RUTA 66, ETAPA 4: MIAMI – OKLAHOMA

Millas totales: 252
Tiempo estimado: 11-12 horas (se nos ha ido de las manos, lo sabemos)

Lugares de interés de la ruta:

  • Coleman Theater (Miami)
  • Route 66 Vintage Iron (Miami)
  • Sidewalk Highway o Ribbon Road (entre Miami y Afton)
  • Afton Station Packard Museum (5$) y U-Haul Route66 Mural (Afton)
  • Pryor Creek Bridge (Chelsea)
  • Ed Galloway´s Totem Pole Park (Chelsea, gratis)
  • Blue Whale (Catoosa)
  • Route 66 Village (gratis) (Tulsa, gratis)
  • Heart of Route66 Auto Museum (Sapulpa, 5$, no entramos)
  • Route 66 Interpretive Center (Chandler, 5$, no entramos)
  • Chandler Phillips 66 Station (Chandler)
  • Arcadia Round Barn (Arcadia)
  • Pops 66 Soda Ranch (Arcadia)
  • Casa de John Hangrove «OK County 66» (Arcadia)

Ciudades por donde pasa la Ruta:

  • Miami
  • Afton
  • Chelsea
  • Catoosa
  • Claremore
  • Tulsa
  • Sapulpa
  • Bristow
  • Stroud
  • Chandler
  • Arcadia
  • Oklahoma

 

Teníamos especial ilusión por recorrer una parte de la carretera original y apuntamos el tramo que hay entre Miami y Afton en rojo y bien marcado en nuestro mapa. Cual fue nuestra sorpresa al ver que está completamente cubierto de gravilla y que el antiguo asfalto no asoma por ningún huequito. Nos preguntamos si de verdad estábamos en el lugar correcto, la señal así lo indicaba y todos los mapas y apps nos decían lo mismo… ¿nos equivocamos? ¿Han jodido esta parte de la ruta? ¿Era girando a la derecha en vez de a la izquierda en el camino? Pues después de buscar y rebuscar la respuesta es SI, estábamos en el lugar correcto y SI, la carretera la han cubierto de gravilla… malditos!

Para el que quiera visitarlo, el tramo no es de la carretera que circula entre Miami y Afton, sino que hay un desvío a la izquierda (el cruce con la E 140 Rd antes de llegar a Narcissa), que atraviesa campos y granjas y que en teoría es la ruta original. Verás un cartel a la derecha que indica el desvío y otro explicativo a la entrada del camino.

En Afton hay un pequeño museo de la Ruta 66 con una tienda de merchandasing a la entrada y un almacén interior con objetos de la ruta y coches antiguos (5$) al que no entramos. Pero nos quedamos con la antigua camioneta U-Haul que hay en su parking con un mural muy chulo de la ruta en su lateral, invita a quedarse un rato embobado estudiando el resto de etapas que quedan y las que ya llevas encima.

Hay antes de llegar a Chelsea un puente de hierro de los más bonitos que quedan en pie de la ruta. Es el 1926 Bridge (Pryor Creek Bridge). Si lo atraviesas y sigues de frente pasarás por un poblado que tiene toda la pinta de ser medio indio. En el puente conocimos a una familia muy simpatía de Chelsea que nos estuvo contando un poco la historia de los indios en esta parte del país, y nos recomendó visitar un lugar no muy lejos de allí (bueno a unos 70 millas, ejem), donde podríamos encararnos con auténticos búfalos. Lamentablemente se desvía bastante del camino, aunque con la efusividad con la que nos lo recomendaba, o bien es propiedad suya, o bien de verdad está chulo. Aunque no nos quedaríamos con la espinita de ver búfalos por mucho tiempo…

En Chelsea hay algunas atracciones poco importantes, pero unas millas más adelante nos encontramos con el Ed Galloway´s Totem Pole Park, un parque con 11 estructuras indias, incluyendo el tótem de hormigón más alto del mundo, de 30 metros de altura. El parque fue terminado en 1948 y tiene su rollo, además es gratis! Se nota que estamos en tierra de indios, en tierra de Cheerokis!

