20 COSAS QUE VER Y HACER EN BÉRGAMO

que ver y hacer en Bergamo

Aquí va un pequeño secreto: hemos pasado por Bérgamo en numerosas ocasiones, siempre para tomar un vuelo desde su aeropuerto, pero nunca la habíamos visitado. Gran error. Por suerte, el año pasado decidimos liquidar nuestra deuda con la ciudad lombarda y pasar unos días conociéndola. Veredicto: nos encantó. En este post vamos a contarte 20 cosas que ver y hacer en Bérgamo (sí, hay vida más allá del aeropuerto).

Pero antes tienes que saber que Bérgamo está dividida en dos zonas: la Ciudad Alta, en la que se concentran la gran mayoría de lugares de interés turístico, y la Ciudad Baja, donde hay alguna que otra cosa que merece la pena… y una pizzería que conocimos gracias a nuestro amigo Luca, bergamasco DOC, y resultó deliciosa. Y sí, vamos a decirte cual es.

Si quieres más información, visita nuestra GUÍA DE UN VIAJE A MILÁN

Ahora sí, tal y como prometimos, aquí van las 20 cosas que ver y hacer en Bérgamo:

1. Toma el funicular para llegar a la Ciudad Alta. Se encuentra en Viale Vittorio Emanuele II, 64 y el billete de ida cuesta 1,50€. Obviamente también puedes llegar caminando, pero si quieres ahorrar tiempo y vivir una experiencia diferente, te recomendamos subir en funicular y bajar a patita (más tarde te contamos como y por donde). Más información.

2. Una de las plazas más importantes de la ciudad es la Piazza Duomo, que acoge a 3 de monumentos más destacados de Bérgamo. El primero de ellos, claro, es el Duomo, también conocido como Catedral de Sant’Alessandro (patrón de la ciudad). En su interior hay pinturas de Giambattista Tiepolo, entre otros.

3. Seguimos con la Basílica de Santa María Maggiore que se construyó en el año 1.137 como un acto de agradecimiento: en 1.100 una epidemia de peste golpeó la ciudad y los habitantes juraron que si la Virgen les protegía, le dedicarían una iglesia. Y así fue. Merece la pena verla, especialmente por dentro.

4. Aunque hay un edificio en la Piazza Duomo que roba todo el protagonismo: hablamos de la preciosa Capilla Colleoni. posiblemente el edificio más majestuoso de Bérgamo. Fue construida entre 1.472 y 1.476 por Bartolomeo Colleoni, miembro de una de las familias más poderosas de la ciudad, para garantizarse un mausoleo que le diera poder hasta en el más allá. Dicen que los curas de la Basílica de Santa María Maggiore no querían tenerle tan cerca (digamos que muy buen cristiano no era), así que el viejo Colleoni decidió tomar la iniciativa y dejarse de tantas charlas… lo que hizo fue sencillo y efectivo: derribó parte de la iglesia y así encontró el espacio perfecto para construir su casa eterna. ¡Menudo carácter!

Lo que está claro es que la Capilla Colleoni es toda una obra de arte y además es uno de los mejores ejemplos arquitectónicos del Renacimiento italiano. Y poco tardarás en pasar de lo sagrado a lo profano ya que tooooodos los de Bérgamo saben que, si quieres cargarte de buena suerte, tienes que tocar las pelotas de Colleoni. Sí: oíste bien… solo tendrás que buscarlas en la puerta de la capilla y atreverte a tocarlas. Y no busques 2… ¡son 3! La entrada es gratis.

5. A pocos pasos de allí está la Plaza Vieja (Piazza Vecchia), otra joya de la ciudad. Es una plaza medieval que domina el centro de la Ciudad Alta. Todas las calles te llevarán a ella, así que no tienes que preocuparte del mapa ni del gps. in duda, uno de los lugares más bonitos y algo que ver en Bérgamo.

Capilla Colleoni Bérgamo

6. En pleno centro de esta plaza verás una fuente, la Fontana Contarini, que cuenta con una curiosa historia: los leones, símbolo de Venecia, no están colocados allí por casualidad, sino que la fuente fue donada por Alvise Contarini, que por aquel entonces era el gobernante de la República de Venecia (República de la Serenissima). Pero las curiosidades no acaban aquí: en 1885, en pleno Risorgimiento Italiano, la fuente se desmanteló y fue sustituida por un monumento de Giuseppe Garibaldi (aunque finalmente decidieron volver a poner todo como estaba… y el monumento de Giuseppe encontró un sitio en la Ciudad Baja).

7. No dejes la plaza sin ver el Palazzo della Ragione, sede de la Biblioteca Angelo Mai y que en el pasado fue Tribunal. En el suelo de su loggia se encuentra, además, un reloj solar conocido como “lo Gnomone”. Un sitio curioso y bien guapo.

8. Otro Palacio destacable es el Palazzo del Podestá, donde se pueden admirar unos restos arqueológicos romanos (planta baja) y unos frescos del Renacimiento (planta alta). La entrada cuesta 5€ e incluye la visita al Campanone, del que te hablamos a continuación…

9. El Campanone es la Torre Cívica, símbolo de la ciudad. Campanone quiere decir, literalmente “campana grande” y no hace falta un trabajo de investigación muy arduo para entender que en el interior se encuentra una campana de dimensiones notables (de hecho es la más grande de toda Lombardia). Curiosidad: cada día a las 22:00 la campana suena 100 veces. ¿El motivo? Recuerdan que, antaño, las puertas de la ciudad cerraban a esa hora! Por 5€ se pueden subir los 200 y pico escalones que separan la plaza de su famosa campana y disfrutar de las vistas desde allá arriba.

