el sur del país, número que había incrementado también por las constantes violaciones sufridas por las esclavas por parte de los dueños: era más barato dejar embarazada a una esclava que comprar nueva mano de obra, así de despiadado era el pensamiento de algunos. Por esta razón en la comunidad afroamericana se utiliza mucho el “bro’” (de brother, hermano): se empezaron a llamar así entre ellos ya que las segundas generaciones no sabían de donde venían, ni quien era su familia de sangre, así que empezaron a considerarse como hermanos.

Lousiana fue uno de los estados donde la esclavitud era legal y donde los dueños de las plantaciones podían comprar esclavos por unos pocos cientos de dólares. En los jardines de Oak Alley se puede ver un panel con el listado de los esclavos de la plantación y su valor de adquisición. Impresiona ver como se le ponía precio a la vida humana… pero ya os lo dijimos: es una visita dura y necesaria.

Por cierto, te recomendamos MUCHO ver la película “12 años de esclavitud” para poder entender mejor aquella época. Es un peliculón, hecho súper bien y respetando bastante la historia.

Dentro de lo malo, los eslavos de Oak Alley tuvieron en cierta manera “suerte”, si así se le puede llamar: el dueño de la plantación los trató siempre con amabilidad y respeto, tanto que decidió conceder a unos cuantos el regalo más preciado… la libertad. Sin embargo, no era buena época para ser «negros libres”: el sur esclavista nunca vería con buenos ojos un “ciudadano negro”, así que todos se quedaron trabajando en Oak Alley, eso sí, como hombres “libres”.

En total en Oak Alley llegaron a trabajar 113 esclavos que eran clasificados de esta forma:

  • African Negro, nacido en África (viejo mundo)
  • American Negro, nacido en América (nuevo mundo)
  • Creole Negro, nacido en América, de padres Africanos
  • Mulatto, nacido en América, de madre negra y padre caucásico

Suerte que con Lincoln y el final de la Guerra de Secesión la esclavitud, como tal, dejó de existir. Pero el pueblo negro tenía un largo camino hacia la libertad real, que solo fue alcanzada con el movimiento por los derechos civiles y la llegada de figuras como Martin Luther King en los años ’60.

Info del tour

Hicimos este tour de Oak Alley. Salimos a las 12 desde Nueva Orleans; hasta Oak Alley son unos 130 km que se hacen muy amenos: pasamos por paisajes precioso, el conductor no paro (literalmente) de contarnos curiosidades y datos de Nueva Orleans y de Louisiana, cruzamos una infinidad de plantaciones hasta llegar a nuestro destino final. El precio ronda los 55€.

Si hay que poner una pega es que la parte de la visita guiada de la casa se centre casi exclusivamente en la vida de los miembros de la familia, de las costumbres y de las diferentes habitaciones, dejando de lado lo más importante para nosotros: la historia de la esclavitud (e incluso algo de auto critica y arrepentimiento, digo yo, que si estoy allí es para conocer más sobre este triste capitulo del siglo XXI, no sobre las curiosidad de los dueños…). En la zona de las barracas de los esclavos hay paneles informativos, es verdad, pero nos hubiese gustado poder recibir algún dato más sobre la realidad de entonces… nosotros habíamos leído bastante sobre el tema, pero estamos seguros que mucha gente va sin casi tener idea y lo cierto es que tampoco salgas de allí con mucha más información.

Lo que más nos ha gustado: hay que reconocer que el entorno de la plantación, ese camino de robles tan fotogénico, es tan bonito que ya de por si solo merece la pena llegar hasta aquí, poder visitar lugares tan densos de historia (aunque no bonita), tras leer tanto sobre el tema fue impactante y emocionante estar en el mismo punto donde pasaron tantas cosas. Es una visita dura, pero diría que necesaria.

Entonces… ¿merece la pena? Sí! Si vas a estar en Nueva Orleans no lo dudes: visita Oak Alley 🙂

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

4 comentarios en “VISITA A OAK ALLEY: UN TOUR AL PASADO COLONIALISTA DE EEUU”

  1. Gracias por compartir la gran información sobre OAK ALLEY, creo que EE.UU. tiene un montón de lugar atractivo para visitar. Me gusta mucho, las fotos son específicas.

  2. Viajar y Otras Pasiones

    Morimos de ganas de visitar una plantación desde que vimos Gone with the wind (la adoramos).
    Tiene que ser duro, pero hay que verlo, como los campos de concentración.

    Muy bueno todo lo que habéis escrito sobre la esclavitud, una etapa oscura pero muy importante de USA.

    Muy buen post guapos!

  3. Pingback: Qué ver en Nueva Orleans – milesaddition

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellenando este formulario nos estás proporcionando datos de carácter personal que serán tratados de forma segura, cumpliendo con el RGPD (Reglamento General de Protección de Datos). La legitimación se realiza a través de tu consentimiento explícito, marcando la pestaña de aceptación. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realices en este blog. Los datos estarán ubicados en los servidores de Webempresa, el proveedor de hosting de Mochileando por el Mundo (política de privacidad de Webempresa). Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y eliminación definitiva de los datos. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra política de privacidad.

Ir arriba