Cuando buscábamos información sobre la Ruta 66, muchas veces aparecían fotos de una ballena azul en mitad de un parque… ¿Cómo puede ser una ballena de hormigón uno de los lugares más representativos de la icónica Ruta 66? Pues así es señores… Una puñetera ballena azul en un laguito de un mini parque donde la gente incluso se pone a pescar es una de las cosas más fotografiadas de todos los que recorremos las más de 2.000 millas. Vale, nos hacemos los duros… pero en el fondo nos moló mucho llegar hasta este lugar, y a mi especialmente trepar para sacar mi cabezota por uno de los agujeros de la Blue Whale!

Llegamos a la capital del petroleo, Tulsa, donde se encuentra el mejor precio por galón de todo Estados Unidos (bueno, de todo Estados Unidos que nosotros conozcamos por lo menos). Aquí, además de llenar hasta arriba el depósito (aunque esté barata la grandota chupa un huevo y tiene un depósito enorme, así que llenarlo nos cuesta casi 100$, a ver cuando nos dura…), hay varios puntos de interés recomendables, como el BlueDome, las hamburguesas del Hank´s Hamburgers (que estaba cerrado por la tarde al ser lunes y nos cortó el rollo), y algunas de esas señales míticas.

Aunque el que más nos gustó está saliendo de Tulsa, se llama el Route 66 Village, un museo al aire libre con un gigantesco tren, una gigantesca torre de hierro colocada en el sitio donde se extrajo por primera vez petróleo en Tulsa el 25 de junio de 1901, y una gigantesca señal de la Ruta 66.

Unas millas más adelante en Sapulpa hay un museo que puede ser recomendable para los enamorados de los coches antiguos. Nosotros no fuimos, pero por si te pica la curiosidad se trata del Heart of Route66 Auto Museum, (entrada 5$).

La ruta pasa por la localidad de Sapulpa como ya te dijimos, Bristow y Stroud, con algunas cosejas de menor interés y llega hasta Chandler, donde hay uno de los museos temáticos (el Route 66 Interpretive Center, 5$) al que no entramos y no podemos decirte que tal está, y la Chandler Phillips 66 Station, otra gasolinera mítica del año 1930 restaurada y muy coqueta, a esta si que fuimos claramente porque es gratis, y nos encanto!

Para nosotros el día termina pasando por Arcadia. Y aquí una de las visitas de esas estrella y raras es el Pops Arcadia, una cafetería con miles y miles de botellas de cristal en exposición dentro del local, y con una pedazo de botella de Coca-Cola (o lo que se te venga a la cabeza) en la entrada. Te será muy difícil saltarte la salida… lo vas a ver a km de distancia!

Aunque habíamos planeado que este día acabara un poquito más adelante, en Oklahoma, la verdad es que nos liamos mucho intentando seguir la ruta original, metiéndonos por carreteruchas con cruces cada 3 millas, perdiéndonos de vez en cuando y terminamos cruzando una enorme llanura con ranchos de ganado y campos de cultivo, con el sol cayendo frente a nosotros allá por el lejano oeste, con las ventanas abiertas dejando entrar la brisa de la Estados Unidos profunda y con esa sensación de plena libertad que solo te regalan los road trips medio improvisados.

Y aquí tendría que venir la foto de la casa-museo de John Hargrove, «OK County 66», pero si, tenemos que reconocerlo… NO FUIMOS! Tampoco hay que verlo todo la primera vez, ¿no? Así nos dejamos cosas para un futuro viaje. El sitio en si es un lugar mítico de la ruta 66, allí encontrarás las miniaturas de los lugares más emblemáticos de la ruta (las Twin Arrows, el logo del Jackrabbit Trading Post, el motel con habitaciones en forma de tipis de Wigwam, o incluso la Blue Whale!.

Llegamos al Casino Quapaw, y si pensábamos que el de anoche era insuperable nos equivocamos. Este incluso tiene tanque para vaciar las aguas sucias de la furgoneta. Ya tenemos tarea para mañana. No penséis que lo nuestro con los casinos tiene mala pinta, que hoy no hemos gastado ni un dólar en maquinitas 😉

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellenando este formulario nos estás proporcionando datos de carácter personal que serán tratados de forma segura, cumpliendo con el RGPD (Reglamento General de Protección de Datos). La legitimación se realiza a través de tu consentimiento explícito, marcando la pestaña de aceptación. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realices en este blog. Los datos estarán ubicados en los servidores de Webempresa, el proveedor de hosting de Mochileando por el Mundo (política de privacidad de Webempresa). Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y eliminación definitiva de los datos. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra política de privacidad.

Ir arriba