10. Pero no es el único lugar desde donde tener la ciudad a tus pies. Hay otra torre a la que se puede subir: es la Torre del Gombito (abierta en primavera-otoño). Se levantó en el año 1.200 para garantizar la seguridad a la Plaza Vieja. Es gratis.

Campanone de Bérgamo

11. Lo mejor, bajo nuestro punto de vista, es callejear sin rumbo por la Ciudad Alta: solo así descubrirás rincones que no aparecen en blogs o guías de viaje y de esta forma podrás explorar la ciudad “a tu manera”. Eso si, por nada del mundo te pierdas la Via Gombito, llena de locales, tiendas y restaurantes.

12. Y hablando de restaurantes… uno de los platos típicos de Bérgamo es la Polenta y Osei, que traducido sería “polenta (harina de maíz) y pajaritos”. Este plato, que en otros sitios sería un principal, en Bérgamo es ¡un postre! Aquí la polenta realmente no es polenta, sino un bizcocho al ron, cubierto de mazapán y azúcar amarillo y relleno de crema y chocolate, con los pajaritos hechos de mazapán y chocolate. El mejor sitio donde probarlo es la pastelería Nessi.

13. Muy rico, sí… pero no puedes irte de Bérgamo sin probar una polenta de verdad! Un buen sitio, barato e informal, para hacerlo es Polentone Città Alta. Prueba la polenta con ragú de jabalí (6€). También hay opción vegetariana. Si te entusiasma probar la comida local, puedes unirte a este tour de gastronomía tradicional en Bérgamo.

14. ¿Sabías que en Bérgamo se inventó el helado de stracciatella? Dicen que fue en La Marianna, una pastelería/heladería en Largo Colle Aperto, 4, Ciudad Alta. Nosotros entramos a investigar un poquito y el helado nos pareció súper caro (al menos para los precios italianos), así que pasamos de probarlo aquí (indignación incluida) ¿No sabes que es la stracciatella? Es helado de nata con cachitos de chocolate crujiente.

15. Hoy en día se pueden seguir viendo las murallas venecianas de la ciudad. Los venecianos las construyeron allá por 1.561 para defenderse de eventuales ataques, y hoy en día están perfectamente conservadas, tanto que han sido declaradas Patrimonio Unesco. En total hay unos 5 km de muros y pasear sobre ellas es una de las cosas imprescindibles que ver y hacer en Bérgamo (además las vistas de la ciudad baja son ¡wow!). Consejo: ve a ver el atardecer.

Polenta y Osei

16. Llega el momento de regresar a la Ciudad Baja, para hacerlo evita tomar otra vez el funicular y baja por la Salita della Scaletta: las vistas son geniales y las escaleras nos permitirán un atajo (y un ahorro de dinero!). Además pasarás cerca de la pequeña Iglesia de la Madonna del Giglio.

17. Si te gusta el arte tienes que visitar la Accademia Carrara, en la Ciudad Baja. En su interior hay casi 1.800 cuadros, entre los cuales destacan obras de Mantegna, Tiziano, Rubens, Tiepolo, Pinturicchio y Raffaello. La entrada cuesta 12€.

18. Para acabar el día nada mejor que tomar unos spritz o una cervecita en uno de los muchos locales que hay en el  Borgo Santa Caterina. El Beer Garage es muy buena opción si te gusta la cerveza artesana. Precios: 3-6€. Y no, no nos olvidamos de recomendarte la pizzería. Se llama Marechiaro, de verdad que la pizza está buenísima. Se encuentra en Borgo Palazzo, una zona tranquila, residencial y bonita de Bérgamo. También tiene restaurante con platos de mar y tierra pero la pizza está increíble.

19. Uno de los habitantes más famosos de Bérgamo fue el compositor Gaetano Donizetti, que regaló al mundo obras como  “Lucia di Lammermoor”o “L’elisir d’Amore” en la que se encuentra la famosa romanza «Una furtiva lagrima». Se pueden visitar la casa natal, el Museo Donizettiano o aprovechar la estancia para disfrutar de una opera en el Teatro Donizetti. Puedes ver la programación aquí.

20. ¿Tienes varios días? Sube en funicular hasta el Castillo de San Vigilio, donde residían los señores de Bérgamo y que dominaba la ciudad entera desde lo alto a casi 500 metros. En un día claro desde allá arriba se pueden ver pueblos cercanos, el Monte Barti y los Prealpes.

Que ver y hacer en Bérgamo

Esperamos que este artículo con las mejores 20 cosas que ver y hacer en Bérgamo te haya ayudado en tu viaje a esta señorial ciudad cerquita de Milán. Y si tienes dudas o recomendaciones, déjanos un comentario!

Ahorra en tu viaje

Vuelos baratos a Milán: bit.ly/2HFDExy

Alojamiento barato en Milán: booki.ng/2JJpXTA

Alójate con Airbnb y consigue 25€ de descuento: aquí

Actividades en español en Milán: bit.ly/2HGcFBU

Alquila un coche con los mejores descuentos: bit.ly/2xGxOrc

Seguro de Viaje IATI con un 5% de descuentobit.ly/29OSvKt

que hacer en Bergamo

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellenando este formulario nos estás proporcionando datos de carácter personal que serán tratados de forma segura, cumpliendo con el RGPD (Reglamento General de Protección de Datos). La legitimación se realiza a través de tu consentimiento explícito, marcando la pestaña de aceptación. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realices en este blog. Los datos estarán ubicados en los servidores de Webempresa, el proveedor de hosting de Mochileando por el Mundo (política de privacidad de Webempresa). Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y eliminación definitiva de los datos. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra política de privacidad.

Ir arriba