LA RECETA DE LA FELICIDAD


Será que estamos cerca del mar, serán los chapuzones en la piscina, serán las tapas y las cañitas de hoy, será que mis hormonas están alegres, que Rober está de vacaciones o muy probablemente serán los canelones de la Angelines pero en estos días estamos muy felices! ¿Pero qué es la felicidad?
Dicen que la felicidad no es eterna y que solo se vive durante instantes. Pero los instantes forman una eternidad ¿no? Ay, que me estoy metiendo en el berenjenal filosófico y no quiero, que desde que tuve que estudiarme la Fenomenología del espíritu de Hegel y descubrí la verdadera vida de Schopenhauer paso de este rollo totalmente.
Voy a ser más practica: para mí la felicidad es un billete de avión, volver a ver a mi familia, un mojito de fresa o mejor dos, levantarme tarde, comer dumplings, reírme con mis amigas, Rober que friega los platos… Pero sí, definitivamente necesito unos instantes sin felicidad para poder sobrevivir: si comiera continuamente dumpling y bebiera siempre mojitos de fresa pesaría 89 kg sin una semana de dieta y no tendría hígado. Aunque con la excusa Rober tendría que fregar siempre los platos. O comprarme una lavavajillas….
Vale, filosofía, ya te entiendo: para saber lo que es la felicidad hay que probar la ausencia de felicidad. Pero sigo pensando que la felicidad no es algo que nos llega siempre así por así, muchas veces la podemos buscar y encontrar… y aquí la idea del post de hoy: os vamos a regalar 5 recetas para disfrutar de unos instantes felices (y a medida de bolsillo mochilero)

1. Picnic veraniego

¿Hay algo más bonito que tumbarse en la arena, escuchar como las olas rompen en la orilla, dejarse besar por los últimos rayos de sol cuando los niños que se creen un superhíbrido de Messi y Ronaldo han vuelto con su pelotita a casa? (Sí, también el tío peludo como el primo IT que no dejaba de mirarte se ha pirado, ojalá que a un esteticién). Pues sí: hay algo más bonito… llévate un tinto de verano y una tortilla de patata casera y descubrirás que es encontrar la paz de los sentidos!

¿Que no tienes mar, río, lago cerca? Lee la próxima receta…

2. Homecinema

Ya sea el Señor de los Anillos, Star Wars, Kill Bill, Sex & the city, How I meet your mother o los Pitufos… esta noche va a haber maratón en tu tele! Que no falten las palomitas y las coca-colas heladas. Y hablando de helados…para mi uno de chocolate!

¿Que no tienes tele, películas o electricidad? Lee la próxima receta…

3. Bajo un manto de estrellas

Si eres un alma romántica o un buscador de ovnis profesional esta receta te hará feliz! Pilla el coche (la bicicleta mejor que no, a ver si se te cruza ET y se monta en tu cesta) y busca un sitio donde ver bien las estrellas… Cada vez que estoy allí nariz arriba me viene a la mente este dialogo de Pumba y Timon:

¿Que no tienes coche, no eres romántico y te dan miedo los ovnis? Lee la próxima receta…

4. Remenber time

Pon una tarde con amigas, pon unas fotos y unos recuerdos de hace años: risas garantizadas… ya sea porque llevabas dos mechas rubias en la frente, o por los litros de lagrimas perdidas por el buenorro de Alberto, que ahora está calvo, pesa como 5 Albertos de entonces y sigue teniendo acné, o por las anécdotas que solo vosotras podéis entender! Esta es una receta de la felicidad que no falla nunca!

¿Que no tienes amigos? ¿Te sigue gustando Alberto y sigue pasando de ti? ¿Eres Alberto? Lee la próxima receta…

5. Fotografiando por ahí

Siempre soñamos con viajar al otro lado del mundo para descubrir cosas extraordinarias cuando muchas veces las tenemos ante nuestros propios ojos: sal de tu casa con cámara en mano y disfruta de tu pequeño pueblo, de tu mediana ciudad o de tu grande metrópoli como si fueras un guiri extraterrestre. Ya verás que hay montones de cosas que siempre han estado allí y a las que nunca has prestado atención… y te sorprenderán!

¿Que no tienes cámara? ¿No vives en un pueblo ni en una ciudad mediana ni en una metrópoli? (¿Dónde vives hijo?) Lee la próxima receta…

6. Felicidad a medida

Realmente no te hace falta una receta que se haya escrito en un blog de viajes… solo busca las pequeñas cosas que te sacan una sonrisa y disfrútalas: prepara una cenita para tu dulce mitad, sal a bailar con tus amigas, pasa tiempo con tus padres, lleva a tus primos al parque, pasea tu perro, lee un libro, sal por tu pueblo/ciudad a tirar unas fotos a las cosas de siempre, con ojos nuevos…Vive de manera simple y disfruta de las pequeñas cosas: la felicidad es fácil de alcanzar, solo tienes que ir a por ella!

Y cuando el instante feliz acaba, digiérelo y busca más. Ya sé que parece que vivo a medio camino entre la isla de nunca jamás, los mundos de Yupi y la luna de Valencia, pero te aseguro que vivo en la Tierra, como tu.

¿Qué receta vas a tomar? ¿Conoces otras formulas para ser feliz? ¿Cuál es tu receta de la felicidad?

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

10 comentarios en “LA RECETA DE LA FELICIDAD”

  1. Genial el blog, la página, los comentarios, las ayudas para mochileros, las fotos y el ingenio de los dos…cierto es, que no nos hace falta una receta encontrada en un blog, pero como digerir que lo que te da felicidad te da infelicidad e intentar buscarla de nuevo en otras pequeñas cosas/momentos/personas… tarea ardua. Vuestro blog es un poco como os gusta a vosotros el país de nunca jamás, adentrarse en una nueva historia e intentar ser el protagonista…eso sí, mochila en mano!
    Felicidades por el trabajo!

  2. Holussss estoy leyendo varias cosas de su blog, que me encanta.

    Solo quiero recordarle a todos: si ahorita no haces lo que te gusta, entonces ¿cuándo? Nadie te asegura que vivirás un día más.

    Me encanta este blog, ando súper entretenido con él, y probablemente pronto me emprenda en una pequeña aventura. Si sí, les contaré cómo estuvo. Abrazos directamente desde México 😉

    1. Hola Stan. Compartimos al 100% tu reflexión y te agradecemos que la compartas con nosotros. Ojala que tu aventura esté plagada de buenos momentos y recuerdos inolvidables, estamos seguros de ello. Un abrazo fuerte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellenando este formulario nos estás proporcionando datos de carácter personal que serán tratados de forma segura, cumpliendo con el RGPD (Reglamento General de Protección de Datos). La legitimación se realiza a través de tu consentimiento explícito, marcando la pestaña de aceptación. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realices en este blog. Los datos estarán ubicados en los servidores de Webempresa, el proveedor de hosting de Mochileando por el Mundo (política de privacidad de Webempresa). Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y eliminación definitiva de los datos. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra política de privacidad.

Ir arriba