MINI-DESAFIO DE UNA QUEJICA CON BUENA VOLUNTAD I

Llevo un tiempo un pelín amargada, con la sensación de tener todo el tiempo del mundo y no saber aprovecharlo, queriendo hacer cosas en mi mente y no poder concretarlas en la vida real. Cosas sencillas eh, dibujar más (sin la pretensión de ser una nueva ‘Picassa’), escribir más y mejor (dejando de lado artículos que hablen de que ver en Praga gratis), tener más tiempo para mi… buah parece muy sencillo pero no lo es tanto. ¿O sí?

Quizás tengo un master imaginario en invención de excusas, esto si que lo sé hacer bien. En fin. Me propuse desafiarme. Y como verba volant scripta manent he decidido dejarlo bien clarito en este post, ya sabes… mejor me comprometo públicamente para tener más presión en acabar con mi intento! El empujón me lo dio Maga cuando leí su nueva locura creativa en un restaurante libanés en Skopje, fue cuando lo tuve claro: para cambiar las cosas hay que comenzar con cambiar uno mismo.

Este mini-desafio de una quejica con buena voluntad va a durar 21 días *no van a ser días seguidos, van a ser ‘semanas improvisadas’* y está dividido en 3 partes… esta semana los retos son:

1) MEDITACIÓN
Nunca fue algo que me llamase mucho la atención pero la verdad es que últimamente estoy viendo/leyendo/recibiendo muchas señales para seguir quedandome sin reaccionar. Soy una chica muy impulsiva, que pierde los nervios con facilidad y que además tiene un cacao mental constante. Puede que aprender a meditar me ayude a escucharme más o puede que no. Por esto voy a intentarlo, para quitarme las dudas.

2) BEBER SOLO AGUA Y TÉ
Menuda tontería, dirás. Pues sí, lo es. Pero es que la coca cola está tan rica, con esas burbujas chispeantes, la quiero tanto que estoy hasta feliz de tener los ojos marrones, como ella *no me refiero a sus ojos, que sé que no tiene*. Tan buena y tan mala la cabrona. Así que la idea es desenamorarme de coca & co y beber solo agua y té. Más limpia imposible.

3) COMER MÁS VERDURAS
Uy las verduras. Desde hace unos años he aprendido a comer -algunas- verduras (lechuga, coliflor, judías ni de coña) pero es cierto que soy más carnívora que vegetariana… y quiero que esto cambie. Además ya aprendí a hacer unas albóndigas vegetales que volverían loco al mismo Chicote osea que creo que lo voy a llevar bien 🙂

4) HACER EJERCICIO CADA DÍA
Ah ah ah. Me río. Si antes dije que podría tener un master en invención de excusas ahora toca decir que tengo un doctorado en invención de excusas para no hacer ejercicio. Ayer mismo hice un puñado de abdominales y hoy tengo agujetas. Estoy hecha mierda y esto hay que cambiarlo *sigo pensando en cómo pude acabar el trekking del Tongariro sin hacerme el harakiri durante el recorrido y sin lanzarme cual polilla suicida al cono del volcán*. La idea es hacer una rutina de ejercicios ligera porque me conozco y puedo llegar a obsesionarme los primeros dos días y dejarlo todo el tercero. Poco a poco, para que no me aburra y no lo deje a la mitad, como siempre.

5) ESCRIBIR UN POST AL DÍA
Me encanta escribir y cada vez me doy cuenta de lo terapéutico que puede llegar a ser. Voy a aprovechar este desafío para escribir más (tanto en el blog como offline).

6) KEEP CALM!
Lo que tengo que aprender es a contar hasta 10. Tengo un carácter un pelín especial y suelo saltar más que un masai durante una fiesta *buahaha, en fin*. Espero que la meditación me pueda ayudar un poco a respirar, tranquilizarme y relajarme antes de montar la tercera guerra mundial por cualquier chorrada. Oooooommm.

