LA REVOLUCIÓN DEL PARKING

Manila -mayo 2012-
Los comienzos no son los mejores:

  • Me intentan abrir la mochila en un paso de peatones, miro atrás y veo un travesti que disimula silbando.
  • Los hoteles son feos y caros. Al final encontramos uno que parece unchollo: algo malo tiene que tener. Y lo descubrimos la noche: era unaespecie de puti.
  • La ciudad es pobre. Sucia. Humeda.
  • El calor es agobiante, estamos cansados, llevamos encima 8 meses de viaje por todo el Sudeste Asiatico.

Viajar es bonito pero no todo son palmeras y playas blancas.
Viajar no es irse de vacaciones, viajar cansa, te entra en la piel, en la nariz, en los músculos, en el cerebro, en los sueños.
Filipinas te catapulta en Sudamerica, o lo que nosotros creemos que es Sudamerica. Los rostros son parecidos a los del otro lado del charco, los noodles dejan espacio a platos de carne, los templos a las iglesias y el espíritu de la gente es más caliente.
Son latinos. Son latinos a los que le gusta el karaoke.
Y las peleas de gallo.
Filipinas fue española. Y se ve. Sobretodo en Manila.
Fue allí, en la capital, y bajo la mirada de la Catedral de la Inmaculada Concepción que los vimos: un grupo de niños que estaban hablando muy animadamente de algo.
Parecía algo muy importante. Extremamente importante. Eran niños con los ojitos brillantes, vivos, rebeldes. Un poco de rebeldía ya la demostraban: aparcados allí donde no debían.

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellenando este formulario nos estás proporcionando datos de carácter personal que serán tratados de forma segura, cumpliendo con el RGPD (Reglamento General de Protección de Datos). La legitimación se realiza a través de tu consentimiento explícito, marcando la pestaña de aceptación. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realices en este blog. Los datos estarán ubicados en los servidores de Webempresa, el proveedor de hosting de Mochileando por el Mundo (política de privacidad de Webempresa). Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y eliminación definitiva de los datos. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra política de privacidad.

Ir arriba