GUÍA PARA SOBREVIVIR A LAS VACACIONES DE VERANO

Las vacaciones de verano están a la vuelta de la esquina y ya sabemos que no hay nada que te haga más feliz que tomarte unos días de desconexión. Pero te avisamos: si no llevas cuidado puedes caer en las típicas trampas para el turista que harán que tus vacaciones se conviertan en un infierno.

Con el objetivo de evitarte estos malos ratos hemos preparado una súper guía con consejos para sobrevivir a las vacaciones de verano, así que pon los cinco sentidos y toma nota de cada uno de ellos, que no queremos repetírtelas cien veces. Ah, y luego no nos digas que no te habíamos avisado!

ELIGE BIEN A TUS COMPAÑEROS

Elegir el compañero de aventura perfecto es algo muy importante. Hay amigos que cuando viajan pasan de ser un achuchable osito a algo parecido a un gremlin mojado. Pero no son  los únicos, aquí van unos cuantos prototipos de anticompañeros de viaje: están los vagos, que durante las dos semanas de vacaciones pasan el 90% del tiempo en el hotel; los culturetas, que parece que se hayan tragado una enciclopedia y de repente les sale su alma de tour-guide; los fiestukis, que duermen durante el día y despiertan a las 9 para ponerse to guapos y darlo todo en la disco; están los lagartos, que pasan entre 10 y 15 horas bajo los rayos del sol; y los quejis, a los que nunca les parece bien nada.

¿Cómo saber que ninguno de tus amigos esconde uno de estos seres en su interior? En realidad no hay métodos infalibles, hasta el componente más tierno e insospechado del grupo puede esconder un monstruo en su interior, así que solo te queda jugártela. Pero ten en cuenta una cosa, si encuentras a tu compañero de viaje perfecto, no lo dejes escapar nunca.

Tras la lucha siempre llega la paz

ATRÉVETE A VIAJAR SOLO

¿No encuentras a nadie que quiera compartir viaje contigo (y eso que estarías dispuesto a llevarte a compañeros gremlins)?. Pues, ¡viaja solo! Ya eres mayorcito y no te hace falta tu mami que te ponga crema en la espalda, ni tu amorcito que te diga qué, dónde y cuándo se hacen las cosas. Es normal que al principio te asuste, pero créenos, salir de tu zona de confort es algo que agradecerás mucho.

Además la alternativa es quedarte en casa empapado de sudor mientras ojeas blogs de viajes y miras repeticiones de series que conoces de memoria o peor todavía… te aficionas al Sálvame. ¡Sálvate tú y sal a la aventura!

¿Que puede pasar? ¿Que se te una un grupo de cabras? Pues, no pasa na!

¿MAR O MONTAÑA? ELIGE BIEN TU DESTINO

¿A estas alturas y todavía no has decidido tu destino? Suele pasar que uno se vuelva loco buscando información sobre miles de lugares y al final lo que se consigue es estar todavía más perdido. Hazte una sola pregunta: ¿qué te pide el cuerpo? Parece una estupidez pero si al ver una foto de un destino te emocionas un poquito más que con las del resto, bingo! No te fuerces a hacer cosas que sabes que no te gustan, estas son tus vacaciones y las tienes que disfrutar a tope.

Sin embargo en ocasiones lo que te pide el cuerpo es cambiar radicalmente de estilo: basta con tanta playa y tanto chiringuito, este año me apetece irme a recorrer las montañas de Georgia! ¿Quién te impide hacer una locura?

DATE ALGÚN QUE OTRO CAPRICHO…

Estás de vacaciones y te lo mereces así que cuídate un poquito hombre! (sin volver a casa rodando ni con la cuenta en números rojos ¿eh?). Cena en aquel restaurante de la playa tan bonito… y hablando de bonito: no, el atún en lata no es una buena cena a base de pescado, así que no seas rácano, ya tendrás tiempo de ahorrar a la vuelta.

Todavía nos escuece la cuenta… pero que rico estaba todo!

DILE ADIÓS A LA TECNOLOGÍA

Deja de revisar el correo, apaga el teléfono, resiste a la tentación de cotillear en Facebook y sobre todo… disfruta de las vacaciones. En esta era tecnológica parece ser más importante sacar una foto del atardecer que disfrutarlo en directo, o estar de mala leche por no tener wifi y no poder compartir en las redes sociales lo bien que te lo estás pasando. Estás de vacaciones, también de las redes sociales, recuérdalo. Única excepción: enviar un mensaje al día para que tu madre sepa que ni te ha comido un tiburón ni te ha raptado una mafia china. Eso no va a cambiar nunca: aunque tengas 20 años en cada pata, sigues siendo su pequeñín indefenso.

Palabra clave: relax!

LAS VACACIONES PERFECTAS NO EXISTEN

No hagas caso a las fotos de los catálogos de las agencias de viaje, ni a las películas donde todo sale siempre bien ni a cuentos de hadas: las vacaciones perfectas no existen, y si existieran serían un aburrimiento infinito. Tener algún pequeño contratiempo (¡nada grave!) será algo que en ese momento te parecerá un mundo, pero al final lo recordarás como una aventurilla más en el camino.

Aquella vez que, en Myanmar, nos llenamos de barro hasta las cejas…

Te lo cuenta una que perdió el primer vuelo de su vida y que se tuvo que gastar más de la mitad del presupuesto en otro billete para el día siguiente. Intenta siempre tener actitud positiva y proactiva, disfrutar de los pequeños detalles y entrar en contacto con la cultura local. De esta forma verás como tus vacaciones se transformarán en un autentico viaje.

¿Tienes otros consejos para sobrevivir a las vacaciones? Déjanos un comentario!

Photocredit de la foto de portada

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellenando este formulario nos estás proporcionando datos de carácter personal que serán tratados de forma segura, cumpliendo con el RGPD (Reglamento General de Protección de Datos). La legitimación se realiza a través de tu consentimiento explícito, marcando la pestaña de aceptación. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realices en este blog. Los datos estarán ubicados en los servidores de Webempresa, el proveedor de hosting de Mochileando por el Mundo (política de privacidad de Webempresa). Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y eliminación definitiva de los datos. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra política de privacidad.

Ir arriba