7) 10’ MARATÓN ESCRITURA
Escribir durante 10 minutos sin parar, sin levantar las manos del teclado, sin pensar demasiado en lo que estoy haciendo. 10 minutos no son muchos pero pueden salir cosas majas, en el pasado hice un desafío creativo en diario de una travelholic que se llamaba eravamo 4 neuroni al bar’, podría hacerlo para mochileando también, puede ser divertido.

8) PINTAR CADA DÍA
Algo que echo mucho de menos es pintar. Cuando era pequeña lo hacía muchísimo, tanto que mi madre me decía que le costaba más en pinceles, acuarelas y colores que en comida *y nunca fui una chica que comiese poco eh?*. En el último viaje por los Balcanes tuve muchísimas ganas de sentarme y pintar, así que ahora que estoy de nuevo en casa voy a quitarme las ganas.

9) 1 HORA DE B&B (BEACH&BOOK)
Vivir en Andalucía es un autentica gozada. Hoy 3 de noviembre hay sol, cielo azul y 24 grados que sientan divinamente, además que vivimos a 5 minutos de la playa… vamos que durante esta semana voy a disfrutar de una playa para mi y un libro. Por lo menos una hora al día! Esto no va a ser mucho sacrificio, la verdad.

10) ACABAR EL DESAFÍO
Lo más difícil: ¿conseguiré acabar este mini-desafio? Casi nunca termino lo que empiezo… a ver si esta vez va a ser diferente. En el papel no parece difícil, lo que pasa es que la realidad a veces es un poco puñetera, ¿o soy yo?

Dentro de una semana voy a publicar los resultados *suspendidooo, que nooo* y a publicar la II parte del desafio de una quejica con buena voluntad.

¡Mucha auto-suerte a mi!

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

9 comentarios en “MINI-DESAFIO DE UNA QUEJICA CON BUENA VOLUNTAD I”

  1. Mucho ánimo con ese desafío que merece la pena intentar!!! Eres una valiente, porque una lista con 10 cosas, son muchas cosas… pero bueno, ahí estará la satisfacción de que al menos algunas sino todas cumplirás, y probablemente con este desafío y en público (jejejjej) sea la única manera de conseguirlo.Ya no tienes escapatoria, lo sabemos todos… ;-P
    Aiiins, si es que deberíamos proponernos todos un reto así!! jejjejeje
    Un abrazo wapa!

  2. Me encantan tus propositios! El de la meditaicón a mi me esta ayudando mucho porque tambien voy revoluciona por la vida, bueno hago por skype terapia de mindfunless con una amiga que vive en malaga y yo vivo en Barcelona todo hiper low cost bueno digo gratis
    y lo del deporte a mi ayudo mucho durante mi epoca de nini que eso si que es duro!!! mucho animoo bonica muakkk

  3. Leti! Lo de la meditación diaria también lo estoy aplicando después de leer a Maga y cambia muchas cosas. Este mes es Nanowrimo que no si lo has escuchado pero es una quedada a nivel mundial para escribir una novela de 50000 mil palabras en un mes. Sin correcciones, solo lo que salga.
    Como ves cada vez somos más las quejicas de buena voluntad jajaja.
    Me ha encantado tu idea y buenísima suerte!!
    🙂

  4. Jajajajajjajaja, muy bueno este auto-análisis, aunque si te crees que eres rarita, siento decepcionarte al confesarte que no eres la única…me uno al club!!
    Muchas gracias por sacarme una sonrisa desde por la mañana..Por cierto! lo de la meditación lo he puesto en práctica y funciona!!!!!!!!!!!!!
    Espero ansiosa esos resultados jajajaja
    Besos de los 3!!!

  5. Pingback: 21 días de Minidesafío para vencer la pereza - Puentes en el Aire

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellenando este formulario nos estás proporcionando datos de carácter personal que serán tratados de forma segura, cumpliendo con el RGPD (Reglamento General de Protección de Datos). La legitimación se realiza a través de tu consentimiento explícito, marcando la pestaña de aceptación. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realices en este blog. Los datos estarán ubicados en los servidores de Webempresa, el proveedor de hosting de Mochileando por el Mundo (política de privacidad de Webempresa). Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y eliminación definitiva de los datos. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra política de privacidad.

Ir arriba